Corriente Independiente de La Laguna

Noviembre 16


Comida para el pensamiento.

De cara a la verdad.

Vivir de cara a la verdad requiere que estemos en contacto con nosotros mismos y con nuestro Poder Superior. Requiere que valoremos la verdad espiritual más que las cosas materiales. Llegamos a darnos cuanta que la comprensión y el crecimiento emocional que adquirimos a través de este programa son más valiosos que las cosas que antes pensábamos que teníamos que tener.

Vivir de cara a la verdad implica vivir el momento presente. Si estamos obsesionados con el pasado o preocupados con el futuro, perderemos la verdad del ahora. Hoy podemos ser lo que somos y dar lo mejor de nosotros mismos en cualquier situación en la que nos encontremos.

Nuestro Poder Superior nos promete que si le pedimos la verdad, la recibiremos. La encontraremos cuando la busquemos más que al estatus, el dinero o el bienestar físico. Cuando vivimos de cara a la verdad, estamos abiertos a la fuente de Poder que nunca nos decepcionará.

Hoy, viviré de cara a la verdad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Me he desembarazado de casi todos mis conflictos interiores. Antes, siempre estaba en guerra conmigo mismo. Hacía cosas que no quería hacer. Despertaba en lugares extrañas, sin saber cómo había llegado allí. Era totalmente imprudente cuando estaba borracho y me llenaba de remordimiento cuando no lo estaba. Mi vida no tenía sentido. Estaba lleno de resoluciones quebrantadas y proyectos y esperanzas frustrados. No llegaba a ningún lado con la rapidez que deseaba. Con razón mis nervios estaban hechos pedazos. Me estaba dando contra la pared y me sentía aporreado por ello. A.A. me enseñó cómo organizarme y dejar de pelear contra mí mismo.

¿Me he desembarazado de mis conflictos interiores?

Meditación del Día.

 “Si dos o tres estuvieren reunidos en mi nombre, allí estaré en medio de ellos”.

El espíritu de Dios desciende sobre quienes lo siguen cuando están reunidos en un lugar y con un propósito. Cuando dos o tres almas consagradas están juntas en un sitio, el espíritu de Dios está allí para ayudarlas y guiarlas. Donde un grupo sincero de personas está junto buscando con reverencia la ayuda de Dios, su poder y su espíritu están allí para inspirarlas.

Oración del Día.

Ruego que esté de acuerdo con mis semejantes. Pido que sienta la fuerza de un grupo consagrado.

Reflexión diaria A.A.

Una superación diaria

“Lo que en realidad tenemos es una suspensión diaria de nuestra sentencia, que depende del mantenimiento de nuestra condición espiritual.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 79

Mantener mi buena forma espiritual es como hacer ejercicio todos los días, entrenarme para el maratón, nadar, correr. Es mantenerse en buen estado espiritualmente, y esto requiere la oración y la meditación. La manera más importante de mejorar mi contacto consciente con un Poder Superior es orar y meditar. Yo soy tan impotente ante el alcohol como lo soy para hacer retroceder las olas del mar; ninguna fuerza humana tiene el poder para superar mi alcoholismo. Ahora puedo respirar el aire de alegría, de la felicidad y de la sabiduría. Tengo la capacidad para amar y reaccionar ante los eventos a mi alrededor con los ojos de una fe en cosas que no son aparentes. Mi suspensión diaria significa que, por difíciles o dolorosas que parezcan las cosas hoy, puedo recurrir al poder del programa para mantenerme liberado de mi enfermedad astuta, desconcertante y poderosa.

El lenguaje del adiós.

La trampa de la víctima.

La creencia de que la vida tiene que ser dura y difícil es la creencia de un mártir.

Nosotros podemos cambiar nuestras creencias negativas acerca de la vida y acerca de que podemos tener la fuerza para detener nuestro dolor y cuidar de nosotros mismos.

No somos impotentes. Podemos resolver nuestros problemas. Tenemos poder, no para cambiar o controlar a los demás, sino para solucionar los problemas que nos toca resolver.

Utilizar cada problema que nos viene para “probar” que la vida es dura y que somos impotentes, esto es codependencia. Es la trampa de la víctima.

La vida no tiene que ser difícil. De hecho, puede ser suave. La vida es buena. No tenemos que “horrorizarla” ni horrorizarnos nosotros mismos. No tenemos que vivir en el sótano.

Tenemos poder, más poder del que sabemos, incluso en los tiempos difíciles. Y las épocas difíciles no prueban que la vida es mala; son parte de los altibajos de la vida; a menudo se resuelven para bien.

Podemos cambiar nuestra actitud; podemos cambiar nosotros mismos; a veces podemos cambiar nuestras circunstancias.

La vida es desafiante. Algunas veces hay más dolor del que pensábamos; otras, más alegría de la que imaginábamos.

Todo es parte del paquete, y el paquete es bueno.

No somos víctimas de la vida. Podemos aprender a dejar de servíctimas de la vida. Al dejar ir nuestra creencia de que la vida tienen que ser dura y difícil, hacemos nuestra vida más fácil.

Hoy, Dios mío, ayúdame a dejar ir mi creencia de que la vida es tan difícil, tan espantosa o tan difícil.

Ayúdame a reemplazar esa creencia con un punto de vista más sano, más realista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: