Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 24


Comida para el pensamiento.

Aceptemos el lugar donde nos encontremos

Estemos donde estemos cuando llegamos a este programa, desde ese punto es desde donde habremos de comenzar. Algunos de nosotros tenemos más camino por recorrer en el camino de la auto actualización que otros. Ninguno de nosotros llega al final del mismo en esta vida. Siempre hay más trabajo por hacer.

Creyendo que nuestro Poder Superior tiene un plan para cada uno de nosotros, aceptamos el lugar donde Él nos ha colocado en este momento. No esperamos quedarnos en este sitio, pero es una parte necesaria para nuestro crecimiento y desarrollo. No podemos proseguir hasta que entendamos en qué punto estamos y cómo es que llegamos ahí.

El inventario de nuestro Cuarto Paso es una oportunidad para examinar acciones pasadas que pueden habernos conducido a nuestra situación actual. Quizá no nos guste lo que descubrimos, pero una apreciación honesta de nuestras debilidades y de nuestras fallas así como de nuestros puntos fuertes es una preparación para un cambio constructivo. Aceptar el lugar donde estamos nos libera de una obsesión morbosa con el pasado y nos permite proseguir hacia el futuro.

Que acepte que el lugar donde me encuentro ahora es el mejor lugar en donde me puedo encontrar hoy.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Continuemos con el paso 12. Debemos practicar estos principios en todos nuestros actos. Esta parte del paso 12 no debe descuidarse. Esta es la práctica de todo el programa. No sólo practicamos estos principios con respecto a nuestro problema tragón. Los practicamos en todos nuestros actos. No le damos un compartimiento de nuestras vidas a Dios y nos guardamos los otros. Le entregamos nuestras vidas enteras a Dios y tratamos de hacer su voluntad en todos los actos. En esto se basa nuestro crecimiento; en esto se basa toda la promesa del futuro; un horizonte que siempre se va extendiendo.

– ¿Llevo conmigo los principios de TA adondequiera que voy?

Meditación del Día.

“Señor, ¿a quién iremos sino a Ti? Tu tienes las palabras de la vida eterna”. Las palabras de vida eterna son las palabras de Dios que controlan nuestro verdadero ser, el verdadero yo espiritual. Son las palabras de Dios que los hombres escuchan en sus corazones y en sus pensamientos, cuando estos se abren a su espíritu. Estas son las palabras de la vida eterna que expresan la forma verdadera en que hay que vivir. Nos dicen en la quietud de nuestros corazones, pensamientos y alma: “Obra en es forma y vive”.

Oración del Día.

Ruego poder seguir los dictados de mi conciencia. Pido poder seguir los anhelos interiores de mi alma.

Reflexión diaria A.A.

Vigilancia

Hemos visto esta verdad demostrada una y otra vez, “Una vez alcohólico, alcohólico para siempre”. Comenzando a beber después de un período de sobriedad, al poco tiempo estamos tan mal como siempre. si estamos haciendo planes para dejar de beber, no debe haber reserva de ninguna clase, ni ninguna idea oculta de que algún día seremos inmunes al alcohol.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 31

Hoy soy alcohólico. Mañana no seré diferente. Mi alcoholismo vive dentro de mí ahora y por siempre. Nunca debo olvidar lo que soy. con toda seguridad, el alcohol me matará si no reconozco y no tengo presente diariamente mi enfermedad. No estoy jugando un juego en el cual una pérdida es sólo un contratiempo. Estoy tratando con mi enfermedad para la cual no hay curación, solamente la aceptación y la vigilancia diarias.

El lenguaje del adiós.

Permitámonos tener necesidades.

Podemos aceptarnos a nosotros mismos como gente que tiene necesidad, la necesidad de consuelo, de amor, de comprensión, de amistad, de un sano contacto. Necesitamos refuerzo positivo, alguien que nos escuche, alguien que nos dé. No somos débiles por necesitar estas cosas. Estas necesidades nos hacen humanos y sanos. Satisfacer nuestras necesidades – creer que merecemos satisfacerlas- nos hace felices.

Hay épocas, también, en que además de nuestras necesidades normales, estamos particularmente necesitados. En esas épocas, necesitamos más de lo que podemos dar. Eso también está bien.

Podemos aceptar e incorporar nuestras necesidades y nuestra parte necesitada, a todo nuestro ser. Podemos asumir la responsabilidad por nuestras necesidades. Eso no nos hace débiles o deficientes. Eso no significa que no nos estemos recuperando adecuadamente, ni tampoco significa que seamos dependientes de una manera enfermiza.

Hace gobernables nuestras necesidades y a nuestra parte necesitada.

Nuestras necesidades dejan de controlarnos, y recuperamos el control.

Entonces, nuestras necesidades empiezan a ser satisfechas.

 

Hoy aceptaré mis necesidades y mi parte necesitada. Creo que merezco satisfacer mis necesidades, y permitiré que eso suceda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: