Corriente Independiente de La Laguna

Noviembre 9


Comida para el pensamiento.

Al recoger la mesa.

Recoger la mesa y guardar los sobrantes de comida es una tarea difícil para la mayoría de los comedores compulsivos. Lo que la hace tan difícil es nuestro viejo hábito de llevarnos los sobrantes a la boca en vez de meterlos en el refrigerador o tirarlos a la basura. Una vez que decidimos que no comeremos nada después de haber comido, recoger la mesa se convierte en una tarea sorprendentemente fácil.

Si no estamos gastando nuestra energía luchando contra la tentación de comer un poco de esto o de aquello, tenemos energía para las tareas que debemos hacer. Recogemos la mesa en mucho menos tiempo y con mucho menos esfuerzo si no estamos discutiendo con nosotros mismos acerca de lo que sucederá con los sobrantes.

En el pasado, quizá sentíamos que recoger la mesa era una labor degradante. A medida que seguimos nuestro programa, empezamos a sentir más satisfacción por las labores que ejecutamos, y nos preocupa menos el estatus relativo a las tareas que nos tocan. Sentimos satisfacción cuando limpiamos la mesa, al igual que cuando limpiamos nuestras vidas por medio del programa TA.

Que no sea tan orgulloso que no disfrute de recoger la mesa.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

He perdido gran parte de mi complejo de inferioridad. Estaba tratando de escapar de la vida. No quería enfrentarme a la realidad. Estaba lleno de auto-conmiseración. Tenía lástima de mí mismo. Trataba de evitar todas las responsabilidades. Sentía que no podía hacerme cargo de los deberes de mi trabajo o de mi hogar. Debido a mi complejo de inferioridad, estaba ansioso de escapar de toda responsabilidad. A.A. me enseñó a superar mi sentimiento de incapacidad. Me hizo que deseara nuevamente aceptar mis responsabilidades.

-¿He perdido mi complejo de inferioridad?

Meditación del Día.

¡Hay algo que hago; al olvidar las cosas que quedaron atrás y al tratar de alcanzar lo que está por delante; sigo mi camino hacia la meta! Debemos olvidar las cosas que han quedado atrás y seguir adelante hacia algo mejor. Podemos creer que Dios nos ha perdonado nuestros pasados errores, siempre y cuando sinceramente estemos tratando de vivir hoy en la forma que en que creamos que Él quiere que vivamos. Podemos borrar la pizarra del pasado. Podemos empezar hoy con una pizarra limpia y seguir adelante con confianza hacia la meta que se nos ha indicado.

Oración del Día.

Ruego que tire la carga del pasado. Pido empezar hoy con un corazón ligero y una nueva confianza.

Reflexión diaria A.A.

Una aventura individual.

“La meditación es algo que siempre puede perfeccionarse más. No tiene fronteras, en amplitud o en profundidad. Ayudados por las enseñanzas y el ejemplo que podamos encontrar, la meditación es esencialmente una aventura individual, algo que cada uno de nosotros va logrando a su manera.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 108

Mi desarrollo espiritual es con Dios como yo lo concibo. Con El encuentro mi verdadero ser interior. La meditación y la oración diarias fortalecen y renuevan mi fuente de bienestar. Recibo entonces la disposición para aceptar todo lo que El tiene para ofrecerme. Con Dios tengo la seguridad de que mi viaje será tal como El lo quiere para mí, y por esto estoy agradecido de tener a Dios en mi vida.

El lenguaje del adiós.

Seamos fieles a nosotros mismos.

Esto por encima de todo: a vuestro propio ser sed fieles, y de ello se seguirá, como la noche sigue al día, que no podréis ser falsos con ningún hombre…

William Shakespeare

“A vuestro propio ser, sed fieles.”

Una afirmación fundamental para aquellos que nos quedamos atrapados en la tormenta de necesidades y sentimientos de los demás.

Escuchar al yo. ¿Qué es lo que necesitamos? ¿Se están satisfaciendo esas necesidades? ¿Qué sentimos? ¿Qué necesitamos hacer para cuidar de nuestros sentimientos? ¿Qué nos están diciendo nuestros sentimientos acerca de nosotros mismos y del rumbo que necesitamos seguir?¿Qué queremos hacer o decir? ¿Qué nos están diciendo nuestros instintos? Confía en ellos, aunque no tengan sentido o se contrapongan con las reglas o las expectativas de otras personas.

A veces, las exigencias de otras personas y nuestras confusas expectativas acerca de nosotros mismos –los mensajes acerca de nuestras responsabilidades hacia los demás- pueden crear un lío grande, complicado.

Podemos convencernos incluso de que darle gusto a la gente, yendo en contra de nuestra naturaleza y no siendo honestos, ¡es lo más amable, lo más honesto que podemos hacer! Eso no es cierto. Simplifica las cosas. Vuelve a lo básico. Deja ir la confusión. Al honrarnos y respetarnos a nosotros mismos, seremos sinceros con los que nos rodean, aunque les desagrademos momentáneamente.

A vuestro propio ser sed fieles. Palabra sencillas que describen una enorme tarea que nos puede hacer volver al camino.

Hoy me honraré, me apreciaré y me amaré a mí mismo. Cuando esté confundido acerca de qué hacer, me seré fiel a mí mismo. Me libraré de la influencia que los demás, y sus expectativas, tienen sobre mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: