Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para abril, 2014

Abril 30


Comida para el pensamiento.

Esperar y actuar

¿Pareces haberte pasado la mayor parte de tu vida esperando algo? ¿Esperando a los Santos Reyes, esperando a ser mayor, esperando casarte, esperando procrear un hijo o tener un mejor empleo? Cuando nos unimos a TA, esperamos el momento en que estaremos delgados, pensando que seguramente todo será como queremos que sea.

Es importante que empecemos a vivir plenamente ahora, en vez de proyectar nuestra satisfacción a un futuro indefinido. En vez de esperar al mañana, obedezcamos a nuestra voz interior hoy mismo. En vez de comernos otro bocado que no necesitamos, disfrutemos de la comida planeada que tenemos enfrente de nosotros. En vez de esperar a estar delgados, volvámonos más activos ahora, aunque lo único que hagamos sea salir a dar una vuelta a la manzana.

Hay algunas cosas para las que se necesita esperar pacientemente. Pero hay otras que requieren de nuestra acción para que sucedan.

Señor, concédeme la sabiduría para saber cuándo esperar y cuándo actuar.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El programa de T.A. es un programa de fe porque descubrimos que debemos tener fe en un Poder Superior a nosotros mismo si hemos de lograr la sobriedad. Somos impotentes ante la comida, pero cuando entregamos a Dios nuestro problema de la comida tenemos fe en que Él puede darnos toda la fortaleza que necesitamos, entonces hemos vencido el problema de la tragada. La fe en ese Divino Principio del Universo, al que llamamos Dios, es la parte esencial del programa de T.A.

–  ¿Es todavía fuerte la fe en mí?

Meditación del Día.

Todo ser es un hijo de Dios y como tal está lleno de promesas de progreso espiritual. Cuando una persona es joven es como el tiempo de primavera del año. El tiempo preciso de dar fruto no ha llegado todavía, pero existe una promesa en el florecimiento. Existe una chispa de lo Divino en cada uno de nosotros. Cada uno tiene algo del espíritu de Dios que puede ser desarrollado mediante el ejercicio espiritual. Nuestra vida está llena de alegres promesas. Esas bendiciones pueden ser suyas, esas alegrías y esas maravillas, en la medida en que desenvuelva la luz del sol del amor de Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda desarrollar la divina chispa dentro de mí. Pido que al hacerlo pueda realizar la promesa de una vida más plena.

Reflexión diaria A.A.

Una Gran Paradoja

“Esas herencias de sufrimiento y recuperación pasan fácilmente de un alcohólico a otro. Son nuestro don de dios, y el conferirlo a otros semejantes a nosotros es el único objetivo que hoy en día nos anima a los miembros de A.A. en todo el mundo.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 159-160

La gran paradoja de A.A. es que yo sé que no puedo quedarme con el precioso don de la sobriedad a menos que lo pase a otro.

Mi propósito primordial es mantenerme sobrio. En A.A. no tengo ninguna otra meta y la importancia de esto es cuestión de vida o muerte para mí. Si me desvío de este propósito, pierdo. Pero A.A. no es solamente para mí; es para el alcohólico que aún sufre. Multitud de alcohólicos en recuperación permanecen sobrios compartiendo con compañeros alcohólicos. La vía hacia mi recuperación está en enseñar a otros en A.A. que cuando yo comparto con ellos, todos crecemos en la gracia de un Poder Superior, y estamos en el camino del destino feliz.

El lenguaje del adiós.

Equilibrio.

La meta es el equilibrio.

Necesitamos equilibrio entre el trabajo y la diversión. Necesitamos equilibrio entre el dar y el recibir. Necesitamos equilibrio entre pensamientos y sentimientos. Necesitamos equilibrio entre el cuidado de nuestro aspecto físico y el cuidado de nuestro aspecto espiritual.

En una vida equilibrada hay armonía entre la vida profesional y la vida personal. Habrá veces en que en el trabajo necesitemos escalar montañas. Otras, en que pongamos energía adicional a nuestras relaciones. Pero el panorama general necesita ser equilibrado.

Al igual que una dieta nutricional equilibrada toma en cuenta nuestras necesidades nutricionales para permanecer sanos, una vida equilibrada toma en cuenta todas nuestras necesidades: nuestra necesidad de amigos, trabajo, amor, familia, diversión, tiempo en privado, tiempo para la recuperación y tiempo para la espiritualidad, tiempo con Dios. Si nos apartamos del equilibrio, nuestra voz interior nos lo dirá. Necesitamos escucharla.

Hoy examinaré mi vida para ver si la balanza se ha inclinado demasiado en algún aspecto y no lo suficiente en otro. Trabajaré para lograr el equilibrio.

Abril 29


Comida para el pensamiento.

No juzgarás

Cuando hemos recibido el don de la abstinencia y nos hemos librado del exceso de peso, a veces tendemos a exagerar nuestras críticas hacia aquellos que aún no han tenido éxito con la parte física del programa. Quizá también critiquemos particularmente a los que es obvio necesitan el programa, pero que aún no están dispuestos a probarlo.

Y también algunos de nosotros resentimos la presencia de aquellos que llegan al programa con muy poco sobrepeso, o de los que tienen un peso normal, pero que sin embargo, sufren de la compulsión de comer en exceso.

En vez de preocuparnos acerca de los demás y de tratar de emitir un juicio acerca de sus necesidades y esfuerzos, sería mejor que nos concentráramos en nuestro propio progreso. Únicamente Dios entiende por completo en donde nos encontramos en un momento dado y solamente Él puede juzgar nuestra sinceridad y crecimiento interior. Podemos ayudarnos y apoyarnos unos a otros, pero cada uno de nosotros es responsable ante nuestro Poder Superior.

Abstenerse de juzgar a los demás es dejar de tratar de comparar las peras con las manzanas. Cada uno de nosotros es único y cada quien crece interiormente de acuerdo con su esquema individual.

Que no desperdicie tiempo y energía juzgando a los demás.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El programa de T.A. es un programa de fe, esperanza y caridad. Es un programa de esperanza porque cuando llega un nuevo miembro a T.A. la primera cosa que obtiene es esperanza. Escucha a los miembros más antiguos contar cómo ellos han pasado por la misma clase de infierno por el que él ha pasado y cómo ellos hallaron el camino a través de T.A. Y esto le brinda esperanza que, si ellos pudieron hacerlo también él puede.

–  ¿Es fuerte todavía la esperanza en mí?

Meditación del Día.

La regla del reino de Dios es orden perfecto, perfecta armonía, perfectas disposiciones, amor perfecto, perfecta honradez, obediencia perfecta. No existe discordia en el reino de Dios, solamente algunas cosas aún no conquistados en los hijos de Dios. Las dificultades de la vida son causadas por la falta de armonía en el individuo, ya sea hombre o mujer. Las personas carecen de fuerza porque carecen de armonía con Dios y entre sí. Piensan que Dios fracasa, porque en sus vidas no está manifestado el poder. Dios no fracasa. La gente fracasa porque no está en armonía con Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda estar en armonía con Dios y con mis semejantes. Pido porque esta armonía dé como resultado la fortaleza y el éxito.

Reflexión diaria A.A.

Autonomía De Grupo

“Algunos pueden pensar que hemos llevado al extremo el principio de la autonomía de los grupos. Por ejemplo, en su forma original “larga”, la Cuarta Tradición declara: “Dos o tres personas que se reúnen con el propósito de adquirir la sobriedad, pueden llamarse a sí mismas un grupo de A.A., siempre y cuando que como grupo no tengan otra afiliación” * . . . Pero esta libertad extrema no es tan peligrosa como parece.

A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 101

Como alcohólico activo, yo abusé de todas las libertades que la vida me ofrecía. ¿Cómo podía A.A. esperar que yo respetara la “libertad extrema” concedida por la Tradición Cuatro? Aprender a respetar se ha convertido en un trabajo para toda la vida.

A.A. ha hecho que yo acepté completamente la necesidad de la disciplina y que, si no me la impongo desde dentro, pagaré las consecuencias. Esto se aplica también a los grupos. La Tradición Cuatro me encamina en una dirección espiritual a pesar de mis inclinaciones alcohólicas.

El lenguaje del adiós.

Inicia relaciones.

Frecuentemente podemos aprender mucho acerca de nosotros mismos de la gente a quien atraemos.

A medida que progresamos en la recuperación, aprendemos que ya no podemos seguir estableciendo relaciones únicamente sobre la base de atracción. Aprendemos a ser pacientes, a permitirnos tomar en cuenta hechos importantes y a procesar información acerca de esa nueva persona.

Por lo que estamos esforzándonos en la recuperación es por tener una atracción sana con la gente. Nos permitimos ser atraídos por gente que ya es, no por su potencial o por lo que tenemos la esperanza de que sea.

Cuanto más trabajemos los asuntos relacionados con nuestra familia de origen, descubriremos que vamos necesitando trabajar menos esas mismas cuestiones con la gente que nos atrae. Resolver nuestros asuntos del pasado nos ayuda a formar nuevas y más sanas relaciones.

Entre más superamos nuestra necesidad de cuidar en exceso a los demás, descubriremos que nos atrae menos la gente que necesita que la estén cuidando constantemente.

Entre más aprendemos a amarnos y a respetarnos, más nos veremos atraídos por gente que nos amará y respetará y a quien podremos amar y respetar, sin peligro.

Este es un proceso lento. Necesitamos ser pacientes con nosotros mismos. El tipo de personas que descubrimos que nos atrae no cambia de la noche a la mañana. Ser atraídos por gente disfuncional es algo que sigue sucediendo ya bien adentrados en la recuperación. Eso no significa que debamos permitirnos que eso nos controle. El hecho es que iniciaremos y mantendremos relaciones con la gente con la que necesitamos estar hasta que aprendamos lo que necesitamos aprender, no importa cuánto tiempo hayamos estado en recuperación.

No importa con quien nos estemos relacionando y qué descubramos que está ocurriendo en la relación, el asunto sigue siendo nuestro, y no de la otra persona. Esa es la médula, la esperanza y el poder de la recuperación.

Podemos aprender a cuidar de nosotros mismos durante el proceso de iniciar y establecer relaciones. Podemos aprender a ir despacio.

Podemos aprender a poner atención. Podemos permitirnos cometer errores, aunque ahora ya sepamos mejor cómo comportarnos.

Podemos dejar de echarle la culpa de nuestras relaciones a Dios y empezar a asumir la responsabilidad de ellas. Podemos aprender a disfrutar de las relaciones sanas y apartarnos más rápido de las que son disfuncionales.

Podemos aprender a ver lo que nos conviene, en vez de lo que le conviene a la otra persona.

Dios mío, ayúdame a prestar atención a mis conductas durante el proceso de iniciar relaciones. Ayúdame a asumir la responsabilidad que tengo para conmigo mismo y para aprender lo que necesito aprender. Confío en que la gente que quiero y necesito vendrá a mi vida. Entiendo que si una relación no me conviene, tengo el derecho y la capacidad para rehusarme a establecerla, aunque la otra persona piense que a ella si le convendría. Estaré abierto a las lecciones que necesito aprender acerca de mí en mis relaciones, para estar preparado para establecer las mejores relaciones posibles con la gente.

Abril 28


Comida para el pensamiento.

Fracaso

Si el programa de TA exigiera perfección todos seríamos un fracaso. Nuestra meta es el progreso, no la perfección, ya que nadie de nosotros será nunca perfecto. Se dice que la única vez que fracasamos dentro de TA es cuando no intentamos de nuevo. Cuando damos tumbos o resbalones en cuanto a nuestra abstinencia física o en nuestra vida emocional y espiritual (y las tres siempre están relacionadas), lo importante es levantarnos y seguir adelante. Podremos perder batallas aquí y allá, pero si nos apoyamos en nuestro Poder Superior, ganaremos la guerra.

Ninguno de nosotros está libre de la tentación. Aunque nos abstengamos de comer en forma compulsiva podemos caer en la autocompasión, la envidia o la ira. Siempre está ahí el peligro del orgullo y de la obstinación. Quizá es a través de nuestros errores que nos volvemos suficientemente humildes para buscar y aceptar la ayuda de Dios. Sí pudiéramos solos, no tendríamos necesidad de un Poder Superior. Un fracaso es una oportunidad para empezar de nuevo.

Que a través de mis fracasos puede aprender con humildad a caminar más cerca de Ti.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Estamos tan contentos de habernos liberado de tragar que hacemos algo acerca de ello. Entramos en acción. Asistimos regularmente a las juntas. Salimos y tratamos de ayudar a otros tragones. Transmitimos las buenas noticias siempre que tenemos oportunidad. Con espíritu de agradecimiento a Dios entramos en acción. El programa de T.A. es sencillo. Sométase a Dios, encuentre la liberación de la comida y entre en acción. Haga estas cosas y siga haciéndolas y estará liberado para el resto de su vida.

–  ¿He entrado en acción?

Meditación del Día.

La búsqueda eterna de Dios tiene que ser la orientación de las almas. Debe usted buscarlo y unirse a Él. A través de las zarzas, a través de desolados lugares, por las cimas de las montañas, en el fondo de los valles, Dios lo conduce. Pero la ayuda de su mano siempre se mueve en dirección de Dios. Es glorioso seguir donde va el maestro. Está usted buscando la oveja perdida. Está usted llevando las buenas nuevas a lugares donde no han sido conocidas antes. Puede usted no saber a qué alma ayudará, pero puede dejar todos los resultados a Dios. Tan sólo vaya con Él en su eterna búsqueda de almas.

Oración del Día.

Puedo seguir a Dios en Su eterna búsqueda de almas. Pido poder ofrecer a Dios la ayuda de mi mano.

Reflexión diaria A.A.

Dos “Normas Magnificas”

“Todo el progreso de A.A. se puede calcular en función de solamente dos palabras: humildad y responsabilidad. Todo nuestro desarrollo espiritual puede medirse con precisión conforme al grado de apego que tengamos a estas magníficas normas.”

COMO LO VE BILL, p. 271

Reconocer y respetar los puntos de vista, los logros y las prerrogativas de otros, así como aceptar estar equivocado, me enseña el camino de la humildad. La práctica de todos los principios de A.A. e todos mis asuntos me guía a ser responsable. Hacer honor a estos preceptos me da creencia en la Tradición Cuatro – y en todas las demás Tradiciones de la Comunidad. Alcohólicos Anónimos ha desarrollado una filosofía de vida llena de válidas motivaciones, ricas en grandes principios y en valores éticos, una forma de ver la vida que puede extenderse más allá de los confines de la población alcohólica. Para hacer honor a estos preceptos solamente tengo que orar y cuidar de mis compañeros humanos como si cada uno de ellos fuera mi hermano.

El lenguaje del adiós.

Ira contra miembros de la familia.

Muchos de nosotros sentimos ira contra ciertos miembros de nuestra familia. Algunos de nosotros tenemos una gran ira e indignación, una ira que parece continuar año con año.

Para muchos de nosotros, la ira fue la única manera de romper con un vínculo enfermizo entre un miembro de la familia y nosotros. Fue la fuerza que nos impidió seguir siendo cautivos –mental, emocional y a veces espiritualmente- de algunos miembros de la familia.

Es importante que nos permitamos sentir –y aceptar- nuestra ira hacia algunos familiares sin sentirnos culpables o avergonzados.

También es importante que examinemos nuestros sentimientos de culpa en relación con algunos miembros de la familia, ya que con frecuencia la ira y la culpa están entretejidas.

Podemos aceptar, agradecer incluso, nuestra ira por habernos protegido. Pero también podemos fijarnos otra meta: asumir nuestra libertad.

Una vez que lo hagamos, ya no necesitamos nuestra ira. Una vez que lo hagamos, podremos perdonar.

Tengamos pensamientos amorosos, tengamos pensamientos curativos hacia los miembros de la familia. Pero permitámonos sentir toda laira que es necesario sentir.

En algún momento esforcémonos por acabar con la ira, pero necesitaremos ser gentiles con nosotros mismos si empiezan a aflorarlos sentimientos de vez en cuando.

Dale gracias a Dios por los sentimientos. Siéntelos. Libéralos.

Pídele a Dios que bendiga a nuestras familias y cuide de ellas.

Pídele a Dios que nos ayude a asumir nuestra libertad y a cuidar de nosotros mismos.

Dejemos que la dorada luz de la curación brille sobre todos los que amamos y sobre aquellos hacia quienes sentimos ira. Dejemos que la dorada luz de la curación brille sobre nosotros.

Confiemos en que está teniendo lugar la curación, ahora mismo.

Ayúdame a aceptar las potentes emociones que pueda sentir hacia miembros de mi familia. Ayúdame a sentir gratitud por la lección que ellos me están enseñando.

Acepto la luz dorada de la curación que está brillando ahora sobre mi y sobre mi familia. Le doy gracias a Dios porque la curación no siempre viene en un paquete limpio y bonito.

Abril 27


Comida para el pensamiento.

La comida no es una panacea

A pesar de lo que hayamos creído nosotros, los tragones, la comida no resuelve nuestros problemas emocionales o espirituales. La comida no puede llenar de amor nuestro corazón, no importa cuánto comamos. En vez de diluir nuestras dificultades con la familia, los amigos y con nosotros mismos, la comida las multiplica.

Si nuestro problema fuera que no tuviéramos qué comer, entonces la comida sería la solución. Es posible que estemos excedidos de peso y mal nutridos al mismo tiempo si comemos lo que no debemos. Sin embargo, para la mayoría de nosotros, el problema es simplemente que nos gusta comer demasiado. La única cura universal para ese problema es ¡comer menos!

La buena noticia para los tragones es que ahora es posible llevar una vida de abstinencia y de control. Nuestra enfermedad no tiene por qué destruirnos. Cuando reconocemos que hemos estado usando la comida para que haga lo que sólo nuestro Poder Superior puede hacer, estamos en camino de la recuperación. En vez de recurrir a la comida para aliviar nuestros dolores y satisfacer nuestros antojos, nos volvemos a Dios.

Gracias por apoyarme.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Sometiéndonos a Dios somos liberados del poder de la comida. Ya no nos tiene sujetos. Somos liberados también de las cosas que nos hundían: el orgullo, el egoísmo y el temor. Y somos libres para progresar en una vida que es incomparablemente mejor que la antigua vida. Esta liberación nos proporciona serenidad y paz con el mundo.

–  ¿Me he liberado del poder de la comida?

Meditación del Día.

Conocemos a Dios mediante la visión espiritual. Sentimos que Él está a nuestro lado. Sentimos Su presencia. El contacto con Dios no se realiza por los sentidos. La conciencia del espíritu reemplaza a la vista. Puesto que no podemos ver a Dios tenemos que percibirlo mediante la percepción espiritual. Dios tiene que ligar lo físico y lo espiritual con el don de la visión espiritual. Más de un hombre, aunque no haya podido ver a Dios, ha tenido una clara conciencia espiritual de Él. Estamos dentro de una caja de espacio y tiempo, pero sabemos que tiene que haber algo fuera de esa caja: espacio ilimitado, eternidad de tiempo y Dios.

Oración del Día.

Ruego porque pueda tener una conciencia de la presencia de Dios. Pido que Dios me conceda visión espiritual.

Reflexión diaria A.A.

Descubrimientos Alegres

“Nos damos cuenta de lo poco que sabemos. Dios constantemente nos revelará más, a ti y a nosotros. Pídele a El en tu meditación por la mañana, que te inspire lo que puedes hacer ese día por el que todavía está enfermo. Recibirás la respuestas si tus propios asuntos están en orden. Pero, obviamente, no se puede transmitir algo que no se tiene. Ocúpate, pues, de que tu relación con El ande bien y grandes acontecimientos te sucederán a ti y a infinidad de otros. Esta es para nosotros la Gran Realidad.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 151

La sobriedad es un viaje de descubrimientos alegres. Cada día trae nuevas experiencias, una nueva comprensión, esperanzas mayores, fe más profunda, tolerancia más amplia. Debo mantener estos atributos o no tendré nada que pasar.

Para este alcohólico en recuperación los grandes acontecimientos son las alegrías cotidianas de poder vivir otro día en la gracia de Dios.

El lenguaje del adiós.

Deja Ir La Necesidad De Controlar.

“Las recompensas del desapego son grandes: serenidad, una profunda sensación de paz interior, la capacidad de dar y recibir amor de una manera que nos enaltece y nos llena de energía, y la libertad para encontrar soluciones reales a nuestros problemas.”

Ya no seas codependiente.

Dejar ir nuestra necesidad de controlar puede liberarnos a nosotros y a los demás. Puede liberar a nuestro Poder Superior para que nos envíe lo que es mejor para nosotros.

Si no estuviéramos tratando de controlar algo o a alguien, ¿Qué estaríamos haciendo de otra forma?¿Qué estaríamos haciendo que no nos estamos dejando hacer ahora?¿Adónde iríamos? ¿Qué diríamos?¿Qué decisiones tomaríamos?¿Qué pediríamos? ¿Cuáles límites fijaríamos? ¿Cuándo diríamos sí o no? Si no estuviéramos tratando de controlar si le caemos bien o no a otra persona y su reacción hacia nosotros, ¿Qué haríamos de manera diferente? Si no estuviéramos tratando de controlar el curso de una relación, ¿Qué haríamos de otra manera? Si no estuviéramos tratando de controlar la conducta de otra persona, ¿Cómo pensaríamos, sentiríamos, hablaríamos y nos comportaríamos de manera diferente a como lo hacemos ahora?¿Qué es lo que no nos hemos estado dejando hacer mientras albergábamos la esperanza de que nuestra abnegación influyera sobre una situación o persona en particular? ¿Hay algunas cosas que hemos estado haciendo y que dejaríamos de hacer?¿Cómo nos trataríamos a nosotros mismos de otra manera?¿Nos permitiríamos disfrutar más de la vida y sentirnos mejor ahora mismo? ¿Dejaríamos de sentirnos tan mal? ¿Nos trataríamos mejor a nosotros mismos? Si no estuviéramos tratando de controlar, ¿Qué haríamos en forma diferente? Haz una lista y luego síguela.

Hoy me preguntaré a mí mismo qué estaría haciendo de otra manera sino estuviera tratando de controlar. Cuando escuche la respuesta, lo haré. Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de controlar.

Ayúdame a liberarme y a liberar a los demás.

Abril 26


Comida para el pensamiento.

Cómo superar la pereza

Otro de los siete pecados capitales de los que no se habla mucho es la pereza. El diccionario la define como flojera o indolencia. Por experiencia sabemos que entre más comemos, más flojos nos volvemos. Todo lo postergamos, no tenemos ganas de hacer nada que sea difícil y evitamos el movimiento hasta donde sea posible.

La abstinencia pone nuestros cuerpos en un tono más alto. Con una alimentación adecuada y sin un exceso de comida para digerir, nos sentimos alertas y vivos.

Descubrimos que necesitamos menos horas de sueño y menos siestas. Los hábitos de pereza de toda la vida no cambian inmediatamente, pero si queremos ser más activos, nuestro Poder Superior nos dará la motivación.

A veces es agobiante pensar que tenemos una gran tarea esperándonos y sentimos que nunca seremos capaces de terminarla. Aquí es donde la gran diferencia estriba en la disposición de ir paso a paso. Si comenzamos, Dios nos mantendrá activos si esa tarea forma parte de Su plan.

Líbranos de la pereza.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El programa de T.A. es un programa de sumisión, liberación y acción. Cuando tragábamos estábamos sometidos a un poder más grande que nosotros mismos: la comida.

Nuestras voluntades no son útiles contra el poder de la comida. Una tragada y nos hundimos. En T.A. dejamos de estar sometidos al poder de la comida. En su lugar nos sometimos a un Poder, también superior a nosotros mismos, al que llamamos Dios.

–  ¿Me he sometido a ese Poder Superior?

Meditación del Día.

La actividad incesante no es el plan de Dios para su vida. Siempre son necesarios los momentos de recreo en busca de renovada fortaleza. Espere el más débil síntoma de temor y suspenda todo trabajo, todo, y descanse ante Dios hasta que se sienta fuerte de nuevo. Trate de la misma forma toda sensación de fatiga. Necesita descanso corporal y renovación de la fuerza espiritual. San Pablo dijo: ¿Puedo hacer todo a través de Aquel que me fortalece . Esto no quiere decir que usted tenga que hacer todas las cosas y confiar después en Dios para hallar fortaleza. Quiere decir que usted va a hacer las cosas que cree que Dios desea que haga, y solamente entonces puede descansar en Dios y en su provisión de fuerza.

Oración del Día.

Ruego porque el espíritu de Dios pueda ser siempre mi dueño. Pido poder aprender cómo descansar y escuchar, así como trabajar.

Reflexión diaria A.A.

El Punto Esencial No Es La Felicidad

“No creo que la cuestión está en la felicidad o la infelicidad. ¿Cómo abordamos los problemas que se nos presentan? ¿Cómo aprendemos mejor de estos problemas, y cómo transmitimos lo que hemos aprendido a otra gente que deseen estos conocimientos?”

COMO LO VE BILL, p. 306

En mi búsqueda de “ser feliz”, cambié empleos, me casé y me divorcié, tomé curas geográficas y me metí en deudas – financieras, emocionales y espirituales. En A.A. estoy aprendiendo a madurar. En vez de exigir a la gente, lugares y cosas, que me hagan feliz, puedo pedir a Dios que me haga aceptarme a mí mismo. Cuando me abruma mi problema, los Doce Pasos de A.A. me ayudarán a desarrollarme a través del dolor. La experiencia que gano puede ser un regalo para otros que sufren del mismo problema. Como dijo Bill, “Cuando llega el dolor, se espera de nosotros que aprendamos de buena gana la lección que nos deje, y ayudemos a otros a aprender. Cuando la felicidad llega, la aceptamos como un don, y le damos gracias a Dios por ella”. (Como lo Ve Bill, p. 306).

El lenguaje del adiós.

Resiste la negatividad.

Algunas personas son portadoras de negatividad. Son almacenes de ira acumulada y de emociones volátiles. Algunas permanecen atrapadas en el papel de víctimas y actúan de manera que prolongan su victimización. Y otras siguen presas en el ciclo de patrones adictivos o compulsivos.

La energía negativa nos puede dar un buen tirón, especialmente si estamos luchando por mantener una energía positiva y un equilibrio.

Podría parecer que a aquellos que exudan energía negativa les gustaría arrastrarnos con ellos a la oscuridad. No tenemos por qué ir. Sin juzgarlos, podemos decir que está bien alejarnos de ellos, que está bien protegernos a nosotros mismos.

No podemos hacer cambiar a las otras personas. A los otros no les ayuda que perdamos el equilibrio. No conducimos a los otros a la Luz si nos metemos con ellos en la oscuridad.

Hoy, Dios mío, ayúdame a saber que no tengo por qué permitirme a mí mismo que me arrastren a la negatividad, aunque sean los seres que amo. Ayúdame a fijar límites. Ayúdame a saber que está bien que cuide de mí mismo.

Abril 25


Comida para el pensamiento.

Me olvido de la comida

La abstinencia nos permite dejar de preocuparnos por la comida. Decidimos que haremos tres comidas al día, sin comer nada entre ellas, y tenemos un plan definido para cada una. Cada vez que nos asaltan antojos o pensamientos acerca de comida, los alejamos de nuestra mente. Recordamos que la comida ha resultado ser una falsa amiga y ya no le vamos a permitir que controle nuestra vida.

Por medio de TA hemos descubierto nuevos intereses y actividades. Tenemos amigos a quienes llamar cuando nos sentimos solos o tristes. Cuando estamos dudosos, podemos asistir a una reunión. Quizá nuestras nuevas energías nos hayan llevado a involucrarnos en actividades comunitarias, en nuevos empleos, pasatiempos y proyectos.

Cada uno de nosotros enfrenta cierta cantidad de pereza y de inercia cuando decidimos involucrarnos en algo nuevo. Es más fácil quedarnos con la vieja rutina, ya que a menudo tememos a lo que no hemos probado y desconocemos. No permitamos que la apatía o la ansiedad debiliten nuestra resolución. Escapar a la comida y al comer en exceso ya no es una opción.

Guarda mis pensamientos en las nuevas posibilidades que Tú has abierto para mí.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

No creo que T.A. funcione porque lo haya leído en un libro, ni porque lo haya oído decir a la gente. Lo creo porque veo a las personas lograr la abstinencia y la conservan. Lo que me convence es una verdadera demostración. Cuando veo el cambio en las personas, no puedo evitar creer que T.A. opera. Podríamos escuchar hablar acerca de T.A. todo el día y aún no creerlo, pero cuando vemos operar el programa, tenemos que creerlo. Ver es creer.

–  ¿Veo yo funcionar cada día a T.A.?

Meditación del Día.

Trate de decir “Que Dios le bendiga” respecto a cualquiera que no esté de acuerdo con usted. Dígalo también en cualquiera que se halle en dificultades por su propia culpa. Dígalo deseoso de que sobre él caigan innumerables bendiciones. Deje que Dios realice la bendición. Deje a Dios la corrección que sea necesaria. Usted solamente debe desear bendiciones para él. Deje la tarea de Dios a Dios. Ocúpese usted de la labor que Dios le da para que usted la haga. La bendición de Dios allanará también todas sus dificultades y hará posible su éxito.

Oración del Día.

Ruego poder utilizar la bondad de Dios, de suerte que sea una bendición para los demás. Pido poder aceptar la bendición de Dios para tener armonía, belleza, alegría y felicidad.

Reflexión diaria A.A.

Entrar En Una Nueva Dimensión

“En las últimas etapas de nuestras carreras de bebedores, se nos desvanece la voluntad de resistir. No obstante, cuando admitimos la derrota absoluta y estamos totalmente dispuestos a ensayar los principios de A.A. se nos desvanece nuestra obsesión y entramos en una nueva dimensión – la libertad bajo Dios como nosotros Lo concebimos”.

COMO LO VE BILL, p. 283

Me siento afortunado por estar entre aquellos que han tenido esta asombrosa transformación de sus vidas. Cuando entré por las puertas de A.A. solo y desesperado, había sido tan golpeado que estaba dispuesto a creer cualquier cosa que oyera. Una de las cosas que oí fue, “Esta puede ser la última resaca de tu vida, o puedes seguir en el círculo vicioso”. Obviamente, el hombre que dijo esto estaba en una condición mucho mejor que la mía. Me gustó la idea de admitir mi derrota, y desde entonces he estado libre. Mi corazón escuchó lo que mi mente nunca pudo oír: “Ser impotente ante el alcohol no es una gran cosa”. ¡Yo estoy libre y agradecido!.

El lenguaje del adiós.

Encontremos nuestra propia verdad.

Cada uno de nosotros debe encontrar su propia verdad.

No nos ayuda que aquellos que amamos encuentren su verdad. No nos la pueden dar. No nos ayuda que alguien que amamos sepa una verdad particular de nuestra vida.

Nosotros debemos descubrir solos nuestra verdad.

Cada uno de nosotros debe descubrir su propia luz y permanecer en ella.

A menudo necesitamos batallar, fracasar y sentirnos confundidos y frustrados. Así es como nos abrimos paso en la batalla; así es como aprendemos lo que es verdad y está bien para nosotros.

Podemos compartir información con los demás. Los otros pueden decirnos lo que predeciblemente puede suceder si seguimos un rumbo en particular. Pero esto no significará nada hasta que integremos el mensaje y esté se convierta en nuestra verdad, en nuestro descubrimiento, en nuestro conocimiento.

No hay una manera fácil de abrirnos paso para descubrir nuestra verdad. Pero podemos hacerlo y lo haremos si queremos.

Quizá queramos hacerlo más fácil. Podremos correr nerviosamente hacia los amigos, pidiéndoles que nos digan su verdad o que hagan más fácil nuestro descubrimiento. No pueden hacerlo. La luz se verterá sola a su debido tiempo.

Cada uno de nosotros tiene su propia parte de verdad, esperando a sernos revelada. Cada uno de nosotros tiene su propia parte de luz, esperando a que nos paremos en ella, a que la reclamemos como nuestra.

El estímulo ayuda. El apoyo ayuda. Una firme creencia de que cada persona tiene la verdad a su disposición –adecuada a cada situación-es lo que ayudará.

Cada experiencia, cada frustración, cada situación, tiene su propia verdad esperando a ser revelada. No te des por vencido hasta que la encuentres, tú solo.

Seremos guiados a la verdad si la estamos buscando. No estamos solos.

Hoy buscaré mi propia verdad, y permitiré que los demás hagan lo mismo. Valoraré mi visión y la visión de los demás. Todos estamos en el camino, haciendo nuestros propios descubrimientos, aquellos que nos corresponde hacer hoy.

Abril 24


Comida para el pensamiento.

¿Hambriento o aburrido?

Cuando comíamos compulsivamente, a menudo interpretábamos el aburrimiento como hambre. Cuando parecía que no teníamos nada que hacer, ¡siempre podíamos comer! Quizá el tiempo sin estructurar nos ponía ansioso y pensábamos que podíamos llenarlo con comida y calmar nuestras ansiedades.

Ser ególatra es estar aburrido. Si siempre somos el centro de nuestra atención, pronto nos cansaremos de nosotros mismos, ya que nadie es tan fascinante. Para poder escapar del aburrimiento, necesitamos volver nuestra atención hacia fuera y concentrarnos en otras cosas que no sea uno mismo.

Cuando le damos nuestra vida a nuestro Poder Superior, estamos haciendo un compromiso de servicio. Le estamos pidiendo que se haga Su voluntad, que nos use como a Él le convenga. Al aliviarnos de nuestra obsesión, Dios nos libera de la esclavitud de nuestros apetitos. Si vamos a permanecer libres de ellos, necesitamos servirlo a Él en vez a nosotros mismos. Día a día, Él nos muestra nuestras tareas, y a medida que nos absorbemos en ellas, se nos quita el aburrimiento junto con nuestra falsa hambre.

Que conozca yo el verdadero alimento que es hacer Tu voluntad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Está demostrado que nosotros, los alcohólicos, no podemos lograr la sobriedad mediante nuestra fuerza de voluntad. Hemos fracasado una y otra vez. Por lo tanto, creo que tiene que haber un Poder Superior que me ayuda. Pienso en ese poder como en la gracia de Dios y pido a Dios cada mañana la fuerza para permanecer sobrio hoy. Sé que allí está el poder, porque nunca deja de ayudarme.

–  ¿Creo que A.A. trabaja a través de la gracia de Dios?

Meditación del Día.

Una vez que he nacido al espíritu, entonces es ello el aliento de mi vida. Dentro de mí se encuentra la Vida de la Vida, de suerte que no puedo perecer jamás. La Vida que durante el transcurso de los siglos ha sostenido a los hijos de Dios a través del peligro, de las adversidades y del pesar. Tengo que tratar de no dudar ni preocuparme, sino de seguir allí donde conduce la vida del espíritu. Con qué frecuencia, aunque poco sepa de ello, Dios va delante de mí para preparar el camino, para ablandar un corazón o para dominar un resentimiento. A medida que crece la vida del espíritu las necesidades naturales van siendo menos importantes.

Oración del Día.

Ruego porque mi vida pueda llegar a estar centrada más en Dios que en mi yo. Pido que mi voluntad pueda estar encaminada hacia el cumplimiento de SU voluntad.

Reflexión diaria A.A.

Aprender A Amarnos A Nosotros Mismos

El alcoholismo nos había creado una existencia solitaria aunque hubiésemos estado rodeados de gente que nos amaba . . . Tratábamos de encontrar seguridad emocional, ya fuera dominando o dependiendo de los demás . . . Todavía tratábamos en vano de sentirnos seguros por medio de alguna clase de dominación o de dependencia malsanas.

COMO LO VE BILL, p. 252

Cuando hice mi inventario personal descubrí que tenía relaciones poco saludables con la mayoría de la gente en mi vida – por ejemplo con mis amistades y con mi familia. Siempre me sentía aislado y solitario. Bebía para adormecer mi dolor emocional.

Por medio de permanecer sobrio, de tener un buen padrino y de trabajar los Doce Pasos, podía aumentar mi reducida dignidad. Primero, los Doce Paso me enseñaron a ser mi mejor amigo, y entonces, cuando podía amarme a mí mismo, puede llegar a amar a otros.

El lenguaje del adiós.

Las lecciones del trabajo.

Con frecuencia, las lecciones espirituales y de recuperación que estamos aprendiendo en el trabajo reflejan las lecciones que estamos aprendiendo en otras áreas de nuestra vida.

A menudo los sistemas que nos atraen en nuestra vida de trabajo son similares a los sistemas en los que nos encontramos viviendo y amando. Esos son los sistemas que reflejan nuestras cuestiones y que nos ayudan a aprender nuestras lecciones.

¿Estamos aprendiendo lentamente a confiar en nosotros mismos en el trabajo? ¿Y que tal en casa? ¿Estamos aprendiendo poco a poco afijar límites y a tener autoestima, a superar el miedo y a manejar los sentimientos? Si analizamos nuestra historia de trabajo, probablemente veremos que es un espejo de nuestros temas, de nuestro crecimiento emocional. Lo más probable es que actualmente también lo sea.

En cuanto a hoy, podemos creer que estamos justo donde necesitamos estar, tanto en casa como en el trabajo.

Hoy aceptaré mis circunstancias actuales en el trabajo. Reflexionaré acerca de cómo lo que estoy aprendiendo en mi vida se aplica a lo que estoy aprendiendo en el trabajo. Si no lo sé, me someteré a la experiencia hasta que esto se me aclare. Dios mío, ayúdame a aceptar el trabajo que se me ha dado hoy. Ayúdame a estar abierto y a aprender lo que necesito estar aprendiendo. Ayúdame a confiar en que puede ser bueno y será bueno.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: