Corriente Independiente de La Laguna

Enero 25


Comida para el pensamiento.

Afila las herramientas

Lo que hacemos cada día no es tan importante; lo significativo es cómo lo hacemos. Si estamos practicando la abstinencia, trabajando el programa y manteniendo el contacto con nuestro Poder Superior, entonces cualquier cosa que hagamos durante el día marchará sobre ruedas.

Cuando mostramos una actitud de descuido y pereza en cuanto a la abstinencia, cuando nos negamos a usar las herramientas de T.A. para la recuperación y nos olvidamos de los Doce Pasos, seguramente tendremos problemas. Cuando no estamos en contacto con nuestro Poder Superior y con nuestros amigos de T.A., entonces nada marchará como debiera.

Si sientes que te has vuelto descuidado, haz la llamada telefónica que tanto habías evitado, lee y relee la literatura del grupo, asiste hoy a una reunión de T.A.. Escucha dentro de ti la voz callada que usa Dios para darte entusiasmo y dirección.

Cada uno de nosotros puede convertirse en instrumento de Dios si trabaja bien los Pasos de este programa.

Hazme un instrumento efectivo para hacer Tu voluntad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Acostumbrábamos depender de la comida para muchas cosas. Dependíamos de la comida para disfrutar de las cosas. Derribaba nuestra timidez y nos ayudaba a pasar “un buen rato”. Dependíamos de la comida para ayudarnos cuando nos sentíamos mal físicamente. Si sufríamos un dolor de muelas o simplemente una tristeza, nos sentíamos mejor después de comer. Dependíamos de la comida para ayudarnos cuando nos sentíamos decaídos mentalmente. Si habíamos tenido un día duro en la oficina o si nos habíamos peleado con nuestras esposas, o si simplemente las cosas parecían estar en contra nuestra, nos sentíamos mejor bajo la influencia de la comida. Para nosotros los tragones, llegó a ser de tal modo que dependíamos de la comida casi para todas las cosas.

¿He vencido yo esa dependencia de la comida?

Meditación del Día.

Creo que la entrega completa de mi vida a Dios es la base de la serenidad. Dios ha dispuesto muchas moradas para nosotros. No contemplo esa promesa como si se refiriera solamente a la otra vida. No contemplo esta vida como la lucha continua para obtener las recompensas de la otra vida. Creo que el Reino de Dios está dentro de nosotros, y que podemos disfrutar de la “vida eterna” aquí y ahora.

Oración del Día.

Ruego porque pueda liberarme de todos los temores y resentimientos, porque la paz y la serenidad puedan ocupar su lugar. Pido porque pueda limpiar mi vida del mal, para que pueda venir el bien.

Reflexión Diaria A.A.

unos a otros – lo que necesitamos.

. . . AA le dice a todo verdadero bebedor:  Usted es miembro de AA si usted lo dice . . . nadie puede impedírselo”.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 147

Durante muchos años, cuando reflexionaba sobre la Tercera Tradición (“El único requisito para ser miembro de AA es querer dejar de beber”), me parecía ser de valor solamente para los principiantes. Les servía como garantía de que nadie les podría excluir de AA Hoy me siento profundamente agradecido por el desarrollo espiritual que esta Tradición me ha traído. No voy buscando a la gente claramente diferente a mí. La Tercera Tradición, que hace resaltar la única forma en que la otra gente y yo nos parecemos, me ha hecho posible conocer y ayudar a todo tipo de tragón, quienes igualmente me han ayudado a mí. Carlota, una atea, me enseñó un más alto criterio del honor y de la ética; Carlos, que es de otra raza, me enseñó la paciencia; Patricio, un homosexual, me conducía por su ejemplo a la verdadera compasión; la joven María dice que el verme en las reuniones, con treinta años de sobriedad, le hace seguir volviendo. La Tercera Tradición aseguraba que se satisfaría lo que necesitábamos – los unos a los otros.

El lenguaje del Adiós

El Paso Uno

Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

Paso Uno de Al-Anón

Para los codependientes en recuperación, hay muchas versiones diferentes del Paso Uno. Algunos de nosotros admitimos la impotencia ante el alcohol o ante el alcoholismo de otra persona. Otros admitimos la impotencia ante la gente; otros más ante el impacto de haber crecido dentro de una familia de tragones.

Una de las palabras más significativas del Primer Paso es la palabra admitimos, así, en plural. Nos hemos reunido porque tenemos un problema en común, y al reunirnos, encontramos una solución común.

Al ser miembros de algún programa de Doce Pasos, muchos de nosotros descubrimos que, aunque nos hayamos sentido solos en nuestro dolor, otros han experimentado un sufrimiento similar. Y ahora muchos se están uniendo en una recuperación similar.

Admitimos, ¿quiénes? nosotros. Una parte importante de la recuperación. Una experiencia compartida. Una fuerza que se comparte, que es más fuerte porque se comparte. Una esperanza compartida, de una vida y relaciones mejores.

Hoy estaré agradecido por toda esa gente alrededor del mundo que se llama así misma “codependiente en recuperación”. Me ayuda saber que cada vez que uno de nosotros dan un paso hacia adelante, empuja al grupo entero hacia adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: