Corriente Independiente de La Laguna

Diciembre 3


Comida para el pensamiento.

Locura

Entre más tiempo nos abstengamos de comer compulsivamente, más nos percataremos de la locura en que vivíamos antes de descubrir TA. El hecho de aislarnos de la gente y de la realidad para comer en exceso definitivamente no era una manera sana de vivir. A medida que trabajamos los Pasos de este programa, descubrimos que muchos de nuestros pensamientos y actitudes eran tan enfermizos como nuestra conducta destructiva.

Es nuestro Poder Superior el que nos restaura a la cordura, pero para hacerlo Él necesita de nuestro sometimiento y cooperación. Podemos buscar activamente personas y experiencias que son benéficas para nuestra vida en vez de ser perjudiciales para nuestro bienestar mental, emocional, físico y espiritual. Las actividades y relaciones que teníamos cuando comíamos de manera compulsiva quizá tengamos que eliminarlas si es que vamos a disfrutar de una vida sana, de sobriedad, en el futuro.

Seguir golpeándonos la cabeza contra las paredes por fracasos anteriores es una locura. Tenemos una vida nueva que vivir, siempre y cuando abandonemos las conductas y actitudes que ahora sabemos son enfermizas.

Guárdanos de las antiguas locuras.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Hay algún pensamiento tragón consciente o inconsciente que llega antes de un resbalón. Mientras vivamos debemos estar pendientes de esos pensamientos y ponernos en guardia contra ellos.

De hecho, nuestro entrenamiento de TA va en gran parte encaminado para prepararnos y dejarnos listos para reconocer a esos pensamientos de inmediato y rechazarlos rápidamente. El resbalón viene cuando permitimos que tales pensamientos permanezcan en nuestras mentes, aún antes de que de hecho levantemos el tenedor y lo pongamos en nuestros labios. El programa de TA es en gran parte un entrenamiento mental.

¿Qué tan bien preparada está mi mente?

Meditación del Día.

No hay que molestar a la mente con enigmas que no se pueden resolver. Las soluciones tal vez nunca se nos muestren sino hasta haber dejado esta vida. La pérdida de seres queridos, la desigualdad de la vida, la gente deforme e incapacitada y muchas otras cosas enigmáticas, no podrán ser conocidas sino hasta haber llegado al más allá. Aún tengo muchas cosas que deciros; más, por ahora, no podéis comprenderlas. Solamente paso por paso, etapa por etapa podemos proseguir nuestra jornada hacia un mayor conocimiento y una mayor comprensión.

Oración del Día.

Ruego que esté satisfecho de que las cosas que ahora son enigmáticas para mí, algún día serán claras. Pido que tenga fe de que algún día las veré cara a cara.

Reflexión diaria A.A.

En todos nuestros asuntos

“. . . tratamos de llevar este mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 113

Me resulta fácil llevar el mensaje de recuperación a otros alcohólicos, porque esto me ayuda a mantenerme sobrio y me da una sensación de bienestar respecto a mi propia recuperación.

Lo difícil está en practicar estos principios en todos mis asuntos.  Es importante que comparta los beneficios que recibo de A.A., especialmente en el hogar.

¿No merece mi familia la misma paciencia, tolerancia y comprensión que tan gustosamente le doy al alcohólico?

Al repasar mi día trato de preguntar, “¿tuve hoy la oportunidad de estar por encima de una situación desagradable y la evité?” “¿Tuve la oportunidad de decir ‘lo lamento’ y rehusé decirlo?”.

Así como cada día le pido ayuda a Dios con mi alcoholismo, le pido que me ayude a ampliar mi recuperación para que incluya todas las situaciones y toda la gente.

El lenguaje del Adiós.

Desarrollemos una sana tolerancia.

Muchos de nosotros somos diestros en negar y en menospreciar aquello que nos duele. Podemos soportar una situación en particular, diciéndonos a nosotros mismos repetidamente que no es tan mala; que no deberíamos ser tan exigentes; de que cambiará cualquier día de éstos; que deberíamos de ser capaces de vivir con ella; que no nos fastidia; que la otra persona no tenía esa intención; que no nos duele; que quizá simplemente seamos nosotros.

Podemos pelear y discutir con nosotros mismos acerca de la realidad y de la validez de nuestro dolor, de nuestro derecho a sentirlo y a hacer algo acerca de él.

A menudo toleraremos demasiado, o tanto que nos pondremos furiosos y nos rehusaremos a tolerar nada más.

Podemos aprender a desarrollar una sana tolerancia.

Lo hacemos fijando límites sanos y confiando en que nos adueñamos de nuestro poder con la gente. Podemos disminuir nuestro dolor y sufrimiento validándonos y prestándonos atención a nosotros mismos.

Podemos trabajar por acortar el tiempo entre que identificamos lanecesidad de fijar un límite y emprender una acción clara, definida.

No estamos locos. Algunas conductas de veras nos agobian. Algunas conductas son verdaderamente inadecuadas, enojosas, hirientes o abusivas.

No tenemos por qué sentirnos culpables por cuidar de nosotros mismos una vez que hemos identificado un límite que se debe fijar. Veamos la experiencia como un experimento de adueñarnos de nuestro poder para establecer límites nuevos, sanos, para nosotros mismos.

No tenemos por qué sentirnos culpables, o disculparnos, o dar explicaciones luego de haber fijado un límite. Podemos aprender a aceptar lo embarazoso e incómodo que es fijar límites con la gente.

Podemos establecer nuestros derechos a establecer estos límites.

Podemos darle espacio a la otra persona para explorar sus sentimientos; podemos darnos espacio a nosotros mismos para tener nuestros sentimientos, mientras batallamos para adueñarnos denuestro poder y creamos relaciones buenas, que funcionen.

Una vez que podamos confiar en nuestra capacidad para cuidar de nosotros mismos, desarrollaremos una sana y razonable tolerancia hacia los demás.

Dios mío, ayúdame a empezar a esforzarme por tener límites sanos y por desarrollar una sana tolerancia hacia mí mismo y hacia los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: