Corriente Independiente de La Laguna

Octubre 26


Comida para el pensamiento.

La comida no es una diversión

Hemos utilizado el comer como una forma de recreación, y hemos buscado diversión en la comida. Durante años, asociamos la diversión con la comida. Lo que necesitamos tener presente siempre es comer en forma descontrolada ya no es para nosotros una diversión, sino un pasaje a la angustia.

Todos tenemos recuerdos desagradables de atracones dolorosos que empezaron como un intento de experimentar placer a través de una pequeña complacencia. Necesitamos asociar esos recuerdos con ese primer bocado compulsivo. La idea de que más y mejor comida nos brindará placer y diversión es una ilusión. Esto lo sabemos con la cabeza, pero necesitamos sentirlo con toda el alma.

La comida es nutrición para nuestro cuerpo, nada más. Para experimentar placer con la mente, el cuerpo y el corazón, tenemos que abrirnos a relaciones interpersonales más ricas, a experiencias estéticas, a deportes y pasatiempos, y al trabajo bien hecho. Abstenernos de comer en forma compulsiva nos libera para disfrutar de las actividades que sí son divertidas.

Gracias por la diversión y la alegría que nos brinda la abstinencia.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Además, gracias a Dios puedo ir a las juntas de A.A. ¿A dónde iría a parar sin ellas? ¿Dónde podría encontrar la comprensión, la fraternidad, el compañerismo que allí existe? En ninguna parte del mundo. He llegado a casa. He encontrado el lugar a que pertenezco. Ya no vago solo por el mundo. Estoy en paz y en sosiego. ¡Qué gran don me ha sido hecho por A.A.! No lo merezco; pero de cualquier modo es mío. Tengo al fin un hogar. Estoy contento.

– ¿Doy gracias a Dios cada día por la fraternidad de A.A.?

Meditación del Día.

Hay que caminar a través de la vida con nuestros semejantes y con Dios. No hay que desviarse del camino y detenerse. No hay que dejar a Dios tan atrás que no tenga efecto en nuestra vida. Hay que caminar junto a Él. Hay que hacer de Dios una buena compañía, rezándole con frecuencia durante el día. No hay que dejar que se rompa el contacto con Él por un período demasiado largo. Hay que caminar a través de la vida con los semejantes y con Dios, por dondequiera que vayamos.

Oración del Día.

Ruego caminar con Dios y con mis semejantes. Pido encontrar en Dios a un amigo.

Reflexión diaria A.A.

Una autoridad fundamental.

“Para el propósito de nuestro grupo solo existe una autoridad fundamental: Un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo”

DOCE PASOS y DOCE TRADICIONES. Pag. 157

Cuando se me elige para asumir alguna pequeña responsabilidad para mis compañeros, le pido a Dios que me conceda la paciencia, la amplitud de mente y la disposición para escuchar a aquellos que voy a guar.  Tengo que recordar que soy servidor de confianza para otros, no su “gobernador”, “instructor” o “maestro”. Dios guía mis palabras y mis acciones y mi responsabilidad es hacer caso a sus sugerencias.  Confianza es mi consigna, y yo confío en otros que guían.  En la comunidad de A.A. yo confío en Dios la autoridad fundamental para “dirigir el espectáculo”.

El lenguaje del adiós.

Pensamiento del Día.

Claridad.

No sé hacer algo mejor que confiar en Dios. Pero a veces lo olvido.

Cuando estamos en medio de una experiencia, es fácil olvidar que hay un Plan. A veces, lo único que podemos ver es el hoy.

Si solamente viéramos durante dos minutos un programa de televisión que va a la mitad, no tendría mucho sentido. Sería un acto desconectado.

Si miráramos a un tejedor tejer un tapete unos cuantos momentos, concentrado él en una pequeña parte de su obra, ésta no se vería hermosa. Se vería como unas cuantas hebras peculiares colocadas sinorden ni concierto.

Cuán frecuentemente utilizamos esa misma perspectiva limitada para ver nuestra vida, especialmente cuando estamos atravesando una temporada difícil.

Podemos aprender a tener perspectiva cuando estamos pasando por esas confusas, difíciles épocas de aprendizaje. Cuando nos estamos haciendo bolas con los sucesos que nos hacen sentir, pensar y cuestionar, estamos aprendiendo algo importante.

Podemos confiar en que algo valioso se está resolviendo en nuestro interior, aunque las cosas sean difíciles, aunque no podamos discernir el rumbo. El conocimiento profundo y la claridad no vienen hasta que hemos dominado nuestra lección

La fe es como un músculo. Se le debe ejercitar para que se fortalezca. Las repetidas experiencias de tener que confiar en lo que no podemos ver y de aprender a confiar en que las cosas se resolverán son lo que hacen que nuestros músculos de la fe se fortalezcan.

 

Hoy confiaré en que los sucesos en mi vida no se dan al azar. Mis experiencias no son un error. El universo, mi Poder Superior y la vida no la están tomando en contra mía. Estoy pasando por lo que necesito pasar para aprender algo valioso, algo que me preparará para la alegría y el amor que estoy buscando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: