Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 24


Comida para el pensamiento.

Acción

Nuestro programa es de Acción. De nada sirve desarrollar un nuevo nivel de conciencia si no tomamos acciones nuevas adecuadas. Cuando nos concientizamos del daño causado por la manera compulsiva de comer y nos damos cuenta de que TA tiene la respuesta a nuestro problema, nos ponemos en acción acudiendo a las reuniones, haciendo llamadas telefónicas y siguiendo los Pasos. Llevamos a cabo un plan alimentario y nos abstenemos de comer compulsivamente.

Hacer un inventario, admitir nuestros errores y reparar daños implica ponernos en acción. Nuestro Poder Superior nos da valor para cambiar aquello que podamos. Nos da confianza para involucrarnos en nuevas actividades para ser más asertivos, para hacer nuevas amistades para volver a la escuela, para cambiar de  trabajo.

Al abstenernos de la forma de comer que nos había paralizado, tenemos fuerza y energía para hacer cosas nuevas. Paso a paso se nos conduce a la acción. No movernos de acuerdo con la dirección de Dios, tal como cada quien lo concibe, es ir hacia atrás y estancarnos. Cada acción positiva que tomamos fortalece nuestra recuperación.

Señor, dirige mis acciones.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La fortaleza viene de hablar honradamente de las propias experiencias con la comida. En religión, se llama confesión; nosotros lo llamamos testimonio o compartir. Usted da un testimonio personal, comparte sus pasadas experiencias, las dificultades en las que se vio envuelto, los hospitales, la rutina de su hogar, el dinero desperdiciado, las deudas, todas las locuras que hizo cuando tragaba. Este testimonio personal descubre las cosas que usted había mantenido ocultas, las expone al aire libre y usted halla descanso y fortaleza.-.

¿Estoy yo recibiendo fortaleza de mi testimonio personal?

Meditación del Día.

Nosotros no podemos conocer completamente el universo. La sencilla realidad es que, incluso, no podemos definir ni el espacio ni el tiempo. Ambos son ilimitados, a pesar de todo lo que podamos hacer para limitarlos. Vivimos en una caja de espacio y de tiempo que hemos elaborado en nuestras propias mentes y de ello depende todo nuestro llamado conocimiento del universo. La pura realidad es que nunca podemos saber todas las cosas, ni estamos hechos para saberlas. Mucho de lo que hay en nuestras vidas tiene que aceptarse bajo la fe.

Oración del Día.

Ruego porque mi fe pueda basarse sobre mi propia experiencia del poder de Dios en mi vida. Pido poder saber esta única cosa por encima de todo lo demás del universo.

Reflexión diaria A.A.

Activo, no pasivo

“El ser humano debe pensar y actuar. No fue creado a la imagen de Dios para ser un autómata”.

TAL COMO LO VE BILL, p. 55

Antes de unirme a A.A. a menudo no reflexionaba sino que reaccionaba ante las situaciones y la gente. Cuando no reaccionaba, actuaba de una forma mecánica. Después de unirme a A.A. empecé a buscar una orientación diaria de un Poder Superior a mí mismo, y a aprender a estar atento a esa orientación. Luego empecé a tomar decisiones y a llevarlas a cabo, en vez de reaccionar ante ellas. Los resultados han sido constructivos; ya no permito que otros tomen decisiones por mí y que luego me critiquen por ello.

Hoy – y todos los días – con el corazón lleno de gratitud y el deseo de que la voluntad de Dios se haga por medio de mí, mi vida es digna de compartir, especialmente con mis compañeros alcohólicos. Sobre todo, si yo no hago una religión de nada ni siquiera de A.A., entonces puedo ser un cauce abierto para la expresión de Dios.

El lenguaje del adiós.

Apreciémonos a nosotros mismos.

“Nosotros somos lo más grande que alguna vez pueda sucedernos.

Créelo. Esto hace la vida mucho más fácil.”

Ya no seas codependiente.

Ya es tiempo de parar esa tontería de andar por ahí criticándonos a nosotros mismos.

Quizá hayamos caminado la mayor parte de nuestra vida pidiendo disculpas directa o indirectamente, sintiéndonos menos valiosos que los otros, creyendo que ellos saben más que nosotros y creyendo que de alguna manera los otros tienen derecho a estar aquí y nosotros no.

Tenemos derecho a estar aquí.

Tenemos derecho a ser nosotros mismos.

Estamos aquí. Hay un propósito, una razón, una intención para nuestra vida. No tenemos por qué disculparnos por estar aquí o por ser lo que somos

Somos suficientemente buenos y merecedores.

Los otros no tienen nuestra magia. Nosotros la tenemos. Está en nuestro interior.

No importa lo que hayamos hecho en el pasado. Todos tenemos un pasado, entretejido de errores, éxitos y experiencias de aprendizaje. Tenemos derecho a nuestro pasado. Es nuestro. Ha trabajado para moldearnos y para formarnos. A medida que progresemos en este viaje, veremos cómo cada una de nuestras experiencias se volteará y será usada para nuestro bien.

Ya hemos pasado demasiado tiempo sintiéndonos avergonzados, disculpándonos y dudando de nuestra belleza interior. Hay que acabar con eso. Dejarlo ir. Es un lastre innecesario. Los otros tienen derecho, pero nosotros también. No somos ni más ni menos que ellos.

Somos iguales. Somos quienes somos. Para eso fuimos creados, y eso era lo que debíamos ser.

Eso, mi amigo, es un regalo maravilloso.

Dios mío, ayúdame a adueñarme de mi poder para amarme y apreciarme a mí mismo. Ayúdame a valorarme en vez de buscar que los otros lo hagan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: