Corriente Independiente de La Laguna

Enero 23


Comida para el pensamiento.

Trabajar con los Pasos

El programa de T.A. opera en tres niveles. Abstenerse de comer en forma compulsiva se ocupa del aspecto físico de nuestra enfermedad. Para nuestra salud emocional y espiritual necesitamos trabajar los Doce Pasos.

En cada uno de nosotros existe la necesidad y el deseo de crecer espiritualmente. Al principio, quizá no nos percatamos de esta necesidad, pero a medida que va mejorando nuestra enfermedad física y empiezan a estabilizarse nuestras emociones, nos concientizamos de los apremios e impulsos internos que sólo pueden venir de nuestro Poder Superior. Si cada día destinamos unos minutos para escuchar esta voz interior, facilitaremos nuestro crecimiento espiritual.

Trabajar los Pasos implica que tenemos que ser lo más honestos posible con nosotros mismos en cada una de las etapas de nuestro desarrollo. Un padrino del programa que ha caminado el sendero antes que nosotros es una ayuda invaluable. Por encima de todo, nuestro deseo debe ser crecer. Hemos pasado gran parte de nuestra vida creciendo físicamente en exceso. Ahora es tiempo de emparejarnos en el plano emocional y espiritual. Si comenzamos con sinceridad, nuestro Poder Superior nos guiará por cada uno de los Pasos a medida que estemos listos para seguirlos.

Señor, condúceme y dirige mi trabajo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Un tragón es una persona a quien la comida le ha llevado a un “callejón sin salida”. No ha sido capaz de aprender nada de su experiencia de tragón. Siempre está cometiendo los mismos errores y sufriendo las mismas consecuencias una y otra vez. Rehúsa admitir que es un tragón. Todavía cree que puede manejar la cuestión. No quiere tragarse su amor propio y admitir que es diferente a los “comedores normales”. No quiere enfrentarse a la realidad de que tiene que pasar el resto de su vida sin “tragar”. No puede contemplar la vida sin comer jamás fuera de su plan de alimentación.

-¿He salido yo de este callejón sin salida?

Meditación del Día.

Creo que Dios tiene todo el poder. En Él está el dar y en Él está el retirar. Pero Él no retirará de una persona que habite cerca de Él, porque entonces pasa insensiblemente de Dios a esa persona. Es inhalado por la persona que vive en presencia de Dios. Aprenderé a vivir en presencia de Dios y entonces tendré aquellas cosas que deseo de Él: fortaleza, poder y alegría.

El poder de Dios es Alcanzable para todos los que lo necesitan y están dispuestos a aceptarlo.

Oración del Día.

Ruego poder apartarme a un lado y que el poder de Dios pueda fluirme. Pido poder entregarme a ese poder.

Reflexión Diaria A.A.

¿Ya te estás divirtiendo?

. . . no somos una partida de malhumorados. Si los recién llegados no pudieran ver la alegría que hay en nuestra vida, no la desearían. Tratamos de no caer en el escepticismo en lo que se refiere a la situación de las naciones y de no llevar sobre nuestros hombros las dificultades del mundo.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 122

Cuando mi casa está en orden, los distintos aspectos de mi vida me resultan más manejables. Despojado del manto de culpa y remordimientos que encubría mis años de bebedor, me veo en la libertad de desempeñar el papel que me corresponde en el universo; pero esta condición requiere mantenimiento. Debo parar a preguntarme, ¿Ya me estoy divirtiendo? Si me resulta difícil o penoso responder a esta pregunta, tal vez me tome demasiado en serio – y me resulte difícil admitir que me he desviado de la práctica de trabajar en el programa para mantener mi casa en orden. Me parece que los dolores que experimento son una forma en la que mi Poder Superior me llama la atención, urgiéndome a que evalúe mi actuación. El poco tiempo y esfuerzo que cuesta trabajar en el programa – por ejemplo, hacer un inventario o hacer reparaciones, lo que sea apropiado – te compensa con creces.

El lenguaje del Adiós

Con nueva energía

“Lo divertido se vuelve divertido, el amor se vuelve amor, la vida se convierte en algo que vale la pena vivir. Y nos sentimos agradecidos.”

Más allá de la codependencia.

Hay una nueva energía, un sentimiento nuevo en nuestra vida. No podemos basar nuestras expectativas acerca de lo que sentiremos el día de mañana, o incluso dentro de unas horas, sobre lo que estamos sintiendo en este momento.

No hay dos momentos iguales en el tiempo. Nos estamos recuperando. Estamos cambiado. Nuestra vida está cambiando. A veces, las cosas no han funcionado como nosotros queríamos. Teníamos lecciones que aprender. El futuro no será como el pasado.

¡No limites el futuro por el pasado!

Reflexiona acerca del principio de tu recuperación. ¿No han habido muchos cambios que te han traído hasta donde te encuentras ahora? Reflexiona acerca de lo ocurrido hace un año. ¿No han cambiado tú y tus circunstancias desde entonces?

A veces, los problemas y los sentimientos persisten por un tiempo.

Pero esas épocas son temporales. Tiempos de confusión, de incertidumbre, temporadas en las que vivimos con un problema en particular sin resolver, pero que no duran para siempre.

Hacemos esas épocas doblemente difíciles al compararlas con nuestro pasado. Cada situación y circunstancia han tenido una influencia especial para moldearnos en lo que somos. No tenemos por qué atemorizarnos comparando el presente y el futuro con un pasado doloroso, especialmente con lo que fue nuestro pasado antes de que empezáramos la recuperación o antes de que aprendiéramos a partir de una experiencia en particular.

Has de saber que tu malestar no será permanente. No trates de imaginar que deberías sentirte de otra manera, o cuándo sentirás de otra forma. En vez de ello, confía. Acepta el hoy, pero no te limites por él.

Viene una nueva energía. Un nuevo sentimiento está en camino. No podemos predecir cómo será viendo cómo era o cómo es, porque entonces cuando llegue, será totalmente diferente. No hemos trabajado ni luchado en vano. Ha sido por algo y para algo.

Los tiempos están cambiando para mejorar. Sigue en el sendero de la confianza y la obediencia. Permanece abierto a lo nuevo.

Hoy, Dios mío, ayúdame a no juzgar o a limitar mi futuro por lo que fue mi pasado. Ayúdame a abrirme a todas las emociones posibles de cambio, tanto dentro de mí como a mi alrededor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: