Corriente Independiente de La Laguna

Octubre 18


Comida para el pensamiento.

Siendo comedores compulsivos, confiábamos en la comida para animarnos, para calmarnos, para consolarnos, para alegarnos, para ayudarnos y para apoyarnos. Como la comida era suficiente para cumplir con todos estos papeles, teníamos que comer más y más, hasta que nos volvimos adictos, física y emocionalmente.

Recuperarnos de nuestra enfermedad requiere que remplacemos la dependencia hacia la comida por una dependencia hacia nuestro Poder Superior. Sólo Dios, según lo conciba cada uno de nosotros, es capaz de apoyarnos en todo momento y en toda situación. La comida simplemente no funciona para eso. Si no nos controla nuestro Poder Superior, nos controlará nuestra adicción a comer en forma compulsiva.

Al principio, puede parecernos difícil apoyarnos en un Poder que no podemos ver. Nuestra orientación materialista nos hace desconfiar de las cosas del espíritu. Llegamos a creer gradualmente, a medida que vamos siendo testigos del trabajo de Dios por medio de T.A. Vemos la evidencia de Su actividad en nuestra propia vida, y sentimos la paz y la seguridad que Él nos da. Refugiarnos en Dios es nuestra fortaleza.

Mi recuperación depende de Ti.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Ya superé mi forma sensitiva de ser y a mis sentimientos que tan fácilmente son lastimados? ¿Ya superé mi flojera y mi autosuficiencia? ¿Estoy dispuesto a hacer todo lo que pueda por T.A. al costo que sea para mí preciado yo? ¿Es mi propia comodidad más importante para mí que hacer las cosas que debo hacer? ¿Ya llegué al punto en que lo que me suceda a mí no es tan importante? ¿Puedo enfrentarme a las cosas que me perturban o me incomodan si son las que se deben hacer para el bien de T.A.? ¿Le he dado a T.A. una pequeña parte de mí mismo?

¿Estoy dispuesto a darme por entero cuando sea necesario?

Meditación del Día.

El hombre sólo aprende la verdadera humildad hasta que ha fracasado. La humildad nace de un profundo sentimiento de gratitud a Dios por haber podido levantarse por encima de los fracasos sufridos. La humildad no está peleada con el respeto a uno mismo. El verdadero hombre se respeta a sí mismo y a los demás, sin embargo, es humilde. La persona humilde es tolerante respecto a las faltas de los demás; no tiene una actitud de crítica hacia los fracasos de sus semejantes. Es rígido consigo mismo e indulgente con los demás.

Oración del Día.

Ruego ser verdaderamente humilde y, con todo, conserva el respeto a mí mismo. Pido ver tanto lo bueno como lo malo que haya en mí.

Reflexión diaria A.A.

Una mente receptiva.

“La verdadera humildad y una mente receptiva nos puede conducir a la fe . . “.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 35

Mi manera alcohólica de pensar me llevó a creer que yo podía controlar mi forma de beber, pero no pude. Cuando llegué a T.A., me di cuenta de que Dios me estaba hablando por medio de mi grupo. Mi mente estaba abierta solamente lo suficiente para darme cuenta de que yo necesitaba de su ayuda. Tardé más tiempo en llegar a lograr una real y honesta aceptación de T.A., pero con ella llegó la humildad. Yo sé cuán loco estaba y hoy estoy muy agradecido por tener restaurado mi sano juicio y por ser un alcohólico sobrio. Este nuevo y sobrio yo es una persona mucho mejor de lo que hubiera podido ser sin T.A.

El lenguaje del adiós.

Pensamiento del Día.

Tiremos el libro de reglas.

Muchos de nosotros sentimos que necesitamos un libro de reglas, un microscopio y una garantía para poder vivir. Nos sentimos inseguros, asustados. Queremos la seguridad de saber lo que va a suceder y cómo debemos actuar.

No confiamos en nosotros mismos ni en la vida.

No confiamos en el Plan.

Queremos tener el control.

“He cometido terribles errores en las elecciones que he hecho, errores que casi han destruido mi vida. La vida verdaderamente me ha provocado shock. ¿Cómo puedo confiar en mí mismo? ¿Cómo puedo confiar en la vida y en mis instintos después de lo que he sufrido?”,  preguntó una mujer.

Es comprensible que nos dé miedo que nos aplasten de nuevo, tomando en cuenta la forma como éramos muchos de nosotros cuando tocamos fondo en nuestra codependencia. No tenemos por qué sentirnos temerosos. Podemos confiar en nuestro yo, en nuestro sendero y en nuestros instintos.

Queremos evitar seguir cometiendo los mismos errores. No somos las mismas personas que éramos ayer o el año pasado. Hemos aprendido, hemos crecido, hemos cambiado. Hicimos lo que necesitábamos hacer entonces. Si cometimos un error, no podemos dejar que eso nos impida vivir y experimentar plenamente el hoy.

Hemos llegado al entendimiento de que necesitábamos nuestras experiencias -incluso nuestros errores- para llegar hasta donde estamos hoy. ¿Sabías que necesitábamos que nuestra vida se desarrollara exactamente como lo hizo para que nos encontráramos a nosotros mismos, a nuestro Poder Superior y esta nueva forma de vivir? ¿O una parte de nosotros aún sigue llamando un error a nuestro pasado? Podemos dejar ir nuestro pasado y confiar ahora en nosotros mismos.

No tenemos por qué castigarnos a nosotros mismos con nuestro pasado.

No necesitamos un libro de reglas, un microscopio, una garantía. Lo único que necesitamos realmente es un espejo. Podemos mirar alespejo y decir: “Confío en ti. No importa qué suceda, puedes cuidarte a ti mismo. Y lo que suceda seguirá siendo bueno, mejor de lo que piensas.”

 

Hoy dejaré de aferrarme a las dolorosas lecciones de mi pasado. Me abriré a las lecciones positivas que tienen para mí el hoy y el mañana. Confío en que ahora puedo cuidarme a mí mismo y lo haré.

Confío en que el Plan es bueno, aunque no sepa cómo es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: