Corriente Independiente de La Laguna

Octubre 16


Comida para el pensamiento.

Admitamos los errores

El paso Diez nos sugiere hacer un inventario y admitirlo con prontitud en caso de cometer errores. Cuando admitimos nuestro error en voz alta ante la persona a quien dañamos, se nos despeja el sentimiento de culpa y los sentimientos negativos. Entonces sana la relación, y somos capaces de poner el error en el pasado. Admitir que cometimos un error nos ayuda más que a la persona que lastimamos.

Como por lo general se necesitan dos personas para hacer pedazos una relación, puede ser que la culpa no sea totalmente nuestra. Sin embargo, admitir nuestra parte nos libera del sentimiento de culpa y abre el camino para la reconciliación.

Ser capaces de pedir disculpas con sinceridad significa que no estamos dominados por el orgullo y el egoísmo. No necesariamente debemos tener siempre la razón. Al aceptar nuestra falibilidad humana, quedamos libres para ser nosotros mismos, para cometer errores, para corregirlos y parar reparar daños.

Admitir los errores nos permite seguir siendo honestos con nosotros mismos, con los demás y con nuestro Poder Superior. Permanecemos anclados en el mundo real y practicamos una sana humildad.

Que no sea demasiado orgulloso para admitir que cometí un error.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Con cuánta seriedad tomo mis obligaciones con T.A.? ¿He tomado todo lo bueno que me puede dar y he hecho a un lado mis obligaciones? ¿O siento constantemente una profunda deuda de gratitud y un hondo sentimiento de lealtad hacia el movimiento de T.A.? ¿Estoy no sólo agradecido sino que también orgulloso de ser parte de una Fraternidad tan maravillosa que está realizando una labor tan formidable entre los alcohólicos? ¿Estoy contento de ser parte del gran trabajo que T.A. está efectuando, y siento una profunda obligación de llevar adelante ese trabajo en cada oportunidad? .- “¿Siento que le debo a T.A. mi lealtad y mi dedicación?”.

Meditación del Día.

Si nuestro corazón es justo, el mundo será justo. El principio de toda reforma debe empezar en uno mismo. No es tan importante lo que nos suceda, como la forma en que lo tomamos. No importa qué tan restringidos nos encontremos, ni con cuánta lentitud vayamos arreglando nuestra situación económica, sino que podamos siempre ver dentro de nosotros mismos, encontrar algo que no vaya bien, y enmendarlo. Y como toda reforma viene del interior al exterior, notaremos que el exterior siempre mejora cuando mejoramos interiormente. Conforme mejoramos nosotros, las circunstancias exteriores también irán mejorando. El poder que surge del interior cambia la vida exterior.

Oración del Día.

Ruego que pueda surgir el poder que hay dentro de mí. Pido que no aprisione al espíritu que hay dentro de mí.

Reflexión diaria A.A.

Día tras día.

“Este no es asunto para resolver de la noche a la mañana. Es una tarea para toda nuestra vida.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78-79

Durante mis primeros años en T.A., consideraba el Paso Diez como una sugerencia de que periódicamente examinara mi comportamiento y mis reacciones. Si había algo malo debía admitirlo; si una disculpa era necesaria, yo tenía que pedirla. Después de unos años de sobriedad creía que tenía que hacerme más frecuentemente un auto examen. Hasta di cuenta del significado completo del Paso diez, y de la palabra “continuamos”. “Continuamos” no quiere decir ocasionalmente o frecuentemente. Significa día tras día

El lenguaje del adiós.

Pensamiento del Día.

Seamos honestos con nosotros mismos.

Nuestra relación con nosotros mismos es la relación más importante que necesitamos mantener. La calidad de esa relación determinará la calidad de nuestras otras relaciones.

Cuando podamos decirnos a nosotros mismos cómo nos sentimos y podamos aceptar nuestros sentimientos, podremos decírselo a los demás.

Cuando podamos aceptar lo que queremos y necesitamos, estaremos listos para que se satisfagan nuestros deseos y necesidades.

Cuando podamos aceptar lo que pensamos y en lo que creemos y lo que para nosotros es importante, podremos comunicárselo a los demás.

Cuando aprendamos a tomarnos en serio a nosotros mismos, los otros también lo harán.

Cuando aprendamos a reírnos acerca de nosotros mismos, estaremos listos para reír con los demás.

Cuando hayamos aprendido a confiar en nosotros mismos, seremos dignos de confianza y estaremos listos para confiar.

Cuando podamos sentir gratitud por lo que somos, habremos conseguido amarnos a nosotros mismos.

Cuando hayamos logrado ese amor propio y aceptado nuestros deseos y necesidades, estaremos listos para dar y recibir amor.

Cuando hayamos aprendido a pararnos sobre nuestros pies, estaremos listos para pararnos al lado del alguien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: