Corriente Independiente de La Laguna

Febrero 25


Comida para el pensamiento.

Un nuevo lugar

Después de una recaída, no volvemos a empezar desde el mismo lugar donde estábamos antes. A través de la experiencia de haber cometido un error ganamos un nuevo conocimiento y una nueva percepción.

A menudo descubrimos que una manera errónea de pensar fue la causa de muchos problemas. Quizá volvimos a caer en la vieja percepción que teníamos de nosotros mismos de que éramos el centro del universo. Tal vez nos olvidamos de entregarle a Dios aquello que nos estaba perturbando en vez de empezar a comer en exceso. Indudablemente, nos olvidamos de que la abstinencia es, sin excepción, lo más importante en nuestra vida.

Sea cual sea el error, podemos sacar provecho de él, ya que nos hace aprender y comprender más. Podemos prevenir una trampa y evitarla en el futuro. Empezamos unos cuantos pasos más adelante, en nuevo lugar.

Que los errores no me desalienten.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Algunas personas encuentran difícil creer en un poder superior a ellos. Más no creer en ese poder nos empuja al ateísmo. Se ha dicho que el ateísmo es la fe insensata en el extraño argumento de que este universo se origina de la nada y marcha a la ventura hacia ninguna parte. Esto es prácticamente imposible de creer. Creo que todos nosotros podemos convenir en que la comida es un poder superior a nosotros. Así era indudablemente en mi caso. Yo era impotente ante el poder de la comida.

– ¿Recuerdo las cosas que me sucedieron a causa del poder de la comida?

Meditación del Día.

Lo espiritual y lo moral con el tiempo triunfarán sobre lo material y lo amoral. Este es el fin y el destino de la raza humana. Gradualmente, lo espiritual está superando a lo material en la mente de los hombres. La fe, el compañerismo y la ayuda son el remedio para la mayoría de los males del mundo y no hay nada en el campo de las relaciones personales que no puedan realizar.

Oración del Día.

Ruego poder hacer mi parte para formar un mundo mejor. Pido poder ser una parte del remedio para los males del mundo.

Reflexión diaria A.A.

El desafío del fracaso

“En la economía de Dios, no se desperdicia nada. Mediante el fracaso, aprendemos una lección de humildad que, por dolorosa que sea, es probablemente necesaria”.

COMO LO VE BILL, p. 31

¡Qué agradecido me siento hoy por saber que todos los fracasos del pasado eran necesarios para que yo estuviera donde estoy! Por muchas penas me vino la experiencia y en el sufrimiento llegué a ser obediente. Cuando buscaba a Dios, como yo Lo concibo. El compartió conmigo sus dádivas preciosas. Por la experiencia y la obediencia, empezaba el desarrollo seguido de la gratitud. Sí, y luego me vino la paz del espíritu, viviendo y compartiendo la sobriedad.

El lenguaje del adiós.

Acepta la imperfección

“¿Por qué me hago esto a mí misma?, preguntaba una mujer que quería bajar de peso. Fui a mi grupo de apoyo sintiéndome culpable y avergonzada porque me comí media galleta que no estaba incluida en mi dieta. Descubrí que todo mundo hace un poco de trampa, y algunos hacen muchas trampas. Me sentía tan avergonzada antes de llegar al grupo, como si fuera la única que no estuviera haciendo la dieta al dedillo. Ahora sé que estoy llevando la dieta tan bien como la mayoría, y mejor que algunos”.

¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos? No estoy hablando estrictamente de dietas; estoy hablando acerca de la vida ¿Por qué nos castigamos a nosotros mismos pensando que somos inferiores mientras que otros son perfectos, ya sea en cuanto a nuestras relaciones, recuperación, o una tarea específica?

Ya sea que nos estemos juzgando a nosotros mismos o a los demás, son las dos caras de una misma moneda: la perfección. Ninguna de las dos expectativas es válida.

Es mucho más apropiado y beneficioso decirnos a nosotros mismos que está bien ser lo que somos y que lo que estamos haciendo está bien.

Eso no significa que no cometamos errores que necesitemos corregir; no significa que no nos desviemos del camino de vez en cuando, no significa que no podamos mejorar. Significa que, con todos nuestros errores y divagaciones, básicamente estamos sobre la ruta. La manera como nos ayudamos a nosotros mismos a permanecer en el camino es alentándonos y aprobándonos.

Hoy me amaré a mi mismo y me daré ánimos. Me diré a mí mismo que lo que estoy haciendo está bien, y me permitiré disfrutar ese sentimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: