Corriente Independiente de La Laguna

Enero 28


Comida para el pensamiento.

Bienaventurados los que tienen hambre

Cuando estamos saturados y llenos de comida, no hay lugar para las cosas del espíritu. Tenemos ganas de echarnos una siesta en vez de trabajar en forma productiva o de entretenernos en forma placentera. Durante nuestra carrera como comedores compulsivos, ¿cuántas horas hemos desperdiciado en la cama, durmiendo los efectos de un atracón?

No comer más de lo necesario es mantener nuestras mentes y cuerpos en un estado de alerta y de disposición para la acción. Decir “no” a los azúcares y harinas que desequilibran nuestro nivel de azúcar en la sangre es mantener nuestro nivel de energía en óptimo estado.

A medida que vamos eliminando el exceso de peso y nos deshacemos de la grasa que nos debilita, probablemente experimentemos periodos de hambre. No tiene nada de malo tener hambre. A menudo, cuando sentimos hambre es cuando más humildes somos y cuando estamos más dispuestos a escuchar a nuestro Poder Superior.

Aceptar el hambre física con serenidad es ser espiritualmente fuertes.

Oro porque mi hambre me acerque a Ti, Señor.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¡Qué pesada carga colocan las crudas sobre tus hombros! ¡Qué terrible castigo físico que todos hemos pasado! Los aniquiladores dolores de cabeza, los nervios de punta, las sacudidas y bailoteos, los sudores fríos y calientes. Cuando usted llega a T.A. y deja de tragar, esa terrible carga de las crudas cae de sus hombres. ¡Qué peso coloca el remordimiento sobre sus espaldas! Ese terrible castigo mental que todos hemos experimentado, avergonzados de las cosas que hemos dicho y hecho, temerosos de enfrentarnos a la gente a causa de lo que pudieran pensar de nosotros, temerosos de las consecuencias de lo que hicimos cuando estábamos tragados. ¡Qué horroroso apaleo sufre la mente! Cuando usted llega a T.A. esa terrible carga del remordimiento cae de sus espaldas.

¿Me he librado de esas cargas de las crudas y el remordimiento?

Meditación del Día.

Cuando un hombre busca seguir la senda del espíritu, ello significa frecuentemente la desviación completa de la senda del mundo que, hasta entonces, ha seguido.  Pero es una desviación que conduce a la felicidad y a la paz. Se esfuerzan por traer la paz, normalmente, las aspiraciones y ambiciones de un hombre. ¿Traen las recompensas del mundo descanso del alma y felicidad? ¿O se vuelven cenizas?

Oración del Día.

Ruego porque no esté tan aburrido, desilusionado o disgustado. Pido que no deposite mi confianza en las sendas del mundo, sino en la senda del espíritu.

Reflexión Diaria A.A.

El tesoro del pasado

“El mostrarle a otros que sufren cómo se nos ayudó, es precisamente lo que hace ahora que la vida nos parezca de tanto valor. Confíe en la idea de que el tenebroso pasado, estando en manos de Dios, es su más preciada posesión, clave de la vida y de la felicidad de otros. Con ella puede usted evitarles a otros la muerte y el sufrimiento.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 115

Qué regalo es para mí darme cuenta de que todos aquellos años de aparente inutilidad, no fueron desperdiciados. Las experiencias más degradantes y humillantes acaban convirtiéndose en las herramientas más poderosas para ayudar a otros a recuperarse. Por conocer las profundidades de la vergüenza y de la desesperación, puedo ofrecerles una mano cariñosa y compasiva y saber que la gracia de Dios está siempre a mi alcance.

El lenguaje del Adiós

Estoy en el momento presente

A menudo, una de nuestras mayores preguntas es: “¿qué sucederá?” Podemos preguntarnos esto acerca de nuestras relaciones, de nuestro trabajo, de nuestra recuperación, de nuestra vida. Es fácil enredarnos en pensamientos preocupantes.

El preocuparnos acerca de lo que va a pasar nos impide funcionar hoy de manera efectiva. Nos impide hacer hoy nuestro mejor esfuerzo. Nos impide aprender y dominar las lecciones de hoy. Permanecer en el presente, hacer nuestro mejor esfuerzo y participar plenamente el día de hoy  es todo lo que necesitamos para asegurarnos de que lo que va a suceder mañana será lo mejor. Preocuparse acerca de lo que ocurrirá mañana es hacer una contribución negativa al futuro. Vivir en el aquí y en el ahora es, con mucho, lo mejor que podemos hacer, no nada más para el hoy, sino para el mañana. Esto ayuda a nuestras relaciones, a nuestra carrera, a nuestra recuperación y a nuestra vida.

Las cosas saldrán bien si las dejamos. Si necesitamos concentrarnos en otro futuro que no sea planear, lo único que necesitamos es afirmar que éste será bueno.

Rezo pidiendo fe en que mi futuro será bueno si vivo el hoy bien y en paz. Recordaré que quedarme en el presente es lo mejor que puedo hacer para mi futuro. Me concentraré en lo que está sucediendo hoy en vez de en lo que va a ocurrir mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: