Corriente Independiente de La Laguna

Febrero 13


Comida para el pensamiento.

Seamos honestos

Durante nuestra carrera como comedores compulsivos, muchos de nosotros hemos sido deshonestos con los demás acerca de lo que comíamos. Algunos hemos sido de ésos que comen en el armario o de los que han robado comida. La mayoría hemos comido más estando solos que en presencia de otras personas.

Seguramente hemos sido deshonestos también con nosotros mismos. ¿Cuántas veces nos hemos prometido que seguiríamos una dieta, sólo para descubrirnos rompiéndola poco después? Nos decimos que un bocadito no hará ninguna diferencia, cuando en el fondo sabes que nuestra intención es comer muchos más bocaditos que uno solo.

Cuando hacemos el inventario, cuando se agudiza el conocimiento de nosotros mismos, quizá descubrimos otras áreas, además de la comida, en las cuales no hemos sido honestos con nosotros mismos.

El programa de TA nos da oportunidad de practicar una rigurosa honestidad, en especial con nosotros mismos. La luz de nuestro Poder Superior gradualmente aclarará nuestra confusión y oscuridad.

Que no tenga miedo de saber la verdad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Algunas veces no podemos evitar pensar por qué no podemos volver a beber jamás. Sabemos que se debe a que somos alcohólicos, pero ¿por qué fue así para nosotros? La respuesta es que, en algún momento de nuestra carrera de bebedores, traspasamos lo que se llama nuestro “punto de tolerancia”. Cuando cruzamos este punto, pasamos de una condición en la que podíamos tolerar el alcohol a otra en la que no podíamos tolerarlo en lo absoluto. Después de ello, si tomábamos una copa, acabábamos, más pronto o más tarde borrachos.

-Cuando ahora pienso en el licor ¿pienso en él como algo que nunca volveré a tolerar?

Meditación del Día.

En una carrera, cuando la meta está a la vista, es cuando el corazón, los músculos, los nervios y el ánimo se fuerzan casi hasta el punto de reventar. Así nos sucede a nosotros. La meta de la vida espiritual se halla a la vista. Todo lo que necesitamos es el esfuerzo final. Las más tristes historias de los hombres son las de aquellos que corrieron bien, con ánimo esforzado y resuelto hasta llegar a la vista de la meta y entonces alguna flaqueza o auto-condescendencia los detuvo. Nunca supieron lo cerca que estaban de la meta y lo próximo que se hallaban de la victoria.

Oración del Día.

Ruego poder esforzarme por adelantar hasta alcanzar la meta. Pido poder no ceder en el esfuerzo final.

Reflexión diaria A.A.

No podemos lograr la sobriedad solo con el pensamiento.

Al hombre o mujer intelectualmente autosuficientes, muchos A.A. les pueden decir: “Sí, nosotros éramos como ustedes – demasiado listos para nuestro propio bien. . . Seguramente creíamos que podíamos flotar por encima de los demás sólo por medio del poder de la inteligencia”.

COMO LO VE BILL, p. 60

Ni el más brillante cerebro puede defendernos contra la enfermedad del alcoholismo. No puedo lograr mi sobriedad con el solo poder de mi pensamiento. Trato de tener presente que la inteligencia es un atributo dado por Dios que puedo aprovechar – una felicidad, como tener dotes para el baile o el dibujo o la carpintería. No hace que yo sea mejor que otra persona, y no es un instrumento de recuperación en que se pueda confiar mucho, porque es un poder superior a mí mismo el que me devolverá el sano juicio – y no un alto cociente de inteligencia ni un título de la universidad.

El lenguaje del adiós.

Confiemos en nosotros mismos

Qué gran don se nos ha dado, el don de nosotros mismos. Escucharnos a nosotros mismos, confiar en el instinto y la intuición es rendir tributo a ese regalo.

Qué perjudicial es no seguir la guía y la inclinación que surgen tan naturalmente desde el interior. ¿Cuándo aprenderemos que esas guías e inclinaciones nos acercan al rico plan de Dios para nosotros?

Aprenderemos. Aprenderemos escuchando, confiando y siguiendo esa guía. ¿Qué es tiempo ya de hacer?…. ¿Qué necesito hacer para cuidar de mí mismo?… ¿A qué se me está guiando para que haga?… ¿Qué es lo que sé?

Escuchemos y sabremos. Escuchemos la voz interior.

Hoy escucharé y confiaré. Se me ayudará a tomar acción cuando sea necesario. Puedo confiar en mí y en Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: