Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 4


Comida para el pensamiento.

Lo que hago me hace sentir bien

Hacer algo mientras eso nos haga sentir bien es una trampa. Nos gusta comer por el mero placer sensual de la experiencia, aunque nos gustaría seguir haciéndolo bastante después de que ha quedado satisfecha nuestra necesidad de nutrirnos. Una vez que nuestro apetito está fuera de control, no podemos detenernos, incluso cuando el placer se ha convertido en dolor.

La sensualidad desenfrenada, incontrolable, puede destruirnos. Saber racionalmente cuándo detenernos no basta. Con la mente podremos saber que no deberíamos estar comiendo, pero aun así, podremos seguir siendo incapaces de detener la acción de nuestro cuerpo. Si no somos capaces de controlar nuestra sensualidad con la mente, entonces, ¿cómo hacerlo?

Los miembros de TA dan testimonio de que hay Uno que tiene todo el poder, incluyendo el poder de iluminar nuestras tinieblas y prevenir nuestra autodestrucción. Por medio del contacto cotidiano con nuestro Poder Superior desarrollamos una fortaleza espiritual que controlará y dirigirá nuestros impulsos físicos de modo que éstos no terminen por controlarnos y destruirnos.

Señor, toma mi sensualidad y contrólala.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El haber entregado nuestras vidas a Dios y puesto en sus manos nuestro problema de la comida, no significa que nunca nos veremos tentados a tragar. Por eso tenemos que acumular fortaleza para el momento en que llegue la tentación. Durante estos momentos de tranquilidad leemos, oramos y hacemos que nuestras mentes se encuentren con la debida disposición de ánimo para el día. Empezar bien el día es una gran ayuda para mantenerse sobrio. A medida que pasan los días y nos vamos acostumbrando a la vida abstinente, se nos hace más y más fácil. Empezamos a sentir una gran gratitud hacia Dios por salvarnos de aquella antigua vida. Empezamos a disfrutar de paz, serenidad y tranquila felicidad verdadera.

-¿Estoy tratando de vivir en la forma que Dios quiere que viva?

Meditación del Día.

La eliminación del egoísmo es la clave de la felicidad y únicamente puede lograrse con la ayuda de Dios. Empezamos con una chispa del Espíritu Divino, pero con gran cantidad de egoísmo. A medida que progresamos y entramos en contacto con otras personas, podemos seguir uno de los dos caminos: podemos ser más y más egoístas y apagar prácticamente la Divina Chispa dentro de nosotros o podemos ser más desinteresados y desarrollar nuestra espiritualidad hasta que llegue a ser lo más importante en nuestras vidas.

Oración del Día.

Ruego poder ser más desinteresado, honrado, puro y amante. Pido porque pueda tomar el camino correcto cada día.

Reflexión diaria A.A.

Desyerbar el jardín

“La esencia de todo desarrollo es la disposición para cambiar a fin de mejorarnos, y luego, la disposición incansable para asumir cualquier responsabilidad que esto nos acarree.”

COMO LO VE BILL, p. 115

Cuando llegué al Paso Tres, había sido liberado de mi dependencia del alcohol, pero la amarga experiencia me ha enseñado que una sobriedad continua requiere un continuo esfuerzo.

De vez en cuando hago una pausa para echar una buena mirada a mi progreso. Mi jardín se va desyerbando más y más cada vez que lo inspecciono, pero también cada vez encuentro nuevas yerbas brotando donde yo pensaba que ya había hecho mi última limpieza con mi rastrillo. A medida que regreso para arrancar las nuevas yerbas (es más fácil cuando están recién crecidas), me paro a admirar lo exuberante del crecimiento de los vegetales y las flores, y mi trabajo tiene su recompensa.

Mi sobriedad crece y da sus frutos.

El lenguaje del adiós.

El Poder Superior como fuente

Dios, un Poder Superior tal como nosotros lo concibamos, en nuestra fuente de guía y de cambio positivo. Esto no significa que no seamos responsables de nosotros mismos. Lo somos. Pero en esto no estamos solos.

La recuperación no es un proyecto de hágalo usted mismo. No tenemos que preocuparnos demasiado acerca de cambiar. Podemos desempeñar nuestra parte, relajarnos y confiar en que los cambios que experimentemos serán justo lo que nosotros necesitamos.

Recuperación significa que no tenemos que ver a otra persona como la fuente para satisfacer nuestras necesidades. Ellos podrán ayudarnos, pero no son la fuente.

A medida que aprendemos a confiar en el proceso de recuperación, empezamos a entender que la relación con nuestro Poder Superior no es un sustituto de nuestras relaciones con la gente. No necesitamos ocultarnos detrás de creencias religiosas o de usar nuestra relación con un Poder Superior como excusa para dejar de asumir la responsabilidad que tenemos para con nosotros mismos ni para cuidar de nosotros mismos en las relaciones. Pero podemos ponernos en contacto con un Poder Superior a nosotros y confiar en que nos brindará la energía, la sabiduría y la guía para hacerlo.

 

Hoy veré a mi Poder Superior como la fuente de todas mis necesidades, incluyendo los cambios que quiero hacer dentro de mi recuperación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: