Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 22


Comida para el pensamiento.

Las básculas

Durante los días en que hacíamos dietas, probablemente pasábamos mucho tiempo subiendo y bajando de la báscula. En TA se nos aconseja no pesarnos más de una vez al mes. Aunque nuestro objetivo es deshacernos del exceso de peso, no queremos que los kilos y los gramos nos obsesionen. Este programa implica mucho más que el control del peso, y hacer de la báscula nuestro último juez es errar el blanco.

Si honestamente nos estamos absteniendo de comer en forma compulsiva y estamos siguiendo el programa, bajaremos de peso. La rapidez para perder peso varía de una persona a otra, y de una semana a otra. Y luego, especialmente cuando la báscula marque lo que queríamos que marcara, seguiremos guardando abstinencia y siguiendo con honestidad el programa.

En TA nos interesa más el progreso que obtenemos en el control de nuestra enfermedad que el peso que logramos en un determinado plazo.  Si nuestra enfermedad está bajo control, la pérdida de peso se dará de una manera natural. Las básculas son útiles para medir el progreso físico, pero no son un dios.

Que use las básculas sabiamente.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El Octavo paso dice: “Hicimos una relación de todas aquellas personas con las que obramos mal y nos dispusimos a enmendar el daño que les causamos”. El Noveno paso dice: “Reparamos, hasta donde humanamente nos fue posible, el daño que causamos a esas personas, salvo en aquellos casos en que el hacerlo habría ocasionado perjuicio, bien a ellas mismas o a otras personas”. Con frecuencia es difícil reparar los daños que hemos ocasionado. Esto lastima nuestro orgullo; pero las recompensas son grandes cuando le decimos a una persona que sentimos haberle hecho daño y vemos que la reacción es casi siempre buena. Se necesita valor para dar ese salto, pero los resultados justifican con creces el hacerlo. Se quita un peso de encima y con frecuencia un enemigo se convierte en un amigo.

– ¿He hecho todo lo posible por reparar lo más que se ha podido?

Meditación del Día.

Debe tenerse alegría por vivir una vida espiritual. La fe sin alegría no es enteramente genuina. Si no se es más feliz como resultado de la fe, probablemente ésta sea defectuosa. La fe en Dios trae una sensación de felicidad y de seguridad, a pesar de los sucesos superficiales. Cada nuevo día es otra oportunidad para servir a Dios y mejorar las relaciones los semejantes. Esto debe traer alegría. La vida debe ser plena y amplia. Debe ser resplandeciente y extenderse a círculos cada vez más grandes.

Oración del Día.

Ruego porque mis horizontes sean cada vez más amplios. Pido poder dar más servicio y compañerismo.

Reflexión diaria A.A.

Un “Filón Inagotable”

Como el demacrado explorador, después de apretarse el cinturón a la barriga vacía, hemos encontrado oro. La alegría que sentimos por la liberación de toda una vida de frustraciones, no tuvo límites. Papá piensa que ha encontrado algo mejor que el oro. Durante algún tiempo puede ser que trate de abrazarse solo al nuevo tesoro. Puede ser que, de momento, no haya visto que apenas ha arañado un filón inagotable, que le dará dividendos solamente si lo trabaja el resto de su vida e insiste en regalar todo el producto.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 119

Cuando yo hablo con un recién llegado a A.A., mi pasado me mira directamente a la cara. Veo el dolor que hay en esos ojos esperanzados, extiendo mi mano y entonces se produce el milagro: Yo me alivio. Y cuando llego a tocar esa alma temblorosa, mis problemas se desvanecen.

El lenguaje del adiós.

Confiemos en nosotros mismos.

Muchos de nosotros creíamos que hacer caso a las palabras de Dios o de nuestro Poder Superior significaba seguir reglas rígidas, un libro de instrucciones para la vida.

Muchos de nosotros ahora creemos otra cosa. Las reglas rígidas, las instrucciones sin fin, la exhortación a la perfección, no son las palabras que murmura nuestro Poder Superior.

Las palabras de Dios a menudo son esas calmadas, pequeñas palabras que llamamos intuición o instinto, que nos van conduciendo y guiando adelante.

Somos libres de ser como somos, de escucharnos y confiar en nosotros mismos. Somos libres de escuchar las gentiles, amorosas palabras de un Poder Superior, las palabras murmuradas a nosotros y a través de cada uno de nosotros.

 

Hoy, ayúdame, Dios mío, a dejar ir las reglas rígidas basadas en la vergüenza. Escogeré la libertad par amar, para escuchar y para confiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: