Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 26


Comida para el pensamiento.

Telarañas e ilusiones

Nosotros, los tragones, reaccionamos ante las harinas y azúcares refinados como los alcohólicos reaccionan ante el alcohol. Cuando comíamos en exceso, nuestro pensamiento estaba obnubilado. Entre más comíamos más confundidos nos sentíamos. A menudo vivíamos en un mundo de telarañas e ilusiones y éramos incapaces de separar la realidad de la fantasía. Este pensamiento nebuloso provocó todo tipo de complicaciones en nuestras relaciones con los demás y disminuyó nuestro nivel general de eficiencia.

Descubrimos que nos enojábamos mucho y nos poníamos irracionales cuando las cosas no salían como queríamos. Con frecuencia les hacíamos la vida imposible a nuestras familias, descargando en ellas nuestra ira. A veces escapábamos a un mundo de fantasía donde éramos omnipotentes y donde dábamos gusto a todos nuestros caprichos.

Cuando llegamos a TA y empezamos a practicar una rigurosa honestidad, descubrimos que para poder ser honestos debíamos abstenernos del tipo de comida que causaba confusión en nuestro pensamiento. ¡Es sorprendente, cómo la abstinencia puede desterrar las telarañas e ilusiones!

– Gracias, Señor, por la cordura.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

También viene la fortaleza de trabajar con otros tragones. Cuando está usted hablando con un nuevo en perspectiva, y tratando de ayudarlo, está usted al mismo tiempo aumentando su fortaleza. Ve usted al otro compañero en la situación en que podría usted encontrarse y le hace a usted decidirse a permanecer sobrio con más fuerza que nunca. A menudo usted se ayuda más que al otro compañero, y si usted triunfa ayudándolo a adquirir la sobriedad, es aún más fuerte por la experiencia de haber ayudado a otra persona.

¿Estoy yo recibiendo fortaleza por trabajar con otros alcohólicos?

Meditación del Día.

La fe es el puente entre Dios y usted. Es el puente que Dios ha dispuesto. Si todo fuese visto y conocido, no tendría mérito hacer las cosas bien. Por tanto, Dios ha ordenado que no veamos ni conozcamos directamente. Pero podemos experimentar el poder de su espíritu a través de nuestra fe. Es el puente entre Él y nosotros, que podemos seguir o no como queramos -. No podría haber moralidad sin libre albedrío. Tenemos que hacer nosotros mismos la elección. Tenemos que aventurarnos en la fe.

Oración del Día.

Ruego porque pueda elegir y decidir cruzar el puente de la fe. Pido porque, cruzando este puente, pueda recibir el poder espiritual que necesito.

Reflexión diaria A.A.

La enseñanza nunca acaba

Entrégate a Dios, tal como tú Lo concibes. Admite tus faltas ante El y ante tus semejantes. Limpia de escombros tu pasado. Da con largueza de lo que has encontrado y únete a nosotros. Estaremos contigo en la Fraternidad del Espíritu, y seguramente te encontrarás con algunos de nosotros cuando vayas por el Camino del Destino Feliz. Que Dios te bendiga y conserve hasta entonces.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 151

Cada vez que leo estas palabras se me hace un nudo en la garganta. Al principio era porque sentía, “¡Oh no! Se acabó la enseñanza. Ahora tengo que hacerlo solo. Nunca volveré a ser tan nuevo, otra vez”. Hoy, cuando leo las mismas palabras, siento un profundo afecto por los pioneros de A.A., dándome cuenta de que resumen todo en lo que creo y todo por lo que me esfuerzo; y que – con la bendición de Dios – la enseñanza nunca se acaba, nunca tengo que hacerlo solo y cada d ía nuevo

El lenguaje del adiós.

Regalos, no lastres.

Los niños son un regalo. Nuestros hijos, si tenemos hijos, son un regalo para nosotros. Nosotros, cuando niños, fuimos un regalo para nuestros padres.

Tristemente, muchos de nosotros no recibimos el mensaje de nuestros padres de que éramos un regalo para ellos y para el universo. Quizá nuestros padres estaban sufriendo; tal vez nuestros padres querían que nosotros fuéramos sus nanas; quizá llegamos en una época difícil en sus vidas; tal vez ellos tenían sus propios asuntos por resolver y simplemente no fueron capaces de disfrutarnos, de aceptarnos y de apreciarnos como regalos que éramos.

Muchos de nosotros tenemos una creencia profunda, a veces subconsciente, de que éramos, y somos, una carga para el mundo y para la gente que nos rodea. Esta creencia puede bloquear nuestra capacidad para disfrutar la vida y nuestras relaciones con los demás. Esta creencia puede llegar incluso a deteriorar nuestra relación con un Poder Superior: podemos creer que somos una carga para Dios.

Si tenemos esa creencia, ya es tiempo de abandonarla.

No somos un lastre. Nunca lo fuimos. Si recibimos ese mensaje de nuestros padres, ya es tiempo de reconocer que ése es un asunto que ellos deben resolver.

Tenemos derecho a tratarnos a nosotros mismos como a un regalo, para nosotros mismos, para los demás y para el universo.

Hoy me trataré a mí mismo, y a los hijos que tenga, como si fuéramos un regalo. Dejaré ir todas las creencias que tengo de que soy un lastre, para mi Poder Superior, para mis amigos, para mi familia y para mí mismo.

Anuncios

Comentarios en: "Marzo 26" (1)

  1. Juana Ramos dijo:

    por favor me pueden seguir enviando mensajes de tragones anonimos muchas gracias

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: