Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 10


Comida para el pensamiento.

Escuchar.

A medida que aprendemos a escuchar a nuestro Poder Superior, también aprendemos a escucharnos con mayor atención tanto como a los demás. Para escuchar es esencial estar dispuestos a pasar un rato a solas, en silencio. A menudo nos asusta el silencio y el hecho de estar un momento en soledad, por lo que nos escapamos a través de distracciones o sumergiéndonos en el trabajo.

La plegaria no consiste tanto en decir y pedir como en escuchar. En este sentido, se puede practicar la plegaria continuamente durante el día. Al seguir el Paso Tres, estamos entregando nuestra voluntad y volviéndonos receptivos a la voluntad de nuestro Poder Superior. Nos concentramos menos en nuestras preocupaciones egoístas y más en Dios, tal como lo concebimos. Esa comprensión de Dios va creciendo a medida que aprendemos a escuchar.

Al escuchar, nos hacemos conscientes de necesidades, sentimientos y respuestas dentro de nosotros mismos que previamente ignorábamos. Al conocernos mejor a nosotros mismos, somos más directos y honestos con los demás y nos interesamos más en ellos. La comunicación que desarrollamos con nuestro Poder Superior se da a un nivel tan profundo como para permitirnos relacionarnos de una manera más significativa con todos los que nos rodean.

Hoy escucharé Tu voz.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Estas son las respuestas sobre cómo vivir sin tragar y ser feliz: Todas las cosas que tenemos en lugar de tragar son más que un substituto de él. Una es la fraternidad de TA En esta comunidad se encuentra un alivio a la inquietud y al aburrimiento. La imaginación revive. Por fin llega a significar algo la vida. Se aprende a vivir los años más satisfactorios de la vida. Entre los compañeros de TA se encontrarán amigos para toda la vida. Estará unido a ellos por lazos nuevos y maravillosos.

¿Significa ahora algo para mí la vida?

Meditación del Día.

¿Quiere la completa y total satisfacción que se haya en servir a Dios, y además todas las satisfacciones del mundo? No es fácil servir tanto a Dios como al mundo. Es difícil pedir las recompensas de ambos. Si se trabaja para Dios, también se tendrán grandes recompensas del mundo, pero hay que estar preparado para apartarse a veces del mundo. No se puede siempre volverse al mundo y esperar todas las recompensas que la vida ofrece. Si se trata sinceramente de servir a Dios, se tendrán otras y mayores recompensas que las que el mundo ofrece.

Oración del Día.

Ruego no esperar demasiado del mundo. Pido estar también satisfecho con las recompensas que viene por servir a Dios.

Reflexión diaria A.A.

¿Recuperación “Por Poder”?

“. . . pero siempre se realizarán si trabajamos para obtenerlas.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 78

Yo algunas veces pienso: “Hacer estas reparaciones es ir demasiado lejos. Nadie debería tener que humillarse de esa manera”. Sin embargo, es esa misma humildad la que me acerca más a la luz del espíritu. A.A. es la única esperanza que tengo si he de seguir recuperándome y lograr una vida de felicidad, amistad y armonía.

El lenguaje del adiós.

Auto aprobación.

La mayoría de nosotros queremos caer bien. Queremos que los otros piensen que somos agradables, amistosos, amables y amorosos. La mayoría de nosotros queremos la aprobación de los demás.

Desde la niñez, algunos de nosotros hemos estado tratando de obtener aprobación, tratado de caerle bien a la gente y que ésta nos tenga en alta estima. Podemos tener miedo a que la gente nos deje si desaprueba nuestras acciones. Podemos buscar aprobación de gente que no tiene nada de aprobación que dar. Podemos no saber que somos dignos de amor ahora y que podemos aprender a aprobarnos a nosotros mismos.

Para poder vivir felices, para vivir consistentemente con la forma como nuestro Poder Superior quiere que vivamos, y para ceñirnos a un modo de vida que está en armonía con el universo, necesitamos dejar ir nuestra extremada necesidad de aprobación. Estas necesidades insatisfechas de aprobación y de amor de nuestro pasado le dan a los demás control sobre nosotros hoy. Estas necesidades pueden impedirnos actuar como mejor nos conviene y ser fieles a nosotros mismos.

Nosotros podemos aprobarnos solos. Al final, ésa es la única aprobación que cuenta.

Hoy dejaré ir mi necesidad de aprobación y mi necesidad de caer bien. Las remplazaré con la necesidad de caerme bien y de aprobarme yo misma. Disfrutaré la sorpresa que encontraré cuando lo haga. La gente que cuenta, incluyéndome a mí mismo, me respetará cuando me sea fiel a mí mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: