Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para noviembre, 2013

Noviembre 30


Comida para el pensamiento.

Sobrevivencia

Nunca tendremos éxito si sentimos que tenemos la responsabilidad de resolver los problemas de todos los demás. Para nuestro ego es algo tentador sentir que podemos ejercer control sobre las vidas de todos lo que nos rodean, pero eso es contrario a la realidad. No podemos proteger a los que amamos contra la tristeza, la enfermedad o el dolor. Convertirnos en mártires de nosotros mismos prepara el terreno para que nos desquitemos después.

Nuestra tarea primordial es recordar que dependemos de nuestro Poder Superior, y por Su gracia debemos guardar la abstinencia. Los problemas que encaremos los manejaremos mejor si nuestra condición espiritual es fuerte. Sin la abstinencia de la compulsión de comer, no somos de mucha ayuda para nadie, y mucho menos para nosotros mismos.

Hay temporadas en que lo único que podemos hacer es sobrevivir. Sabemos que estas épocas eventualmente pasarán. Practicar el Paso Once nos convence de corazón que Dios está al cuidado de nosotros, no importa qué tan lejos Él parezca estar.

Por Tu gracia, que pueda sobrevivir las épocas difíciles.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Tenemos recaídas en A.A. Se ha dicho que no son recaídas sino que borracheras premeditadas, porque tenemos que pensar en tomar una copa antes de realmente hacerlo. El pensamiento viene siempre antes que la acción. Se ha sugerido ponerse en contacto con A.A. antes de tomar esa primera copa. El no hacerlo significa que lo más probable sea que la persona había decidido tomar. Sin embargo, los pensamientos que vienen antes de tomar una copa con frecuencia son inconscientes. La persona no sabe conscientemente, por lo general, qué motivo la hizo tomar. Por lo tanto, la práctica común es la de llamar resbalones a estas recaídas.

–  ¿Estoy en guardia contra los pensamientos negativos?

Meditación del Día.

 “El Dios eterno es tu refugio”.

Él es un santuario, un refugio para los cuidados de la vida. Se puede escapar de la incomprensión de los demás retirándose al lugar íntimo de meditación. Pero de uno mismo, de la sensación de fracaso, de la debilidad, de los defectos ¿a dónde se puede acudir? Solamente al Dios Eterno “nuestro refugio” – hasta que la inmensidad de su espíritu envuelva el nuestro y así pierda su pequeñez y debilidad y se ponga nuevamente en armonía con Dios.

Oración del Día.

Ruego que pierda mis limitaciones en la inmensidad del amor de Dios. Pido que mi espíritu esté en armonía con su espíritu.

Reflexión diaria A.A.

Protección para todos

“A nivel personal, el anonimato les da protección a alcohólicos, una salvaguarda a menudo de especial importancia para el recién llegado.

A nivel de prensa, TV, radio y cine, el anonimato hace destacar la igualdad dentro de la Comunidad de todos los miembros, refrendando a las personas que pudieran explotar su afiliación A.A. para ganar fama, poder o provecho personal.”

COMPRENDIENDO EL ANONIMATO, p.3

La atracción es la fuerza principal de la Comunidad de A.A. El milagro de la continua sobriedad de alcohólicos dentro de A.A. confirma este hecho todos los días. Sería perjudicial si la Comunidad se promocionara a sí misma, anunciando por medio de la radio y la televisión la sobriedad de conocidas personalidades públicas que sean miembros de A.A. Si estas personalidades tuvieran recaídas, el público de afuera creería que nuestro movimiento no es fuerte y podrían poner en duda la veracidad del milagro del siglo. Alcohólicos anónimos no es anónimo, pero sus miembros sí deben serlo.

El lenguaje del adiós.

Desapego.

Un día, mi hijo trajo a casa a vivir con nosotros a un hámster. Lo pusimos en una jaula. Poco tiempo después, el hámster escapó.

Durante los siguientes seis meses,  el animal corría asustado y salvaje por toda la casa. Y lo mismo nosotros para atraparlo.

“Ahí está. ¡Agárralo!”, gritábamos cada vez que alguien veía al hámster. Mi hijo o yo dejábamos lo que estuviéramos haciendo, corríamos por toda la casa y nos lanzábamos sobre el animal con la esperanza de atraparlo.

Me preocupaba por él, aunque no lo viéramos. “Esto no esta bien”, pensaba. “No  puedo tener a un hámster corriendo suelto por la casa.

Tenemos que atraparlo. Tenemos que hacer algo.”

Un pequeño animal del tamaño de un ratón tenía en agitación toda la casa.

Un día, mientras estaba sentada en la sala, vi al animal correr por el pasillo. En estado de frenesí, empecé a abalanzarme sobre él, como generalmente lo hacía, y luego me detuve.

No, me dije. Estoy harta. Si ese animal quiere vivir en los rincónes y escondrijos de esta casa, voy a dejar que lo haga. Estoy harta de preocuparme por él. Estoy harta de perseguirlo. Esta es una circunstancia irregular, pero así es justamente como va a tener que ser.

Dejé que el hámster corriera sin que yo reaccionara. Me sentía un poquito  incómoda con mi nueva reacción -no reaccionar-, pero me ceñí a ella de todas maneras.

Me sentí más a gusto con mi nueva reacción, no reaccionar. Al poco tiempo, estaba perfectamente en paz con la situación. Había dejado de pelear con el hámster. Una tarde, unas cuantas semanas después de que empecé a practicar mi nueva actitud, el hámster corrió cerca demí, como lo había hecho tantas veces y apenas lo mire. El animal se paró en seco, volteó y me miró. Empecé a abalanzarme sobre él. Él empezó a correr. Me relajé.

“Muy bien”, dije. “Haz lo que quieras”. Y lo decía en serio.

Una hora después, el hámster vino, se paró junto a mí y esperó.

Gentilmente lo levanté y lo coloqué en su jaula, donde ha vivido feliz desde entonces. ¿La moraleja de la historia? No te balances sobre el hámster. El ya está asustado, y tratar de atraparlo lo único que logra es asustarlo más y a nosotros nos vuelve locos.

El desapego funciona.

 

Hoy me sentiré a gusto con mi nueva reacción de no reaccionar. Me sentiré en paz.

Anuncios

Noviembre 29


Comida para el pensamiento.

Flexibilidad

Si examinamos los patrones de conducta que teníamos cuando comíamos en forma compulsiva, descubriremos que éramos demasiado rígidos. Nuestra obsesión mental y nuestra adicción física nos tenían presos en una conducta repetitiva que admitía muy poca espontaneidad. Con la cantidad de tiempo y de energía que gastábamos en comer, teníamos poca flexibilidad. La mayor parte de nuestro tiempo libre la utilizábamos para apoyar nuestra adicción en una u otra forma.

A medida que nos recuperamos, descubrimos que nos amenaza la cantidad de tiempo no estructurado o los cambios súbitos en nuestro horario. Una vacación inesperada nos puede traer una sensación de vacío o de aburrimiento. Cuando por alguna razón hay un cambio de planes, esto puede provocarnos confusión y desasosiego. Sin una rutina firme, podemos sentirnos incómodos.

El recordar que la abstinencia es lo más importante en nuestra vida, sin excepción, puede ser un ancla que nos sujete cuando las circunstancias requieran que seamos flexibles. Mientras guardemos la abstinencia, somos libres de alterar horarios y planes de acuerdo con nuestra preferencia y conveniencia. La flexibilidad y la espontaneidad son posibles cuando la abstinencia es firme.

Enséñame a ser flexible.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de A.A. es el camino de la sobriedad, sin embargo, hay recaídas. ¿Por qué ocurren estas recaídas? ¿Por qué no aceptamos todos a A.A. y nos conservamos sobrios? Hay muchas razones, pero se ha comprobado sin excepción que, una vez que somos alcohólicos, nunca podremos volver a beber normalmente. No ha habido un solo caso que pruebe lo contrario. Muchos alcohólicos han tratado de beber después de un período de sobriedad de algunos días o de algunos años y, que sepamos, ninguno ha podido ser un bebedor normal otra vez.- “¿Podría ser yo la única excepción?”.

Meditación del Día.

“Estamos reunidos en Tu nombre”.

Primero, estamos juntos, unidos por una lealtad común a Dios y entre nosotros. Luego, cuando se ha cumplido esta condición, Dios está presente con nosotros. Después, cuando Dios está allí y es uno con nosotros, decimos una oración común. Luego, nuestra oración habrá de ser contestada de acuerdo con la voluntad de Dios. Más adelante, cuando nuestra oración sea contestada, quedamos unidos por una fraternidad duradera del espíritu.

Oración del Día.

Ruego que sea leal a Dios y a mis semejantes. Pido que mi vida sea vivida hoy cerca de la de Él y de la de ellos.

Reflexión diaria A.A.

Guardianes activos

“Para nosotros, sin embargo, representa algo más que una sana política de relaciones con el público. Es algo más que la negación del envanecimiento personal. Esa Tradición nos recuerda en forma práctica y constante que las ambiciones personales no tienen lugar en A.A. Mediante esa Tradición, cada miembro es guardián de nuestra Sociedad.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 192

El concepto básico de la humildad está expresado en la Undécima Tradición : me permite participar completamente en el programa de una manera sencilla, pero no obstante profunda; llena mi necesidad de ser una parte integral de un todo muy significativo. La humildad me acerca al verdadero espíritu de unión y unidad, sin el cual yo no podría mantenerme sobrio. Al recordar que cada miembro es un ejemplo de sobriedad, cada uno viviendo la Undécima Tradición , yo puedo experimentar la libertad porque cada uno de nosotros es anónimo.

El lenguaje del adiós.

Paso doce.

El Paso Doce dice que habiendo obtenido un despertar espiritual, tratemos de llevar este mensaje a los demás. Nuestro mensaje es de esperanza, de amor, de consuelo, de salud, un modo de vida mejor, que funciona.

¿Cómo lo llevamos? No rescatando. No controlando. No obsesionándonos. No volviéndonos evangelistas de la causa de la recuperación. Llevamos este mensaje de maneras pequeñas, sutiles pero poderosas. Hacemos nuestro propio trabajo de recuperación y nos convertimos en una demostración viviente de esperanza, de amor a sí mismo, de consuelo y de salud. Estas calladas conductas pueden ser un poderoso mensaje.

Invitar, no ordenar ni exigir a alguien a que acuda a una reunión es una manera poderosa de llevar el mensaje.

Asistir a nuestras reuniones y compartir con los demás cómo nos funciona a nosotros la recuperación es una forma poderosa de llevar el mensaje. Con frecuencia, nos descubrimos a nosotros mismos llevando el mensaje en forma más efectiva que cuando nos disponemos a reformar, a convencer o a obligar a alguien a que entre en recuperación.

Cuidar como dañas a los demás y controlar no son formas de llevar el mensaje. Lo único que acarrean esas conductas es codependencia.

Y empero, la forma más poderosa de ayuda a los demás consiste en ayudarnos a nosotros mismos. Cuando hacemos nuestro propio trabajo y somos honestos y abiertos acerca de ello impactamos más a los demás que con nuestro gesto “ayudador”, más bien intencionado. No podemos cambiar a los demás, pero cuando nos cambiamos nosotros mismos, podemos terminar cambiando al mundo.

Hoy me esforzaré en llevar el mensaje de maneras que funcionen.

Dejaré ir mi necesidad de “ayudar” a la gente. En vez de ello, me concentraré en ayudarme y cambiarme a mí mismo. Si me viene una oportunidad para compartir mi recuperación con alguien, lo haré tranquilamente.

Dios mío, ayúdame a demostrarle a los demás consuelo, fuerza y esperanza. Podré ser un canal para ayudar a los demás cuando esté listo. Esto no tengo que forzarlo; ocurrirá de manera natural.

Noviembre 28


Comida para el pensamiento.

Un Padre fuerte

Muchos de nosotros concebimos a Dios como a un padre en quien podemos confiar en cualquier situación. Nuestro padre biológico podrá haber sido un tirano o un amigo, distante o accesible, firme o débil. Aunque lo hayamos querido mucho y hayamos dependido de él, no era más que una persona y no era infalible.

Para recuperarnos de la compulsión de comer, necesitamos una fuente de fortaleza a la que podamos recurrir en cualquier emergencia. Necesitamos un Poder en el cual apoyarnos en los altibajos de cada día. Aunque nuestros familiares y amigos nos apoyen, su ayuda no es suficiente. Ellos no nos pueden dar ni el control ni el apoyo que necesitamos para recuperarnos de nuestra enfermedad.

La guía firme e infalible que requerimos viene de nuestro Poder Superior. Si estamos dispuestos a convertirnos de nuevo en niños y a volcarnos en Dios sin reservas, recibiremos Su apoyo. Es este Poder el que nos libera de nuestra falsa dependencia hacia la comida.

Señor, sé para nosotros un Padre fuerte.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de A.A. es el camino de la sobriedad. En todos lados se conoce a A.A. como un método que ha tenido éxito con los alcohólicos. Los doctores, los psiquiatras y los representantes de Dios han tenido algo de éxito. Algunos hombres y mujeres han logrado la sobriedad por sí mismos. Nosotros creemos que A.A. es el camino que ofrece mayor felicidad y que tiene más éxito. Sin embargo, A.A. no tiene éxito absoluto. Algunas personas no pueden lograr la sobriedad y otras vuelven a caer en el alcoholismo activo después de haber tenido cierta medida de sobriedad.

–  ¿Estoy profundamente agradecido por haber encontrado a A.A.?

Meditación del Día.

La gratitud a Dios es lo que se celebra el día de dar gracias. Los peregrinos se reunieron para dar gracias a Dios por su cosecha, que era sumamente pequeña. Cuando vemos todas las cosas que tenemos ahora, no podemos menos que estar agradecidos con Dios. Nuestras familias, nuestros hogares, nuestros amigos, la fraternidad de A.A., son dones que nos ha dado Dios gratuitamente.

– De no ser por la gracias de Dios, no los tendríamos.

Oración del Día.

Ruego que sea agradecido hoy. Pido que no olvide cómo podría estar agradecido de no ser por la gracia de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Atracción, no promoción

“Después de pasar por muchos períodos de dolorosa experiencia hemos resuelto ya lo que esa política debe ser. Es todo lo contrario de la costumbre corriente en cuanto a promoción. Descubrimos que teníamos que depender del principio de la atracción como contrario al de la promoción.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 189

Cuando bebía yo reaccionaba con ira, auto conmiseración y desafío en contra de cualquiera que quisiera cambiarme. Todo lo que yo quería entonces era ser aceptado por otro ser humano simplemente por lo que yo era y, curiosamente, eso es lo que he encontrado en A.A.  Me convertí en el guardián de este concepto de atracción, que es el principio de las relaciones públicas de nuestra Comunidad. Por la atracción puedo alcanzar mejor al alcohólico que aún sufre.

Doy gracias a Dios por haberme dado la atracción de un bien planeado y establecido programa de Pasos y Tradiciones. Por la humildad y el apoyo de mis compañeros, miembros sobrios, yo he podido practicar la manera de vivir A.A. por medio de la atracción y no de la promoción.

El lenguaje del adiós.

De vuelta a los pasos.

Regresa a los Pasos. Vuelve a un Paso.

Cuando no sepamos qué hacer a continuación, cuando nos sintamos confundidos, inquietos, perturbados, en las últimas, abrumados, completamente involuntariosos, llenos de rabia o de desesperación, volvamos a los Pasos.

No importa qué situación estemos enfrentando, trabajar un Paso nos ayudará. Concéntrate en uno, confía en tus instintos y trabájalo.

¿Qué significa trabajar un Paso? Piensa en ello. Medita sobre ello.

En vez de concentrarte en la confusión, en los problemas o en la situación que provoca tu desesperación o tu rabia, concéntrate en el Paso.

Piensa en cómo se podría aplicar ese Paso. Cíñete a él. Aférrate a él con tantas ganas como nos aferramos a nuestra confusión o al problema.

Los Pasos son una solución. Funcionan. Podemos confiar en que funcionan.

Podemos confiar en el lugar a donde los Pasos nos conducirán.

Cuando no sepamos qué paso dar después, tomemos uno de los Doce.

Hoy me concentraré en usar los Doce Pasos para resolver problemas y para mantenerme en equilibrio y en armonía. Trabajaré un paso al máximo de mi capacidad. Aprenderé a confiar en los Pasos y me apoyaré en ellos en vez de en mis conductas protectoras, codependientes.

Noviembre 27


Comida para el pensamiento.

A que no puedes comer sólo uno

A estas alturas, sabemos que no comemos en forma moderada. Un bocado extra compulsivo tarde o temprano desemboca en un atracón. El tener este hecho firmemente establecido en nuestra conciencia nos impide engañarnos y encaminarnos al desastre. Para nosotros, o hay abstinencia o hay caos. No hay un término medio entre estas dos situaciones.

Habiendo comprobado este hecho una y otra vez, debemos evitar a toda costa la locura que nos hace pensar que podemos manejar ese bocadito de más. Nuestra única defensa segura contra dicha locura inexplicable es un Poder que es superior a nosotros. Solos, no podemos controlar lo que comemos y no podemos gobernar nuestras vidas.

Empezamos cada día admitiendo ante Dios nuestra impotencia para controlar nuestra compulsión, y pidiéndole Su control. Cada vez que nos sintamos tentados o agobiados, nos ponemos enteramente a Su amparo y protección. Al finalizar el día, le damos gracias por el Poder que nos aparta de comer ese bocadito desastroso.

Líbrame del bocado que significa un atracón.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El camino de A.A. es el camino de la sobriedad, de la fraternidad, del servicio y de la fe. Examinemos cada una de estas cosas y veamos si nuestros pies van realmente por ese camino. Lo primero y más importante para nosotros es la sobriedad. Lo demás se construye teniendo como base la sobriedad. No podríamos tener lo demás sin tener sobriedad. Todos hemos venido a A.A. para lograr la sobriedad y nos quedamos para ayudar a otros a que logren la suya. Buscamos en primero, segundo y en último término la sobriedad. No podemos construir ninguna clase de vida decente a menos que permanezcamos sobrios.

–  ¿Estoy en el camino de A.A.?

Meditación del Día.

Desear verdaderamente la voluntad de Dios; he allí donde está la felicidad del ser humano. Empezamos queriendo salirnos con nuestra. Deseamos que nuestra voluntad se cumpla. Tomamos de la vida sin dar nada a cambio. Gradualmente encontramos que no somos felices cuando somos egoístas y empezamos a ceder respecto a la voluntad de otros personas; pero tampoco esto nos proporciona la felicidad plena y empezamos a ver que la única forma para ser verdaderamente feliz es la de tratar de hacer la voluntad de Dios. En estos momentos de meditación buscamos encontrar la dirección de Dios para encontrar su voluntad para nosotros.

Oración del Día.

Ruego que subordine mi voluntad a la voluntad de Dios. Pido ser orientado hoy para encontrar Su voluntad para mí.

Reflexión diaria A.A.

El poder de la atracción

“En un principio, la prensa no podía comprender nuestros motivos para rechazar toda publicidad personal. Se mostraban sinceramente desconcertados ante nuestra insistencia por conservar el anonimato. Pero al fin vieron la luz. Se encontraron con algo inusitado en este mundo: una sociedad que alegaba querer darle publicidad a sus principios y a sus obras, pero no a sus miembros individuales. Esa actitud nuestra los llenó de placer. Desde entonces, esos amigos han escrito crónicas sobre A.A. con un entusiasmo que no sería capaz el más fogoso de nuestros miembros.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 190-191

Para mi supervivencia y para la de la Comunidad , es esencial que yo no use a A.A. para hacerme el centro de atención. El anonimato es para mí una manera de practicar la humildad. Ya que el orgullo es uno de mis defectos más peligrosos, practicar la humildad es una de las mejores maneras de superarlo. La Comunidad de A.A. gana reconocimiento mundial por sus diversos métodos de hacer públicos sus principios y su trabajo, no porque sus miembros individualmente hagan publicidad de sí mismos. La atracción creada por mi cambio de actitudes y mi altruismo, contribuyen mucho más al bienestar de A.A. que la promoción personal.

El lenguaje del adiós.

Podemos confiar en nosotros mismos.

Para muchos de nosotros, la cuestión no es si podemos o no confiar de nuevo en otra persona; es si podemos o no volver a confiar en nuestro propio juicio.

“El último error que cometí casi me cuesta mi cordura”, dijo una mujer en recuperación que se casó con un adicto sexual. “No me puedo dar el lujo de cometer otro error como ése.”

Muchos de nosotros hemos confiado en gente que siguió engañándonos, abusando de nosotros, manipulándonos o explotándonos de alguna otra manera porque confiamos en ella. Podemos haber encontrado a esa gente encantadora, amable, decente. Puede haber habido una vocecita que dijera, “No, algo está mal”. O podemos habernos sentido a gusto confiando en esa persona, y en estado de shock cuando descubrimos que nuestros instintos estaban equivocados.

El asunto entonces puede reverberar en nuestra vida durante años.

Nuestra confianza en los demás puede haberse sacudido, pero nuestra confianza en nosotros mismos puede haberse destrozado aún más.

¿Cómo algo puede sentirse tan correcto, fluir tan bien y ser un error tan total? Podemos preguntarnos, ¿cómo podré volver a confiaren mi proceso de selección cuando me demostró ser tan defectuoso?

Podemos no tener nunca la respuesta. Yo creo que necesité cometer ciertos “errores” para aprender lecciones de crítica importancia que no estoy segura que hubiera aprendido de alguna otra manera. No podemos dejar que nuestro pasado interfiera con nuestra capacidad para confiar en nosotros mismos. No podemos darnos el lujo de funcionar con miedo.

Si siempre estamos tomando la decisión equivocada en los negocios o en el amor, puede ser que necesitemos aprender por qué insistimos en derrotarnos a nosotros mismos.

Pero la mayoría de nosotros mejora. Aprendemos. Crecemos a partir de nuestros errores. Lentamente, por incrementos, mejoran nuestras relaciones. Mejoran nuestras alternativas de trabajo. Mejoran nuestras decisiones acerca de cómo manejar situaciones con los amigos o con los hijos. Nos beneficiamos de nuestros errores. Nos beneficiamos de nuestro pasado. Y si hemos cometido errores, tuvimos necesidad de cometerlos para aprender en el camino.

Hoy dejaré ir mis miedos acerca de confiar en mí mismo porque he cometido errores en el pasado. Comprendo que estos miedos sólo sirven para deteriorar mi buen juicio hoy. Le daré validez a mi pasado, e incluso a mis errores, aceptándolos y sintiendo gratitud por todo ello. Me esforzaré en ver lo que he ganado de mis errores.

Trataré también de ver mis buenas decisiones. Tendré puesta la mirada vigilante sobre el progreso general en mi vida.

Noviembre 26


Comida para el pensamiento.

¿Qué estoy evitando ahora?

Si me están empezando a preocupar pensamientos acerca de la comida y el comer, probablemente estoy evitando algo que en el presente me preocupa. Los comedores compulsivos tenemos una larga historia de utilizar la comida para evitar afrontar cualquier cosa que nos preocupa. Puede ser que la abstinencia no solucione nuestro problema, pero al menos no lo empeoramos comiendo.

A veces estamos conscientes de que necesitamos emprender una tarea difícil, y pensamos que necesitamos comer de más para fortificarnos y poder llevarla a cabo. Tener presente que el exceso de comida nos incapacita en vez de darnos fuerzas es esencial para nuestra recuperación. No vale la pena la euforia momentánea que sentimos a cambio de la angustia prolongada que inevitablemente sigue a la pérdida de control.

Estamos aprendiendo a volvernos a un Poder que es superior a nosotros cuando tenemos problemas que antes evadíamos o tratábamos de resolver comiendo. Sea lo que sea que nos cause confusión, Dios tiene la respuesta si sometemos a Él nuestra voluntad y escuchamos Su guía.

Enséñame a confiar en Ti plenamente.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Continuemos con nuestros pensamientos respecto a las recompensas que nos vienen como resultado de nuestra forma de vivir. Hemos visto que nos hemos desembarazado de muchos de nuestros temores, resentimientos, complejos de inferioridad, puntos de vista negativos, egocentrismo, conflictos interiores, hábitos de morosidad, vida social indisciplinada, despilfarro, aburrimiento, falso perfeccionismo y celos o envidia de los demás. Estamos contentos de haber resulto el problema de la bebida y también estamos contentos de habernos desembarazado de esas otras cosas. Ahora podemos seguir adelante en la nuevo forma de vida como nos lo ha enseñado A.A.

–  ¿Estoy listo para avanzar en la nueva forma de vida?

Meditación del Día.

“El que tenga ojos para ver, que vea”.

Para los ojos que ven, el mundo es bueno. Hay que rogar tener ojos que vean el propósito de Dios en todo lo que es bueno. Rogar tener suficiente fe para ver el cuidado de Dios en su trato con nosotros. Trata de ver cómo nos ha rescatado de nuestra vida pasada, en forma tal que ahora podemos ser útiles en el mundo. Con ojos de la fe se puede ver el cuidado y el propósito de Dios donde quiera.

Oración del Día.

Ruego que tenga ojos que vean. Pido que con los ojos de la fe pueda ver el propósito de Dios donde quiera.

Reflexión diaria A.A.

Los peligros de la publicidad

“La gente que simboliza causas e ideas llenas una profunda necesidad humana. Los A.A. no dudamos eso, pero tenemos que convenir en que estar ante los ojos del público es peligroso, especialmente para nosotros.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 139

Como alcohólico recuperado tengo que hacer un esfuerzo para poner en práctica los principios del programa de A.A., que están basados en honestidad. Verdad y humildad. Cuando bebía, estaba constantemente tratando de ser el centro de atención. Ahora que estoy consciente de mis errores y de mi antigua falta de integridad, no sería honesto que buscara el prestigio, aun por el justificable propósito de promover el programa de A.A. de recuperación. ¿No es mucho más valiosa la publicidad engendrada por la Comunidad de A.A. y los milagros que produce? ¿Por qué no dejar que la gente alrededor nuestro aprecie por ellos mismos los cambios que A.A. ha causado en nosotros? Esto será una mejor recomendación para la Comunidad que cualquiera que yo pueda hacer.

El lenguaje del adiós.

Dejemos ir la autocrítica.

¡Miren qué lejos hemos llegado! Está bien concentrarnos en la tarea que sigue, en lo que falta por hacer. También es importante detenernos y sentirnos complacidos por lo que ya hemos terminado.

Si, puede parecer que el cambio ha sido lento. A veces, el tiempo es agotador. Sí, hemos dado pasos hacia atrás. Pero estamos justo donde se supone que debemos estar. Estamos justo donde necesitamos estar.

Y hemos llegado hasta aquí de lejos.

A veces a brincos, a veces con pasos diminutos, a veces pataleando y gritando todo el tiempo, a veces con las mangas remangadas y con los nudillos en blanco, hemos aprendido. Hemos crecido. Hemos cambiado.

Miren qué lejos hemos llegado.

Hoy apreciaré mi progreso.

Me permitiré sentirme bien acerca de lo que he logrado.

Noviembre 25


Comida para el pensamiento.

Recupera el control.

La pérdida temporal del control es un resbalón que no necesariamente debe acabar en un atracón prolongado. Tenemos herramientas que podemos usar para recuperar el control y restablecer la abstinencia.

Si descubrimos que nos estamos desviando de nuestro plan alimentario, aunque sea un poco, necesitamos ponernos en contacto con nuestro padrino o con otro miembro de TA. Admitir honestamente que estamos teniendo problemas impide que perdamos contacto con la realidad y retrocediendo a nuestros antiguos hábitos. Si pretendemos que todo está bien cuando no es así, nos privamos de la ayuda y del apoyo que necesitamos.

Cuando tenemos tentación, es una buena idea retirarnos de la fuente de la tentación e involucrarnos en otra actividad. Leer la literatura del grupo y/o asistir a una reunión puede renovar nuestro compromiso con TA.

En el análisis final, es nuestro Poder Superior el que nos brinda el control del que carecemos. Entregarle a Él nuestra falta de control es abrirnos al Poder que nos mantiene en abstinencia.

Señor, controla mi vida.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Ya no soy tan envidioso ni tengo tantos celos de las propiedades y talento de otras personas. Cuando bebía estaba siempre secretamente celoso y envidioso de la gente que podía tomar normalmente, de la gente que tenía el amor y el respeto de su familia, que vivía una vida normal y era aceptada por sus semejantes. Yo me hacía creer a mí mismo que era tan bueno como ellos; pero sabía que no era así. Ahora ya no tengo por qué sentir envidia. Trato de no desear lo que no merezco. Estoy satisfecho con lo que he ganado con mis esfuerzos por vivir rectamente, o por lo menos, estoy tratando de superar esa condición.

– ¿Me he desembarazado del veneno de la envidia?

Meditación del Día.

“Mi alma está intranquila hasta que encuentra reposo en Ti”.

Un río sigue su curso hasta que se pierde a sí mismo en el mar. Nuestros espíritus anhelan descansar en el espíritu de Dios. Ansiamos alcanzar una paz, un descanso, una satisfacción que nunca hemos encontrado en el mundo o en sus empeños. Algunos no están conscientes de sus necesidades y cierran la puerta de su espíritu al espíritu de Dios. No pueden tener una paz verdadera.

Oración del Día.

Ruego que sienta la intranquilidad por alcanzar lo divino. Pido que mi alma encuentre su descanso en Dios.

Reflexión diaria A.A.

Una poderosa tradición

“En los años anteriores a la publicación del libro Alcohólicos Anónimos, no teníamos nombre . . . Por un escaso margen, se decidió titular nuestro libro ” La Salida ” . . . Uno de nuestros primeros miembros solitarios . . . descubrió doce libros publicados con ese título . . . Así fue que “Alcohólicos Anónimos” se convirtió en el título de preferencia. Y así fue que conseguimos un título para nuestro libro, un nombre para nuestro movimiento y, como ya estamos comenzando a ver, una tradición de la más alta importancia espiritual.”

LA TRADICIÓN DE AA: COMO SE DESARROLLO, p. 35-36

¡Cuántas veces un Poder Superior se ha hecho sentir en momentos cruciales de nuestra historia! En aquellos primeros días la importancia que el principio de anonimato adquiriría fue, si acaso, vagamente percibida. Parece que el azar contribuyó aun en la selección de un nombre para nuestra Comunidad.

Dios no desconoce el anonimato y frecuentemente aparece en los asuntos humanos disfrazado de “suerte”, “azar” o “coincidencia”. Si el anonimato, algo fortuitamente, se convirtió en la base espiritual de nuestras Tradiciones. Quizá Dios estaba actuando anónimamente en nuestro beneficio.

El lenguaje del adiós.

Toma de conciencia.

Cuando acabamos de hacernos conscientes de un problema, de una situación o de un sentimiento, podemos reaccionar con ansiedad o con miedo. No hay necesidad de temer a la conciencia. No hay necesidad.

La toma de conciencia es el primer paso hacia el cambio positivo y el crecimiento interior. Es el primer paso hacia la solución del problema, o de la satisfacción de la necesidad, el primer paso hacia el futuro. Así es como nos concentramos en la siguiente lección.

La toma de conciencia es la forma como la vida, el universo y nuestro Poder Superior captan nuestra atención y nos preparan para el cambio. El proceso de ser cambiados empieza con la toma de conciencia. La toma de conciencia, la aceptación y el cambio, ése es el ciclo. Podemos aceptar la incomodidad temporal de la toma de conciencia porque podemos confiar en Dios y en nosotros mismos.

Hoy estaré agradecido por cualquier toma de conciencia que me venga.

Desplegaré gratitud, paz y dignidad cuando la vida capte mi atención. Recordaré que está bien aceptar la incomodidad temporal de la toma de conciencia porque puedo confiar en que ésta es, mi Poder Superior que me está llevado hacia delante.

Noviembre 24


Comida para el pensamiento.

Principios antes que personalidades

Una de las fuerzas de nuestra calidad de miembros está en el hecho de que colocamos los principios antes que las personalidades. TA no es un club social. Ahí formamos amistades largas y significativas, pero la amistad personal siempre está subordinada al programa mismo.

Anteponer los principios a las personalidades significa que podemos esperar ayuda y consideración de parte de otro miembro. De igual manera, se espera que nosotros brindemos nuestra atención y ayuda a cualquiera que nos la pida, sin importar qué tan bien nos caiga esa persona en particular. Los Doce Pasos y los principios de unidad e TA son más importantes que las relaciones personales entre los miembros de nuestro grupo.

Como estamos comprometidos a guardar abstinencia de la compulsión de comer y a seguir el programa, respondemos honestamente y decimos lo que creemos que más le conviene a aquellos a quienes apadrinamos y a aquellos con quienes hablamos. A nadie le hacemos un favor si diluimos nuestro programa para hacerlo más placentero a alguien que nos cae bien en lo personal.

Que recuerde anteponer los principios a las personalidades.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En vez de ser supuestos perfeccionistas, en A.A. estamos satisfechos de ir progresando. Lo esencial es ir creciendo. Nos damos cuenta que el perfeccionismo es sólo el resultado del falso orgullo y un pretexto para no quedar mal. En A.A. estamos dispuestos a cometer errores y torpezas, siempre y cuando continuemos avanzando. No estamos tan interesados en lo que somos como en nuestro cambio. Estamos en el camino y no en la meta. Seguiremos estando en el camino mientras vivamos. Ningún A.A. ha llegado nunca; pero vamos mejorando.

– ¿Estoy yo progresando?

Meditación del Día.

Cada nuevo día trae la oportunidad de hacer algo pequeño para mejorar al mundo, aproximando un poco el reino de Dios a la tierra. Hay que tomar los sucesos de cada día como oportunidades para hacer algo por Dios. Con este ánimo, todo lo que haga llevará una bendición. Al ofrecer a Dios los servicios de hoy, se comparte con Él el trabajo. No es necesario hacer grandes cosas.

Oración del Día.

Ruego que hoy haga lo que me corresponde, lo que no sea interesado, lo que lleve amor. Pido que esté satisfecho de hacer pequeñas cosas, siempre que sean las adecuadas.

Reflexión diaria A.A.

Una búsqueda universal

“Prepárate para darte cuenta en donde están en lo cierto las personas religiosas. Haz uso de lo que ellos te brindan.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 82

Yo no pretendo tener todas las respuestas en asuntos espirituales, así como no pretendo tenerlas en cuanto al alcoholismo. Hay otros que también están comprometidos en la búsqueda espiritual. Si mantengo una mente abierta respecto a lo que otros tienen que decir, tengo mucho que ganar. Mi sobriedad es grandemente enriquecida y mi práctica del Undécimo Paso es más fructífera cuando hago uso tanto de la literatura y de las prácticas de mi tradición judeocristiana como de los recursos de otras religiones. De esta manera recibo apoyo de muchas fuentes para mantenerme alejado del primer trago.

El lenguaje del adiós.

Sometimiento.

Sometimiento significa decir: “Está bien, Dios. Haré lo que Tú quieras”.

La fe en el Dios de nuestra recuperación significa que confiemos en que, eventualmente, nos gustará hacer eso.

Hoy me someteré a mi Poder Superior.

Confiaré en que el plan de Dios para mí será bueno, aunque sea diferente del que yo esperaba o del que tenía esperanzas.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: