Corriente Independiente de La Laguna

Octubre 3


Comida para el pensamiento.

El compromiso

El éxito viene con el compromiso. No podemos conservar la abstinencia, ni un matrimonio, ni una profesión, ni ninguna otra cosa, si no estamos comprometidos con ello. El compromiso auténtico es la actitud que se requiere de nosotros si es que vamos a beneficiarnos de T.A.

El programa no es algo que seguimos y abandonamos cuando nos viene en gana. Si la abstinencia no es lo más importante en nuestras vidas, no seremos capaces de guardarla.

Refrendar nuestro compromiso en voz alta, con otra persona, lo refuerza. Necesitamos permanecer en contacto con nuestros amigos de T.A. Durante periodos de mucha ocupación es cuando debemos recordar nuestras prioridades en forma especial. Una llamada telefónica nos conecta con la fuerza de grupo, la cual sustenta nuestros esfuerzos individuales.

Los beneficios físicos, emocionales y espirituales que llegan hasta nosotros día con día mientras nos abstenemos y trabajamos los Doce Pasos son los que nos alimentan. Estar comprometidos con el programa T.A. es nuestra fuerza y nuestra recuperación.

Afirma mi compromiso a Tu camino.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Cómo hablo con un nuevo prospecto? ¿Trato siempre de dominar la conversación? ¿Trato de imponer leyes y le digo lo que debe hacer? ¿Lo juzgo en privado y siento que tiene pocas esperanzas de seguir el programa? ¿Lo empequeñezco ante mí mismo? ¿O estoy dispuesto a enseñarle el alma para que él hable de sí mismo? Y después ¿estoy dispuesto a saber escuchar no interrumpir y oírlo hasta el final? ¿Siento profundamente que es mi hermano?

-¿Haré todo lo que pueda para ayudarlo en el camino de la sobriedad?

Meditación del Día.

“El trabajo de la rectitud será la paz, y el efecto de la rectitud será la serenidad y la seguridad para siempre”. Sólo cuando el alma logra esta calma puede efectuarse una verdadera labor espiritual y pueden ser fuertes la mente, el alma y el cuerpo para conquistar y tolerar todas las cosas. La paz es el resultado de la rectitud. No hay paz cuando se obra mal. Pero si vivimos en la forma en que Dios desea que vivamos, la calma y la seguridad nos llegarán. La seguridad es la calma nacida de la profunda certeza de que la fuerza de Dios está a nuestra disposición y de que su capacidad de amor nos librará de todo daño y maldad.

Oración del Día.

Ruego que pueda lograr un estado de verdadera calma. Pido poder vivir en la quietud y la paz.

Reflexión diaria A.A.

Serenidad después de la tormenta.

“Alguien que sabía de lo que estaba hablando dijo una vez que el dolor era la medida de todo progreso espiritual. Con cuánta sinceridad podemos los T.A. estar de acuerdo con él.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 100

Cuando me encuentro en la montaña rusa de la confusión emocional, recuerdo que el crecimiento es frecuentemente doloroso. Mi evolución en el programa de A. A. me ha enseñado que debo experimentar el cambio que, por doloroso que sea, acabará guiándome del egoísmo a la abnegación. Si he de tener serenidad, tengo que pasar por la confusión emocional y sus consiguientes resacas, y estar agradecido por el continuo progreso espiritual.

El lenguaje del adiós.

Superemos el malestar.

“Sométete al dolor. Luego aprende a someterte a lo bueno. Ahí está, y viene más en camino.”

Más allá de la codependencia.

 

Nuestra meta en la recuperación es hacernos sentir a gusto, en paz y contentos. Felices. Queremos estar en paz con nosotros mismos y con el ambiente que nos rodea. A veces, para hacerlo, necesitamos estar dispuestos a afrontar el malestar, sentirlo y superarlo.

No estoy hablando aquí de ser adictos a las desgracias y al dolor. No estoy hablando de crear un dolor innecesario. Estoy hablando del legítimo malestar que a veces necesitamos sentir mientras nos curamos.

Cuando nos hacen una cirugía, el dolor molesta la mayor parte del día siguiente de la operación. Cuando hacemos el tipo de trabajo que estamos enfrentando en la recuperación, nos estamos haciendo una cirugía emocional, mental y espiritual. Nos estamos quitando partes que están infectadas e inflamadas.

A veces, el proceso duele.

Somos suficientemente fuertes para sobrevivir al malestar y a los sentimientos temporales de dolor emocional. Una vez que estamos dispuestos a enfrentar y a sentir nuestro malestar y nuestro dolor, hemos llegado casi al punto del alivio.

Hoy estoy dispuesto a enfrentar mi malestar, confiando en que la curación y el alivio están del otro lado.

Ayúdame, Dios mío, a estar abierto a sentir lo que necesite sentir para ser curado y estar sano. Mientras lo hago, confiaré en que soy cuidado y protegido por mí mismo, por mis amigos, por mi Poder Superior y por el universo.

Anuncios

Comentarios en: "Octubre 3" (2)

  1. Seria muy bueno hacer juntas en línea,como AA, Neuroticos Anonimos,ya que muchos,no contamos con la bendición de tener un grupo presencial,porfavor contestenme

    • desafortunadamente no contamos con los recursos para este servicio. Por el momento solo podemos brindar esta página de buena voluntad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: