Corriente Independiente de La Laguna

Octubre 15


Comida para el pensamiento.

Corta las cuerdas

A menudo nos atan lazos enfermizos a nuestros padres, maridos, esposas, hijos y amigos. Cuando la dependencia y la manipulación se disfrazan de amor, es difícil cortar las cuerdas que nos atan. Nosotros solos somos incapaces de liberarnos.

Escuchar a otros comedores compulsivos nos ayuda a vernos en forma más objetiva y analizar nuestra situación. Trabajar los pasos nos hace más maduros emocional y espiritualmente. Abstenerse de comer en forma compulsiva nos da la percepción que necesitamos para ver las relaciones enfermizas tal cuales son. Nuestro creciente autorrespeto nos motiva a hacer cambios.

Comíamos porque éramos demasiado débiles para encarar nuestros problemas. Ahora que vemos en qué punto hemos sido manipulados y hemos manipulado a los demás, necesitamos fuerzas para cortar las cuerdas de una dependencia enfermiza. Esta fuerza proviene de nuestro Poder Superior. Como reconocemos nuestra completa dependencia hacia Él, ya no nos debilita la seudodependencia hacia aquellos cercanos a nosotros. Aprendemos a relacionarnos con ellos en forma positiva, con base en la fortaleza de Dios y no en nuestra propia debilidad.

Por Tu poder, que pueda cortar las cuerdas que me atan.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Estoy agradecido con T.A. por lo que ha hecho para que recupere mi sobriedad y por haberme mostrado una nueva forma completamente nueva de vivir? T.A. ha hecho posible que me ocupe de otros intereses, tanto de negocios como de otra índole. Ha hecho que pueda tener una vida plena. Tal vez no estaría bien que todas mis actividades se limitaran al trabajo de T.A. Ha hecho que pueda llevar una vida redondeada con el trabajo, las diversiones y las relaciones humanas. Pero, ¿abandonaré a T.A. debido a esto? ¿Se me daría un diploma por haberme ya recibido en T.A. algún día?.

¿Me doy cuenta de que no tendría nada que valga la pena sin T.A.?

Meditación del Día.

Solamente hay una forma para obtener una plena satisfacción de la vida, y de ello consiste en vivir la manera en que creamos que Dios desea que vivamos. Hay que vivir con Dios en el lugar secreto del espíritu, y tendremos una sensación profunda de satisfacción. El mundo tendrá un significado, y tendremos un lugar en el mundo. Muchas cosas nos saldrán bien mientras sintamos que estamos del lado de Dios.

Oración del Día.

Ruego que pueda percibir el valor eterno del trabajo que realizo. Pido que no trabaje nada más para ahora sino que para la eternidad.

Reflexión diaria A.A.

Mi inventario, no el tuyo.

“El chismorreo mordaz mezclado con nuestra ira, una forma cortés de asesinar por medio de la destrucción del carácter, tiene también para nosotros sus satisfacciones. En este punto no estamos tratando de ayudar a los que criticamos, sino proclamando inconscientemente nuestra hipocresía.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 71

Algunas veces no me doy cuenta de que he chismorreado de alguien hasta que llega el fin del día y hago un inventario de mis actividades, y entonces, mis chismorreos aparecen como una mancha en mi lindo día. ¿Cómo podría haber dicho tal cosa? El chismorreo presenta su fea cara durante un descanso para café o una comida con mis asociados de negocios, o puedo chismorrear por la noche cuando me encuentro cansado y me siento justificado para reforzar mi ego a expensas de alguien.

Defectos de carácter como el chismorreo se insinúan en mi vida cuando no estoy haciendo un esfuerzo constante para trabajar los Doce Pasos. Tengo que recordarme que mi singularidad es la bendición de mi ser, y esto se aplica igualmente a todos aquellos que se cruzan en mi camino. Hoy, el único inventario que tengo que hacer es el mío. Dejaré el juzgar a otros en manos del Juez Final – la Divina Providencia

El lenguaje del adiós.

Pensamiento del Día.

Deja ir el caos.

Nada bueno resulta del desasosiego.

La inquietud, el miedo, la ira o la tristeza pueden motivarnos. A veces, estos sentimientos tienen la intención de obligarnos a la acción, pero nuestro mejor trabajo surge una vez que éstos han sido remplazados por la paz.

No terminaremos nuestra tarea más pronto, ni mejor, desempeñándola con una sensación de urgencia, miedo, ira o tristeza.

Deja ir la inquietud. Deja que la paz llene el hueco. No tenemos que renunciar a nuestro Poder, al poder personal que Dios nos ha dado –o a nuestra paz- para llevar a cabo el trabajo que se nos ha llamado a hacer hoy. Se nos dará todo el poder que necesitemos para hacer lo que tengamos que hacer, cuando sea el tiempo de hacerlo.

Deja que primero venga la paz. Después procede. La tarea se hará de manera natural y a tiempo.

Hoy primero me pondré en paz y dejaré que mi trabajo y mi vida surjan de esa base.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: