Corriente Independiente de La Laguna

Enero 20


Comida para el pensamiento.

Evita los alimentos “peligrosos”

La mayoría de los comedores compulsivos reaccionan ante el azúcar o las harinas refinas de la misma forma como lo hace el tragón ante el alcohol. Un bocado, y tarde o temprano nos damos un atracón. Nos resulta imposible comer una cantidad controlada de comida que contenga azúcar o harina refinadas, porque inevitablemente terminamos pagando el precio de nuestros excesos.

Muchos tenemos preferencia por otro tipo de comidas que sabemos nos llevan a darnos atracones. Hemos aprendido que es más fácil evitar estas comidas por completo que tratar de comerlas en cantidades razonables. Tenemos que ser rigurosamente honestos con nosotros mismos para poder determinar cuál es el mejor plan de alimentación para cada uno de nosotros.

Ninguna comida vale la pena la angustia que provoca el atracón. Una vez que aceptamos esto, aceptamos también la necesidad de abstenernos de aquellas comidas que en lo personal nos llevan al atracón. Abstinencia significa liberarse de la obsesión por la comida y de la compulsión por comer en exceso. La libertad de vivir sin comer en exceso es nuestra recompensa cuando evitamos las comidas que disparan nuestras compulsiones.

Que me dé cuenta que evitar las comidas que me llevan al atracón es un pequeño precio que pago por mi libertad.

24 horas al día.

Pensamiento del día

En T.A. hemos acabado con la mentira, las crudas, el remordimiento y el malgastar de dinero, Cuando tragábamos, estábamos vivos a medias solamente. Ahora que estamos tratando de vivir vidas razonables, honradas, desinteresadas, estamos vivos realmente.

La vida tiene un nuevo significado, para nosotros, de manera que podemos disfrutarla verdaderamente. Sentimos que servimos para algo en el mundo. Nos hallamos en el lado seguro de la barrera, en lugar del lado equivocado. Podemos mirar al mundo a la cara, en vez de ocultarnos en las callejuelas.

Venimos a T.A. para alcanzar la sobriedad, pero si permanecemos el tiempo suficiente aprendemos una nueva forma de vivir.

– ¿Estoy convencido de que, independientemente de la diversión que obtenía con la comida, aquella vida nunca fue tan buena como la vida que puedo construir en T.A.?

Meditación del Día.

Quiero identificarme con el Espíritu Divino del universo. Depositaré mis más profundas inclinaciones sobre las cosas espirituales, no sobre las cosas materiales. Un hombre es según piensa. Así, pensaré y desearé en lo que pueda ayudar, no estorbar, a mi crecimiento espiritual. Trataré de identificarme con Dios. Ninguna aspiración humana puede alcanzar mayor elevación que ésta.

Oración del Día.

Ruego poder pensar en el amor y que el amor me rodee. Pido que pueda pensar con pureza y que la pureza venga a mí.

Reflexión Diaria A.A.

“Hacemos una pausa… y pedimos”

A medida que transcurre el día, hacemos una pausa si estamos inquietos o en duda, y pedimos que se nos conceda la idea justa o la debida manera de actuar.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 82

Humildemente le pido hoy a mi Poder Superior que me dé la gracia de encontrar el espacio entre mi impulso y mi acción; que deje correr una brisa refrescante cuando yo respondería acaloradamente; que interrumpa la fiereza con una paz apaciguadora; que posibilite que la crítica se convierta en criterio; que el silencio se anteponga cuando mi lengua se apuraría a atacar o a defender.

Prometo velar por cualquier oportunidad de volverme hacia mi Poder Superior en busca de guía. Yo sé dónde está este poder: reside dentro de mí, tan claro como un arroyo de la montaña; oculto entre las lomas – este es el insospechado Recurso Interior.

El lenguaje del Adiós

Nuevos comienzos

Los resentimientos son los bloques que nos impiden amarnos a nosotros mismos y a los demás. Los resentimientos no castigan a la otra persona, nos castigan a nosotros mismos. Se vuelven barreras que no nos dejan sentirnos bien y disfrutar de la vida. Nos impiden estar en armonía con el mundo. Los resentimientos son trozos de ira endurecidos, que sólo se desbaratan y se disuelven con el perdón y el olvido.

Deja ir los resentimientos no significa que le permitamos a la otra persona hacer lo que quiera. Significa aceptar lo que ocurrió en el pasado y fijar límites para el futuro ¡Podemos dejar ir los resentimientos y, aun así, tener límites!

Tratamos de ver la parte buena de la persona, o el bien que por fín se derivó de algún incidente que nos causó resentimiento. Tratamos de ver nuestra parte en ello. Luego, nos olvidamos del incidente.

Es de gran ayuda rezar por quienes nos sentimos resentidos. Pedirle a Dios que tome nuestros resentimientos también ayuda. Qué mejor manera de empezar un año nuevo que borrando el pizarrón del pasado y empezarlo libres de resentimientos.

Poder Superior, ayúdame a estar listo para despojarme de mis resentimientos. Trae a la superficie cualquier resentimiento oculto que me esté bloqueando. Enséñame qué debo hacer para cuidar de mí mismo y dejar ir mis resentimientos, y luego, ayúdame a hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: