Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 14


El vacío

Cuando comíamos en exceso, nos sentíamos vacíos, sin importar qué tanto comiéramos. Ahora que guardamos abstinencia, quizá todavía experimentemos períodos en los que nos sentimos vacíos. Esta sensación de vacío se hace especialmente presente después de una ocasión que habíamos esperado con gran anticipación.

Tal vez esperamos demasiado de alguna persona o de algún evento y nos sentimos defraudados cuando la realidad deja mucho que desear en cuanto a lo que habíamos anticipado. Quizá nos encontramos con un grupo de gente cuya conversación es superficial y cuyas relaciones son falsas. Ponernos una máscara y dejárnosla puesta durante el tiempo que sea nos deja con una sensación de vacío y agotamiento.

Sin un contacto emocional honesto y significativo con los demás estamos mal alimentados emocionalmente. Para tener el tipo de relación donde ambas partes se nutren mutuamente, y que es la que necesitamos, tenemos que renunciar a nuestras falsas fachadas.

Por medio de este programa, aprendemos a buscar el tipo de personas y de actividades que nos llenan, y evitar aquellas que nos dejan vacíos.

Señor, llena mi vacío.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿Cómo crece TA? Algunos de nosotros somos vendedores. Pequeños grupos de 2, 3 y 5 personas surgen de diferentes comunidades, a través del contacto con centros más grandes. Aquellos que viajamos visitamos otros grupos lo más frecuentemente posible. Esta práctica nos permite ayudar a los grupos nuevos que están surgiendo. Cada año se están formando grupos nuevos. TA se está extendiendo. En esta forma, vamos creciendo.

¿Estoy haciendo todo lo que puedo para extender el mensaje de TA por dondequiera que vaya?

Meditación del Día.

 “Señor, creemos. Ayúdanos en nuestra incredulidad”.

Este grito del corazón de la humanidad es una expresión de la fragilidad humana. Significa el sincero deseo de progresar del alma. Conforme una persona sienta la existencia de Dios y su poder, esa persona creerá más y más en Él. Al mismo tiempo, la persona está más consciente de que su absoluta confianza en Dios puede ser deficiente. El progreso del alma es una creencia que va en aumento; después, una plegaria por tener una mayor fe; una súplica para conquistar toda falta de creencia o de confianza. Podemos creer que esa plegaria es escuchada por Dios y, en su debido tiempo, hay respuesta a la oración. Y así va creciendo nuestra fe, poco a poco, día con día.

Oración del Día.

Ruego que, al tener mayor poder en mi vida, tenga también más fe. Pido llegar a confiar más en Dios cada día.

Reflexión diaria A.A.

Tranquilidad Del Espíritu

“¿Ponemos el asunto delante de nuestro padrino o consejero espiritual, pidiendo sinceramente la ayuda y la dirección de Dios, mientras nos decidimos a hacer la cosa como es debido cuando ésta se aclare, cueste lo que cueste?”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 92

Mi creencia en un Poder superior es una parte esencial de mi trabajo en el Paso Nueve; perdón, momento oportuno y motivos correctos son los otros ingredientes. Mi disposición a practicar el Paso es una experiencia de crecimiento que me abre la puerta a relaciones nuevas y honestas con la gente que he ofendido. Mi acción responsable me acerca más a los principios espirituales del programa – amor y servicio. Tranquilidad del espíritu, serenidad y una fe más sólida, sin duda le seguirán.

El lenguaje del adiós.

¿Qué es bueno para mí?

Cuando nos estemos escudriñando el alma, ya sea a causa de pequeñas o grandes decisiones que enfrentemos durante el día, podemos aprender a preguntarnos, ¿Esto es bueno para mí?… ¿Es esto lo que realmente quiero?…. ¿Es esto lo que necesito?…. ¿Siento que esta es la dirección correcta para mí?… ¿O estoy sucumbiendo al control y la influencia que a veces permito que otros tengan sobre mí? No es un egoísmo enfermizo cuestionarnos si algo nos conviene. Esa es una vieja manera de pensar. Preguntarnos si algo es bueno para nosotros es una conducta sana de la que no tenemos por qué avergonzarnos, y que probablemente resultará conforme también a los mejores intereses de las otras personas.

No nos extraviaremos en el sendero egoísta de la autoindulgencia por preguntarnos si una cosa nos conviene. No nos desviaremos del plan que Dios tiene para nosotros. Al hacernos esta sencilla pregunta, participamos en dirigir nuestra vida hacia el bien y el propósito más alto; nos adueñamos de nuestro poder para mantenernos en autoestima.

Hoy empezaré a actuar conforme a mis mejores intereses. Lo haré con el entendimiento de que, en su momento, lo que elija no complacerá a todos los que me rodean. Lo haré con el entendimiento de que preguntarme si una cosa me conviene en último término me ayudará a asumir una verdadera responsabilidad por mi vida y por mis elecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: