Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 17


Comida para el pensamiento.

Dios está aquí.

El poder que nos devuelve a la cordura no es algo remoto y abstracto que se encuentre leyendo libros o haciendo grandes hazañas. Nuestro Poder Superior está con nosotros constantemente y se encuentra involucrado hasta en lo más nimios detalles de cada día. No tenemos que esperar y trabajar para volvernos aceptables a los ojos de Dios. Él nos acepta ahora mismo, sin importarle nuestra situación actual.

El ego obstaculiza nuestra percepción de Dios. Si nos concentramos estrechamente en las preocupaciones del ego y del egocentrismo ignoramos la presencia de un Poder Superior, aunque luego, en nuestra soledad, nos sintamos débiles y confusos.

Para estar conscientes de la presencia de Dios en nuestras vidas todos los días, lo único que necesitamos es estar dispuestos a abrirnos a Él. Descubrimos que es muy cierto que Él está “más cerca que el aliento y más cerca que las manos y los pies”. Aquello que quizá hemos estado buscando o negando durante años resulta ser la base de nuestra existencia y el Poder que nos sostiene minuto a minuto.

Señor, aumenta mi conocimiento de Ti.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

El primer paso dice: “Admitimos nuestra impotencia ante la comida y que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables”. En este paso se señala el requisito para ser miembro de TA Debemos admitir que nuestras vidas están en estado de confusión. Debemos aceptar el hecho de que somos impotentes ante el poder de la comida. Debemos admitir que, en lo que respecta a tragar, estamos derrotados y necesitamos ayuda. Debemos estar dispuestos a aceptar el amargo hecho de que no podemos comer como la gente normal. Y además, debemos aceptar lo mejor que podamos nuestra derrota ante el hecho ineludible de que tenemos que dejar de tragar.

¿Me es difícil admitir que soy diferente a los comedores normales?

Meditación del Día.

“Muéstranos  ¡Oh Señor! el camino, y déjanos marchar por tu senda”.

Parece que hay una manera recta y una manera equivocada de vivir. Se puede hacer una prueba práctica. Cuando se vive en una forma correcta, las cosas parecen marchar bien. Cuando se vive en una forma equivocada, las cosas parecen marchar mal. Parece que obtenemos de la vida lo que hemos puesto en ella. Si se desobedecen las leyes espirituales y morales, lo más probable es que seamos desdichados. Al seguir las leyes de la naturaleza y las leyes espirituales de honestidad, pureza, desprendimiento y amor, se puede esperar una vida razonablemente sana y feliz.

Oración del Día.

Ruego poder vivir en la forma correcta. Pido poder seguir la senda que lleva a una vida mejor.

Reflexión diaria A.A.

Liberación del temor.

“Cuando, con la ayuda de Dios, aceptamos tranquilamente nuestra suerte, vimos que podíamos vivir en paz con nosotros mismos y enseñar a quienes todavía sufrían los mismos temores, que también ellos podrían superarlos. Vimos que la liberación del temor era más importante que la liberación de la necesidad.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 128

Los valores materiales rigieron mi vida por muchos años durante mi alcoholismo activo. Creía que todas mis posesiones me harían feliz; sin embargo, todavía me sentía en quiebra después de haberlas adquirido. Cuando llegué por primera vez a A.A. supe de una nueva manera de vivir. Como resultado de aprender a confiar en otros, empecé a crecer en un poder superior a mí mismo. Tener fe me liberó de la esclavitud de mi ego. Según las ganancias materiales eran reemplazadas por los dones del espíritu, mi vida se hizo manejable. Luego, elegí compartir mis experiencias con otros alcohólicos.

El lenguaje del adiós.

Conductas con las nuevas relaciones.

En la recuperación hablamos mucho acerca de las conductas que se siguen en las relaciones nuevas: permitirles a los demás ser ellos mismos sin reaccionar excesivamente y tomarnos las cosas en forma personal, y adueñarnos de nuestro poder para cuidar de nosotros mismos. Hablamos acerca de dejar ir nuestra necesidad de controlar, concentrándonos en la autoresponsabilidad, y en no disponernos a ser víctimas concentrándonos en la otra persona al tiempo que nos descuidamos a nosotros mismos. Hablamos acerca de tener y de fijar límites sanos, de hablar directamente y de asumir la responsabilidad por lo que queremos y necesitamos.

Aunque estas conductas ciertamente nos ayudan a lidiar con la gente adicta, no son conductas diseñadas sólo para  utilizarse en lo que llamamos “relaciones disfuncionales”.

Estas conductas son nuestras nuevas conductas en las relaciones nuevas. Nos ayudan en las relaciones tirantes. Nos pueden ayudar a atravesar épocas  de estrés en las relaciones sanas.

Las conductas de recuperación que estamos aprendiendo son herramientas – destrezas para tener relaciones sanas- que nos ayudan a mejorar la calidad de todas nuestras relaciones.

Recuperación significa cuidar de uno mismo –aprender a cuidarnos y a amarnos a nosotros mismos- con la gente. Cuanto más sanos nos volvamos, más sanas se volverán nuestra relaciones. Y nunca dejaremos de tener necesidad de conductas sanas.

Hoy me acordaré de aplicar mis conductas de recuperación a todas mis relaciones, con amigos y compañeros de trabajo, al igual que en cualquier relación amorosa especial. Trabajaré duro por cuidarme a mí mismo en las relaciones difíciles, averiguando qué habilidad sería mejor aplicar. También consideraré las formas como se podrían beneficiar mis relaciones sanas con mis nuevas destrezas para manejar relaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: