Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 16


Comida para el pensamiento.

Comprensión.

La comprensión que adquirimos a través del programa TA es fuente constante de sorpresa y gratitud. Primero empezamos a comprender nuestra enfermedad. Luego, crece nuestra comprensión de nosotros mismos y de los demás. Finalmente nuestros ojos se abren cada vez más a los aspectos espirituales de nuestra existencia.

Escuchar la historia de otras personas nos hace entender nuestra propia conducta. Servimos de espejo, reflejando los problemas y soluciones de cada uno de nosotros. A medida que vamos actuando, vamos comprendiendo por qué hacemos lo que hacemos y cómo podemos funcionar mejor. Para ser más comprensivos, primero debemos actuar de acuerdo con el conocimiento que tengamos. El conocimiento intelectual por sí mismo no nos permitirá controlar nuestra enfermedad.

La empatía y la comprensión que recibimos de compañeros miembros de TA nos da la fuerza y la esperanza para recuperarnos. De esta manera, aprendemos a detectar cuándo nuestras actitudes no son las correctas y saber qué hacer para corregirlas. A medida que reconocemos a un Poder Superior a nosotros mismos y le entregamos nuestras vidas, abrimos un nuevo canal de conocimiento y comprensión espiritual.

Hazme comprender.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Empecemos hoy a hacer un estudio breve de los 12 pasos sugeridos. Estos 12 pasos sugeridos parecen comprender 5 principios. El primer paso es el requisito para ser miembro. El segundo, el tercero y el onceavo, son los pasos espirituales del programa. El cuarto, el quinto, el sexto, el séptimo y el décimo, son los pasos sobre el inventario moral. El octavo y el noveno son los pasos de la reparación. El doceavo es el paso sobre transmisión del programa, o la ayuda a otros. Por tanto, los cinco principios son: el requisito para ser miembro, las bases espirituales, el inventario moral, la reparación y la ayuda a otros.

¿He hecho de estos pasos una parte de mí mismo?

Meditación del Día.

Parecemos vivir no sólo en tiempo, sino que en eternidad. Si vivimos con Dios y Él vive con nosotros, podremos producir el fruto espiritual que durará por una eternidad. Si vivimos con Dios, nuestras vidas pueden fluir como un río calmado a través de la tierra seca del mundo. Puede hacer que los árboles y las flores de la vida espiritual “el amor y el servicio” surjan y produzcan en abundancia. El trabajo espiritual puede hacerse para la eternidad, no nada más para ahora. Aún aquí en la tierra podemos vivir como si nuestras vidas fueran eternas.

Oración del Día.

Ruego tratar de hacer que mi vida sea como un río fresco en la tierra sedienta. Pido que pueda dar sin reserva a todo el que me pida ayuda.

Reflexión diaria A.A.

Unidos Venceremos O Pereceremos.

“. . . ninguna otra asociación de hombres y mujeres ha tenido nunca una necesidad más urgente de eficacia continua y unión permanente. Nosotros los alcohólicos vemos que tenemos que trabajar juntos y conservarnos unidos o de lo contrario la mayoría de nosotros pereceremos.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 262

Así como los Doce Pasos están escritos en secuencia específica por una razón, también lo están las Doce Tradiciones. El Primer Paso y la Primera Tradición intentan inculcar en mí la suficiente humildad como para darme una oportunidad de sobrevivir. Juntos son la base sobre la que los siguientes Pasos y Tradiciones se construyen. Es un proceso de desinflamiento del ego que me permite crecer, como individuo a través de los Pasos, y como miembro contribuyente de un grupo a través de las Tradiciones. La total aceptación de la Primera Tradición me hace posible poner a un lado las ambiciones personales, los temores y la ira, cuando éstas están en conflicto con el bienestar común. Sin la Primera Tradición, yo tengo muy poca oportunidad de mantener la unidad requerida para trabajar eficazmente con otros y también corro el riesgo de perder las demás Tradiciones, la Comunidad y mi propia vida.

El lenguaje del adiós.

Venganza.

No importa cuánto tiempo llevemos en recuperación, no importa qué sólido sea nuestro fundamento espiritual, podemos sentir aún un abrumador deseo de castigar a otra persona o de desquitarnos de ella.

Queremos venganza

Queremos que la otra persona sufra como nos ha hecho sufrir a nosotros. Queremos ver que la vida le dé a esa persona su justa recompensa. De hecho, nos gustaría ayudarle a la vida a hacerlo.

Esos son sentimientos normales, pero no tenemos que actuar conforme a ellos. Esos sentimientos son parte de la ira que sentimos, pero no es nuestra labor administrar justicia.

Podemos permitirnos sentir la ira. Es útil ir un paso más profundo y dejarnos sentir los otros sentimientos: el daño, el dolor, la angustia. Pero nuestra meta es liberar esos sentimientos y acabar con ellos.

Podemos hacer responsable a la otra persona. Podemos responsabilizarla. Pero no es nuestra responsabilidad ser juez y parte. Buscar venganza activamente no nos ayudará. Nos bloqueará y nos retendrá.

Aléjate. Deja de jugar el juego. Desengánchate. Aprende tu lección.

Dale gracias a la otra persona por haberte enseñado algo valioso. Y acaba con ello. Ponlo detrás, con la lección intacta.

La aceptación ayuda. Lo mismo el perdón, no del tipo que invita a la persona a que nos use otra vez, sino un perdón que libere a la otra persona y lo deje en libertad de seguir un camino diferente, al tiempo que nosotros nos liberamos de nuestra ira y resentimiento.

Que nos libera para seguir nuestro propio sendero.

Hoy estaré tan enojado como tenga que estar, con la meta de acabar mis asuntos con los demás. Una vez que haya liberado mi dolor y mi ira, me esforzaré por perdonar sanamente, perdonar con límites.

Entiendo que los límites, aparejados con el perdón y la compasión, me llevarán hacia adelante.

Anuncios

Comentarios en: "Septiembre 16" (1)

  1. gracias por no dejarme, si vieran todo lo que los necesito, Dios los siga ayudando para que los ilumine y nos traigan momentos tan reflexivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: