Corriente Independiente de La Laguna

Noviembre 17


Comida para el pensamiento.

El sueño como escape.

Después de que dejamos de comer en forma compulsiva, es probable que tengamos la tentación de usar el sueño como una forma de escape. Aunque no es tan dañino como el exceso de comida. El sueño excesivo también nos puede volver letárgicos y embotarnos. El peligro está en permitirnos escapar a las realidades del vivir, en vez de lidiar con ellas.

Todos necesitamos un adecuado descanso para sentirnos bien y funcionar eficientemente. Sin embargo, el sueño se convierte en un escape si tomamos largas siestas durante el día en vez de buscar actividades que valgan la pena y la que disfrutemos. Igual que podíamos comer en exceso a causa del aburrimiento, podemos dormir en exceso porque no tenemos nada mejor que hacer.

Nuestro Poder Superior tiene un plan para el tiempo y los talentos que Él nos da. Nuestra labor es descubrir cómo y dónde podemos servir mejor a Dios y a los demás. Con la nueva vida que se nos da en TA viene la responsabilidad de usarla productivamente. Como ésta es la única vida que tenemos, no escogemos pasarla durmiendo. Al encarar nuestros problemas con la ayuda de este programa, aprendemos a manejarlos.

Líbrame de la indolencia.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Todo hombre tiene dos personalidades: una buena y una mala. Todos tenemos, hasta cierto punto, personalidades dobles. Cuando estábamos “tragando”, la personalidad mala era la que llevaba el control. Hacíamos unas cosas cuando estábamos tragados, que nunca habríamos hecho estando sobrios.

Cuando estamos sobrios somos personas diferentes. Entonces nos preguntamos cómo pudimos haber hecho las cosas que hicimos. Pero volvemos a tragar y nuevamente nuestro lado malo surge. De modo que andamos de un lado para otro, siempre en conflicto con nuestro otro yo, siempre con ansiedad. Esta división de nuestro ser no es buena; debemos, de algún modo, unificar nuestro yo.

Hacemos esto dándonos de corazón a T.A. y a la sobriedad.

-¿Me he reconciliado conmigo mismo?

Meditación del Día.

 “Muy bien, siervo bueno y leal, ya que has sido fiel en lo poco, yo te confiaré lo mucho, ven a tomar parte en el goce de tu Señor”.

Estas palabras son para mucha gente común a quien el mundo no toma en cuenta. No son estas palabras para las personas famosas, ni ricas, ni orgullosas, sino que para los seguidores callados que sirven a Dios discreta pero fielmente, que llevan su cruz con valor y tienen una sonrisa para el mundo. “Toma parte en el goce de tu Señor”. Hay que tomar parte de esa vida espiritual más plena, que es una vida de alegría y paz.

Oración del Día.

Ruego que no desee el aplauso del mundo. Pido que no pida recompensa por hacer lo que yo crea que es lo correcto.

Reflexión diaria A.A.

Superar la soledad

“Casi sin excepción, los alcohólicos hemos sido torturados por la soledad. Aun antes de que nuestra forma de beber empeorara y la gente empezara a alejarse de nuestro lado, casi todos nosotros sufrimos la sensación de que no podíamos pertenecer.”

COMO LO VE BILL, p. 90

Las agonías y el vacío que a menudo sentía dentro de mí, hoy son cada vez menos frecuentes en mi vida. He aprendido a lidiar con la soledad. Solamente cuando estoy solo y tranquilo, puedo comunicarme con dios, porque El no puede alcanzarme cuando estoy agitado. Es bueno mantener contacto con Dios en todo momento, pero es absolutamente esencial que, cuando todo parece ir mal, yo mantenga ese contacto por medio de la oración y la meditación.

El lenguaje del adiós.

La trampa de la víctima.

La creencia de que la vida tiene que ser dura y difícil es la creencia de un mártir.

Nosotros podemos cambiar nuestras creencias negativas acerca de la vida y acerca de que podemos tener la fuerza para detener nuestro dolor y cuidar de nosotros mismos.

No somos impotentes. Podemos resolver nuestros problemas. Tenemos poder, no para cambiar o controlar a los demás, sino para solucionar los problemas que nos toca resolver.

Utilizar cada problema que nos viene para “probar” que la vida es dura y que somos impotentes, esto es codependencia. Es la trampa de la víctima.

La vida no tiene que ser difícil. De hecho, puede ser suave. La vida es buena. No tenemos que “horrorizarla” ni horrorizarnos nosotros mismos. No tenemos que vivir en el sótano.

Tenemos poder, más poder del que sabemos, incluso en los tiempos difíciles. Y las épocas difíciles no prueban que la vida es mala; son parte de los altibajos de la vida; a menudo se resuelven para bien.

Podemos cambiar nuestra actitud; podemos cambiar nosotros mismos; a veces podemos cambiar nuestras circunstancias.

La vida es desafiante. Algunas veces hay más dolor del que pensábamos; otras, más alegría de la que imaginábamos.

Todo es parte del paquete, y el paquete es bueno.

No somos victimas de la vida. Podemos aprender a dejar de ser víctimas de la vida. Al dejar ir nuestra creencia de que la vida tienen que ser dura y difícil, hacemos nuestra vida más fácil.

Hoy, Dios mío, ayúdame a dejar ir mi creencia de que la vida es tan difícil, tan espantosa o tan difícil.

Ayúdame a reemplazar esa creencia con un punto de vista más sano, más realista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: