Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 27


Comida para el pensamiento.

Encontramos nuestro sitio

Yo no creé este mundo, ni me creé a mí mismo. No sé cuál será el desenlace de mi vida, ni siquiera sé qué me sucederá la próxima semana. Si trato de manipular la realidad y arreglar las circunstancias según me convenga, me siento frustrado e infeliz. No puedo controlar la realidad, pero sí puedo cambiar para estar más en armonía con ella.

Cuando acepto un plan de alimentación y lo sigo, estoy ajustando lentamente mi cuerpo y mi apetito para lo que conviene más a mi salud y bienestar. Ya he probado el otro camino -ajustar la cantidad de comida que ingiero de acuerdo con las demandas de mi apetito- y el resultado es el desastre y el caos en mi vida.

En TA seguimos un programa sensato que le ha funcionado a miles de tragones como nosotros. Dejamos de tratar de hacer que todo vaya de acuerdo con nuestros deseos y empezamos a aprender cómo vivir en el mundo real. Con la guía de nuestro Poder Superior, encontramos nuestro sitio.

– Confío en Tu guía.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Obtiene usted el poder para sobreponerse a la comida a través del compañerismo de otros tragones que han hallado el camino de salida. Obtiene usted poder compartiendo honradamente su pasada experiencia mediante un testimonio personal. Obtiene usted fuerza llegando a creer en un Poder Superior, El Divino Principio del Universo, que puede ayudarle. Obtiene usted fuerza trabajando con otros tragones. En estas cuatro formas miles de tragones han encontrado toda la fuerza que necesitaban para vencer a la comida.

¿Estoy yo preparado y dispuesto a aceptar este Poder y trabajar para ello?

Meditación del Día.

El poder del espíritu de Dios es el mayor poder del Universo. Las conquistas de los hombres entre sí, los grandes reyes y conquistadores, los directores de la sociedad del dinero, suman muy poco en definitiva. Pero quien se conquista a sí mismo es más grande que el que conquista un país. Las cosas materiales no son permanentes, pero el espíritu de Dios es eterno. Todo lo que realmente merece la pena en el mundo es el resultado del poder del espíritu de Dios.

Oración del Día.

Ruego poder abrirme al poder del espíritu de Dios. Pido porque mis relaciones con mis semejantes puedan mejorar.

Reflexión diaria A.A.

Las libertades de A.A.

“Nosotros confiamos en que ya sabemos cuáles son verdaderamente nuestras libertades; que ninguna generación futura de A.A. se sentirá obligada a limitarlas. Nuestras libertades en A.A. constituyen el terreno en el que puede crecer el auténtico amor . . .”

LENGUAJE DEL CORAZÓN, p. 303

Yo tenía deseos inmensos de libertad. Primero, libertad para beber; más tarde, liberación de la bebida. El programa de recuperación de A.A. descansa en una base de libre elección. No hay mandatos, leyes ni mandamientos.

El programa espiritual de A.A., como se ha delineado en los Doce Pasos, es solamente sugerido. Yo puedo tomarlo o dejarlo. Se ofrece el apadrinamiento, no se fuerza, y yo voy y vengo como lo desee. Son éstas, y otras libertades, las que me permiten recobrar la dignidad, que fue aplastada por la carga de la bebida, y que tanto se necesita para apoyar una sobriedad duradera.

El lenguaje del adiós.

La resaca.

“¿Cómo puedo haberlo hecho? ¿Cómo puedo haberlo dicho? Aunque eso era lo que quería, aun así me siento avergonzado, culpable y asustado.”

Esta es una reacción común ante conductas de recuperación nuevas, emocionantes. Cualquier cosa que hagamos para adueñarnos de nuestro poder y cuidar de nosotros mismos puede disparar sentimientos de vergüenza, de culpa y de miedo.

No tenemos por qué permitir que estos sentimientos nos controlen.

Son un contragolpe, una resaca. Déjalos desintegrarse.

Cuando empezamos a confrontar y a atacar sentimientos y mensajes, experimentaremos algo de resaca. La resaca es lo que habíamos permitido que controlara toda nuestra vida, sentimientos de vergüenza y de culpa.

Muchos de nosotros crecimos con mensajes, con base en la vergüenza, que nos decían que no estaba bien cuidar de nosotros mismos, ser honestos, ser directos y adueñarnos de nuestro poder con la gente.

Muchos de nosotros crecimos con mensajes que decían que no estaba bien ser quiénes éramos y resolver nuestros problemas en las relaciones con los demás. Muchos de nosotros crecimos con el mensaje de que lo que queríamos y necesitábamos no estaba bien.

Deja que todo eso se queme hasta desintegrarse. No tenemos por qué tomarnos tan en serio la resaca. No permitamos ya que la resaca nos convenza de que estamos equivocados y de que no tenemos derecho a cuidar de nosotros mismos ni a fijar límites.

¿Realmente tenemos derecho a cuidar de nosotros mismos? ¿Tenemos realmente derecho a fijar límites? ¿Realmente tenemos derecho a ser directos y a decir lo que necesitamos decir? Por supuesto que lo tenemos.

Hoy dejaré que se desintegre la resaca que siento después de practicar una nueva conducta de recuperación. No la tomaré tan enserio.

Dios mío, ayúdame a dejar ir mi vergüenza y mis miedos innecesarios acerca de lo que me ocurrirá si realmente empiezo a amarme y a cuidar de mí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: