Corriente Independiente de La Laguna

Noviembre 5


Comida para el pensamiento.

Nadie es perfecto

Podemos haber gastado mucho tiempo y energía buscando gente perfecta que llene nuestra vida. Este proceso implica proyectar nuestras más caras ilusiones en aquellos a quienes vamos conociendo, imaginándolos fuera de la realidad, y luego desilusionándonos terriblemente cuando el trato íntimo y prolongado con ellos nos hace ver que son gente común y corriente.

Aceptar a nuestros familiares y amigos como son en vez de cómo los hemos idealizado es parte de nuestro crecimiento emocional. Es nuestra propia debilidad e inseguridad la que hace que convirtamos en dioses a los demás. A media que aprendemos a aceptarnos a nosotros mismos como seres menos que perfectos, vamos siendo capaces de reducir las demandas irracionales que hacemos de los demás. A medida que vamos conociendo a nuestro Poder Superior, no necesitamos convertir en dioses a nuestros compañeros mortales.

Al no esperar perfección de los demás, podemos amarlos como son, alentar sus puntos fuertes y apoyarlo en sus debilidades.

Pido la madurez emocional para aceptarme a mí mismo y a aquellos a quienes amo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Durante nuestros pensamientos acerca de las recompensas que nos han llegado como resultado de nuestra nueva forma de vivir, hemos encontrado que hemos ganado nuevas clases de hogares, nuevas relaciones con nuestras esposas e hijos. También hemos ganado paz y satisfacción, esperanza, fe, caridad y una nueva ambición. ¿Cuáles son algunas de las cosas que hemos perdido? Cada uno de nosotros puede contestar a esta pregunta en muchas formas. He perdido gran parte de mi temor. El  solía estar apoderado de mí; era mi amo; paralizaba mis esfuerzos. El miedo siempre me bajaba la moral: me hacía ser una persona introvertida e inmadura. Cuando el miedo fue sustituido por la fe, me alivié.

-¿He perdido algunos de mis temores?.

Meditación del Día.

Pronto estaría el mundo más cerca de Dios, su voluntad se haría más pronto en la tierra, si todos los que lo reconocen se dieran sin reserva a ser utilizado por Él. Dios puede utilizar a cada ser humano como un conducto para el poder y el Amor Divino. Lo que demora el acercamiento del mundo con Dios es la negligencia de quienes lo siguen. Si cada quien viviera cada día para Dios y permitiera a Dios trabajar a través de su persona, entonces el mundo pronto estaría mucho más cerca de Dios su Creador y Conservador.

Oración del Día.

Ruego que sea utilizado como conducto para expresar el amor divino. Pido vivir en forma tal, que acerque al mundo al espíritu de Dios.

Reflexión diaria A.A.

La calidad de la fé.

Esta . . . se refiere a la calidad de la fe . . . Nunca habíamos hecho un examen concienzudo, en un sentido profundo y significativo . . . Ni siquiera sabíamos orar correctamente. Siempre habíamos dicho “concédeme mis deseos”, en vez de “Hágase Tu Voluntad”.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 34

Dios no me otorga posesiones materiales, no me quita mis sufrimientos, ni me libra de desastres, pero El me da una buena vida, la habilidad de salir adelante y tranquilidad de espíritu. Mis oraciones son sencillas: primero, expresan mi gratitud por las buenas cosas de mi vida, aunque tenga que hacer un gran esfuerzo para encontrarlas; y segundo, pido solamente la fortaleza y sabiduría para hacer Su voluntad. El responde con soluciones a mis problemas, reforzando mi capacidad para superar las frustraciones diarias con una serenidad que yo no creía que existía, y con la fortaleza para practicar los principios de A.A. en todos mis asuntos cotidianos.

El lenguaje del adiós.

Hagamos un trato

La relación simplemente no estaba funcionando, y yo quería tanto que funcionara. Seguía pensando que si me hacía lucir  más hermosa, si tan sólo trataba de ser una persona más amorosa, más amable, entonces él me amaría. Me volteé al revés para ser algo mejor, siendo que como era estaba bien. Sencillamente no podía ver lo que estaba haciendo, hasta que seguí adelante y acepté la realidad.

Anónimo.

Una de las partes más frustrantes de la aceptación es la etapa del regateo. En la negación, hay felicidad; en la ira, alguna sensación de poder. En el regateo vacilamos entre el creer que podemos hacer algo por cambiar las cosas y el darnos cuenta de que no podemos hacerlo.

Podemos alzar en alto nuestras esperanzas una y otra vez, tan solo para que nos las destrocen.

Muchos de nosotros nos hemos volteado al revés para tratar de negociar con la realidad. Algunos de nosotros hemos hecho cosas que parecen absurdas, en retrospectiva, una vez que hemos logrado la aceptación.

“Si trato de ser una persona mejor, entonces esto no sucederá…. Si me veo más bonita, si tengo la casa más limpia, si bajo de peso, si sonrío más, si me dejo ir, si me aferro con más fuerza, si cierro los ojos y cuento hasta diez, si me desgañito gritando, entonces no tendré que enfrentar esta pérdida, este cambio.”

Hay historias de los miembros de Al-Anón acerca de intentos de regateo con el beber del alcohólico:

“Si tengo la casa más limpia, el no beberá… Si la hago feliz comprándole un vestido nuevo, ella no beberá… Si le compro a mi hijo un coche nuevo, dejará de usar drogas”.

Los hijos adultos de alcohólicos también han regateado con sus pérdidas:

 

“Quizá si soy el hijo perfecto, mi mamá o mi papá me amarán y me aprobarán, dejarán de beber y me apoyarán en la forma como quiero que lo hagan”.

Hacemos cosas grandes, pequeñas y regulares, a veces cosas locas, para resguardarnos del dolor que implica aceptar la realidad, para detenerlo o para ahogarlo.

Aceptar la realidad no tiene sustituto. Esa es nuestra meta.

Pero en el camino, podemos tratar de hacer un trato. Reconocer nuestros intentos de regateo por lo que son –parte del proceso de pena- ayuda a que nuestras vidas se vuelvan gobernables.

Hoy me daré a mí mismo y a los demás la libertad para experimentar completamente la pena por las pérdidas. Me haré responsable, pero me daré permiso para ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: