Corriente Independiente de La Laguna

Diciembre 12


Comida para el pensamiento.

De comida en comida

Nos abstenemos de comer en forma compulsiva de día en día y de comida en comida. Después del desayuno, no nos preocupamos acerca de cómo nos sentiremos a la hora de la cena. Después de desayunar sabemos que hemos hecho una comida con abstinencia y que podemos olvidarnos de la comida hasta el medio día. Si nos permitimos empezar a pensar qué vamos a comer en la próxima comida, y en la que sigue, volveremos a nuestra obsesión.

La belleza de la abstinencia está en que nos permite ir de una comida a la siguiente sin estar constantemente preocupados por ella. Al abstenernos de ingerir azúcares refinados y carbohidratos y alimentos que nos llevan al atracón, ya no tenemos que luchar contra el antojo de querer más. Al trabajar los Doce Pasos, nos llenamos la mente con pensamientos que nos nutren y alejando de nosotros nuestra antigua obsesión por la comida.

Esta comida que he planeado es la única que me interesa ahora. No necesito pensar en otras ni en otro tipo de alimentos. Disfrutaré de esta comida y luego me despojaré de esta obsesión para el resto de mi vida.

Mantén mi abstinencia de una comida a la otra.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Los sacerdotes predican sobre la fraternidad espiritual de la iglesia. Esta fraternidad se aproxima más a la forma de TA. que la terapia de grupo. Una fraternidad así se basa en una creencia común de Dios y en un esfuerzo común para vivir una vida espiritual. Esto es lo que tratamos  de hacer en TA. También tratamos de ahondarnos en los verdaderos problemas de la vida de todos nosotros. Realmente tratamos de abrirnos unos con otros. Tratamos de llegar al fondo de la vida de cada uno de los miembros.

¿Me doy cuenta de la profunda fraternidad personal de TA.?

Meditación del Día.

El amor y el temor no pueden morar juntos. Por su naturaleza no pueden existir el uno junto al otro. El temor es una fuerza poderosa. Por lo tanto un amor débil y vacilante puede ser pronto destrozado por el temor. Pero un amor fuerte, un amor que confíe en Dios, es seguro que conquistará al temor. La única forma segura de disipar el temor es la de tener el amor de Dios más y más dentro del alma.

Oración del Día.

Ruego que el amor destierre al temor de mi vida. Pido que el temor se derrumbe ante el poder del amor de Dios.

Reflexión diaria A.A.

UNA SOLUCIÓN COMÚN

El hecho tremendo para cada uno de nosotros es que hemos descubierto una solución común. Tenemos una salida en la que podemos estar completamente de acuerdo, y a base de la cual podemos incorporarnos a la acción fraternal y armoniosa. Esta es la gran noticia, la buena nueva que este libro lleva a los que padecen del alcoholismo.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 16

El Trabajo de Paso Doce de mayor envergadura fue la publicación de nuestro Libro Grande, Alcohólicos Anónimos. Para llevar el mensaje pocos pueden igualar a este libro. Mi idea es salirme de mí mismo y simplemente hacer lo que pueda. Aunque no se me haya pedido apadrinar a nadie y mi teléfono suene muy rara vez, todavía puedo hacer el trabajo de Paso Doce. Participo en “acción fraternal y armoniosa”. Llego siempre temprano a las reuniones para recibir a la gente y ayudar a preparar la sala y compartir mi experiencia, fortaleza y esperanza. También hago lo que puedo en el servicio. Mi Poder Superior me da exactamente lo que El quiere que haga en cualquier etapa de mi recuperación y, si se lo permito, mi buena disposición me traerá el trabajo del Paso Doce automáticamente.

El lenguaje del adiós

La voluntad de Dios.

Todos los días, preguntémosle a Dios lo que quiere que hagamos hoy y luego pidámosle ayuda. Una simple petición, pero tan profunda y trascendente que nos puede llevar a cualquier lado al que necesitemos ir.

Escucha: todo lo que queremos, todo lo que necesitamos, todas las respuestas, toda la curación, toda la sabiduría, todo el cumplimiento de deseos se incluyen en esta simple petición. No necesitamos más que decir Gracias.

Este Plan que se ha hecho para nosotros no es de privación. Es deplenitud, alegría y abundancia. Métete en él. Y constátalo tú mismo.

 

Hoy le pediré a Dios que me muestre lo que quiere que haga este día, y luego le pediré ayuda para hacerlo. Confiaré en que es suficiente para llevarme a la luz y la alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: