Corriente Independiente de La Laguna

Diciembre 2


Comida para el pensamiento.

Sentimientos de culpa

Generalmente lo que nos llevaba a comer en exceso eran los sentimientos de culpa, y entre más comíamos, más culpables nos sentíamos. El inventario del Cuarto Paso puede permitirnos identificar las razones de esos sentimientos de culpa que aún experimentamos, y al seguir el Quinto Paso somos capaces de expresar esa culpa y liberarnos de ella.

Algunos de nuestros sentimientos de culpa son innecesarios. Quizá experimentemos sentimientos de culpa cuando decimos “no” a peticiones y exigencias que infringen nuestros legítimos derechos. Podemos sentirnos culpables cuando no vivimos de acuerdo con las expectativas de alguien cercano a nosotros. Necesitamos desarrollar un fuerte sentimiento de autoestima para que no padezcamos sentimiento de culpa al no conformarnos con la imagen que otro tenga acerca de cómo deberíamos ser.

Seguir nuestro programa nos libera de la culpa innecesaria. Cuando reparamos el daño que hemos causado, nos liberamos de una pesada carga de culpa que es real. Cuando experimentamos la confirmación de quiénes somos en realidad, a través del contacto con nuestro Poder Superior, nos liberamos de la prisión de culpas imaginarias.

Enséñanos a lidiar con los sentimientos de culpa.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Los pensamientos que vienen antes de un resbalón parecen ser, en parte, subconscientes. No obstante, es posible que por lo menos parte de estos pensamientos penetren en nuestra conciencia. Un pensamiento repentino en relación con la comida de repente surge en la mente. Ese es el momento crítico.

¿Abrigaré ese pensamiento aunque sea por un minuto o lo eliminaré de mi mente inmediatamente?

Si lo dejo permanecer, se convertirá en una ilusión. Empezaré a imaginarme dulces, antojitos o bufetes de comida.  Si dejo permanecer la ilusión en mi mente, puede conducirme a una decisión, por inconsciente que sea, de tragar. Entonces voy encaminado a un resbalón.

¿Me permito a mí mismo soñar despierto?

Meditación del Día.

Muchos de nosotros tenemos una idea de la clase de persona que Dios desea que seamos. Debemos ser fieles a esa idea, cualquiera que ésta sea, y tratar de apegarnos a ella viviendo en la forma e que creamos que Dios quiere que vivamos. Todos podemos creer que Dios tiene una visión de la forma en que Él desea que seamos. En cada persona hay la buena que Dios ve en ella: la persona que podría ser; la persona que Dios desearía que fuera. Pero muchos seres no cumplen esa promesa y las decepciones de Dios deben ser muchas.

Oración del Día.

Ruego que luche por ser la persona amable que Dios quiere que sea. Pido que trate de realizar la visión de Dios de lo que podría ser.

Reflexión diaria A.A.

Serenidad

“Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos . . .”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 113

Según continuaba asistiendo a las reuniones y practicando los Pasos, algo empezó a sucederme. Me sentía confuso porque no estaba seguro de lo que estaba sintiendo, y entonces me dí cuenta de que estaba experimentando la serenidad.

Era una sensación agradable, pero, ¿de dónde venía? Luego me di cuenta de que venía “. . . como resultado de estos pasos”.

Puede que el programa no sea siempre fácil de practicar, pero yo tuve que reconocer que mi serenidad me había llegado después de practicar los Pasos.

Según trabajo los Pasos en todo lo que hago, practicando estos principios en todos mis asuntos, me encuentro despierto ante Dios, ante otros y ante mí mismo.

El despertar espiritual que yo he disfrutado como resultado de practicar los Pasos es la conciencia de que ya no estoy solo.

El lenguaje del Adiós.

No pongamos nuestra vida en suspenso

No podemos darnos el lujo de poner nuestras necesidades en suspenso, esperando a que otra persona nos llene, que nos haga la vida más agradable o que llegue y sea como nosotros queremos que sea. Eso crearía resentimiento, hostilidad, una dependencia enfermiza y un lío con el que tendríamos que lidiar después.

Si hemos decidido que queremos una relación en particular o queremos esperar acerca de tomar una decisión sobre una relación en particular, entonces debemos seguir con nuestra vida en el ínterin.

Eso puede ser duro. Para nosotros puede ser natural poner nuestra vida en suspenso. Ahí es donde nos quedamos atrapados en las creencias codependientes:

“esa persona puede hacerme feliz…. Necesito que esa persona en especial haga una cosa en especial para que yo sea feliz….”

Esa es una circunstancia que puede enganchar nuestra baja autoestima, nuestras dudas acerca de nosotros mismos y nuestras tendencias a descuidarnos a nosotros mismos.

Podemos meternos en una situación de varias maneras. Podemos hacer esto mientras esperamos una carta, mientras esperamos un empleo, mientras esperamos a una persona, mientras esperamos un suceso.

No tenemos por qué poner nuestra vida en suspenso. Habrá repercusiones si así lo hacemos. Sigue adelante con tu vida. Toma la vida un día a la vez.

¿Qué podría estar haciendo ahora para cuidar de mí mismo, para hacerme sentir mejor, para satisfacer mis necesidades de una manera apropiada, sana?

¿Cómo puedo adueñarme de mi poder para cuidar de mí mismo, a pesar de lo que la otra persona esté o no haciendo?

¿Qué sucederá si rompo el sistema y empiezo a cuidar de mí mismo?

A veces obtenemos de inmediato la respuesta que queremos. Otras, esperamos un poco. A veces, las cosas no salen exactamente de la manera como esperábamos. Pero siempre se resuelven para bien y a menudo mejor de lo que esperábamos.

Y mientras tanto, hemos manifestado nuestro amor a nosotros mismos viviendo nuestra propia vida y quitándole el control de ella a los demás. Eso siempre nos regresa multiplicando diez veces, porque cuando de hecho manifestamos amor por nosotros mismos, le damos a nuestro Poder Superior, a otras personas y al universo, permiso para enviarnos el amor que queremos y necesitamos.

Dejar de vivir nuestra vida para hacer que suceda alguna cosa no funciona. Lo único que provoca es hacernos sentir desgraciados, porque hemos dejado de vivir nuestra vida.

Hoy me obligaré, si  es necesario, a vivir mi propia vida. Actuaré conforme a mis mejores intereses, de una manera que refleje amor a mí mismo. Si le he dado poder o el control de mi vida a alguien que no sea yo mismo, y a alguien además que a un Poder Superior a mí lo recuperaré. Empezaré a actuar conforme a mis mejores intereses, aunque me parezca difícil hacerlo.

Anuncios

Comentarios en: "Diciembre 2" (1)

  1. Mirella Collazo dijo:

    GRACIAS POR SEGUIR CONMIGO, DIOS LOS BENDIGA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: