Corriente Independiente de La Laguna

Noviembre 28


Comida para el pensamiento.

Un Padre fuerte

Muchos de nosotros concebimos a Dios como a un padre en quien podemos confiar en cualquier situación. Nuestro padre biológico podrá haber sido un tirano o un amigo, distante o accesible, firme o débil. Aunque lo hayamos querido mucho y hayamos dependido de él, no era más que una persona y no era infalible.

Para recuperarnos de la compulsión de comer, necesitamos una fuente de fortaleza a la que podamos recurrir en cualquier emergencia. Necesitamos un Poder en el cual apoyarnos en los altibajos de cada día. Aunque nuestros familiares y amigos nos apoyen, su ayuda no es suficiente. Ellos no nos pueden dar ni el control ni el apoyo que necesitamos para recuperarnos de nuestra enfermedad.

La guía firme e infalible que requerimos viene de nuestro Poder Superior. Si estamos dispuestos a convertirnos de nuevo en niños y a volcarnos en Dios sin reservas, recibiremos Su apoyo. Es este Poder el que nos libera de nuestra falsa dependencia hacia la comida.

Señor, sé para nosotros un Padre fuerte.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de A.A. es el camino de la sobriedad. En todos lados se conoce a A.A. como un método que ha tenido éxito con los alcohólicos. Los doctores, los psiquiatras y los representantes de Dios han tenido algo de éxito. Algunos hombres y mujeres han logrado la sobriedad por sí mismos. Nosotros creemos que A.A. es el camino que ofrece mayor felicidad y que tiene más éxito. Sin embargo, A.A. no tiene éxito absoluto. Algunas personas no pueden lograr la sobriedad y otras vuelven a caer en el alcoholismo activo después de haber tenido cierta medida de sobriedad.

–  ¿Estoy profundamente agradecido por haber encontrado a A.A.?

Meditación del Día.

La gratitud a Dios es lo que se celebra el día de dar gracias. Los peregrinos se reunieron para dar gracias a Dios por su cosecha, que era sumamente pequeña. Cuando vemos todas las cosas que tenemos ahora, no podemos menos que estar agradecidos con Dios. Nuestras familias, nuestros hogares, nuestros amigos, la fraternidad de A.A., son dones que nos ha dado Dios gratuitamente.

– De no ser por la gracias de Dios, no los tendríamos.

Oración del Día.

Ruego que sea agradecido hoy. Pido que no olvide cómo podría estar agradecido de no ser por la gracia de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Atracción, no promoción

“Después de pasar por muchos períodos de dolorosa experiencia hemos resuelto ya lo que esa política debe ser. Es todo lo contrario de la costumbre corriente en cuanto a promoción. Descubrimos que teníamos que depender del principio de la atracción como contrario al de la promoción.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 189

Cuando bebía yo reaccionaba con ira, auto conmiseración y desafío en contra de cualquiera que quisiera cambiarme. Todo lo que yo quería entonces era ser aceptado por otro ser humano simplemente por lo que yo era y, curiosamente, eso es lo que he encontrado en A.A.  Me convertí en el guardián de este concepto de atracción, que es el principio de las relaciones públicas de nuestra Comunidad. Por la atracción puedo alcanzar mejor al alcohólico que aún sufre.

Doy gracias a Dios por haberme dado la atracción de un bien planeado y establecido programa de Pasos y Tradiciones. Por la humildad y el apoyo de mis compañeros, miembros sobrios, yo he podido practicar la manera de vivir A.A. por medio de la atracción y no de la promoción.

El lenguaje del adiós.

De vuelta a los pasos.

Regresa a los Pasos. Vuelve a un Paso.

Cuando no sepamos qué hacer a continuación, cuando nos sintamos confundidos, inquietos, perturbados, en las últimas, abrumados, completamente involuntariosos, llenos de rabia o de desesperación, volvamos a los Pasos.

No importa qué situación estemos enfrentando, trabajar un Paso nos ayudará. Concéntrate en uno, confía en tus instintos y trabájalo.

¿Qué significa trabajar un Paso? Piensa en ello. Medita sobre ello.

En vez de concentrarte en la confusión, en los problemas o en la situación que provoca tu desesperación o tu rabia, concéntrate en el Paso.

Piensa en cómo se podría aplicar ese Paso. Cíñete a él. Aférrate a él con tantas ganas como nos aferramos a nuestra confusión o al problema.

Los Pasos son una solución. Funcionan. Podemos confiar en que funcionan.

Podemos confiar en el lugar a donde los Pasos nos conducirán.

Cuando no sepamos qué paso dar después, tomemos uno de los Doce.

Hoy me concentraré en usar los Doce Pasos para resolver problemas y para mantenerme en equilibrio y en armonía. Trabajaré un paso al máximo de mi capacidad. Aprenderé a confiar en los Pasos y me apoyaré en ellos en vez de en mis conductas protectoras, codependientes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: