Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 6


Comida para el pensamiento.

La pausa que refresca.

Estamos aprendiendo a apoyarnos en nuestro Poder Superior para tener fuerzas, en vez de hacerlo en la comida. Indudablemente, hemos tenido muchos “ratos libres” en los cuales ingerimos alguna sustancia adictiva. En vez de hacernos más fuertes, nos hicieron más débiles. Gracias a TA, estamos encontrando una fuente de refresco confiable.

Empezar el día poniéndonos en contacto con Dios durante unos minutos nos permite extraer de Su fortaleza la fuerza que necesitamos. A lo largo del día, cuando nos sintamos perplejos, hastiados o presionados, podemos hacer una pausa para renovar el contacto. Ésta es una fuente constante de poder cada vez que nosotros nos abrimos a ella.

Permitirnos tener demasiadas ocupaciones a la vez es buscarnos problemas. Sólo podemos concentrarnos activamente por determinado tiempo sin tener un periodo de descanso y relajación. Si varias veces al día buscamos momentos para consultar con nuestro Poder Superior, nuestro trabajo será más efectivo y nuestro tiempo libre más creativo.

Señor, busco Tu presencia.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Otro de los axiomas de TA es “Vive y deja vivir”. Desde luego, esto significa tener tolerancia para los que piensan diferente a nosotros, ya sea que estén en TA o fuera de TA. No podemos darnos el lujo de ser intolerantes con otras personas, ni de criticarlas. No tratamos de imponer nuestra voluntad sobre quienes difieren con nosotros. No somos “mejores que tú”. No lo sabemos todo. No somos mejores que otros personas buenas. Vivimos en la mejor forma que podemos, y dejamos que los demás también lo hagan.

– ¿Estoy dispuesto a vivir y dejar vivir?

Meditación del Día.

“Y esta es la vida eterna, que podemos conocerte a Ti, el único Dios verdadero”. Aprender a conocer a Dios lo mejor que podamos acerca a lo eterno. Liberados de algunas de las limitaciones de la humanidad, se puede crecer en las cosas que son eternas. Se puede luchar por crecer en las cosas que son eternas. Se puede luchar por lo que es real y tiene un valor eterno. Mientras más se trate de vivir en la conciencia de Dios, será más suave el paso a la vida eterna cuando llegue la hora de partir. Esta vida en la tierra debe ser en gran parte de una preparación para la vida eterna que nos espera.

Oración del Día.

Ruego poder vivir cada día como si fuera el último de mi vida. Pido poder vivir mi vida como si fuera eterna.

Reflexión diaria A.A.

Eliminar las amenazas de la sobriedad

“. . . excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 89

 

El Paso Nueve restaura en mí un sentimiento de pertenecer, no sólo a la raza humana sino también al mundo diario. Primero, el Paso me hace salir de la seguridad de TA para que pueda tratar con gente no TA “allá afuera”, bajo sus condiciones, no las mías. Esta es una acción temerosa pero necesaria si yo voy a participar en la vida. Segundo, el Paso Nueve me hace posible eliminar las amenazas a mi sobriedad reparando relaciones pasadas. El Paso Nueve me señala el camino hacia una sobriedad más serena, permitiéndome eliminar los escombros para no tropezarme con ellos.

El lenguaje del adiós.

Lo bueno del Paso Diez.

El Paso Diez dice:

“Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos, lo admitíamos inmediatamente”.

No sugiere que ignoremos lo que es correcto en nuestra vida. Dice que continuemos haciendo un inventario personal y que nos mantengamos concentrados en nosotros mismos.

Al hacer un inventario, queremos ver muchas cosas. Podemos buscar sentimientos que necesitan nuestra atención. Podemos ver si se está deslizando furtivamente la baja autoestima. Podemos buscar viejas maneras de pensar, de sentir y de comportarnos. Podemos buscar errores que necesiten corregirse.

Pero una parte vital de nuestro inventario es también concentrarse en lo que estamos haciendo bien y en todo lo bueno que hay a nuestro alrededor.

Parte de nuestra codependencia consiste en concentrarnos obsesivamente en lo que está mal y en lo que podemos estar haciendo mal, sea real o imaginaria. En la recuperación estamos aprendiendo aconcentrarnos en lo que está bien.

Mira sin miedo, con ojos amorosos, positivos. ¿Qué hiciste bien hoy? ¿Te comportaste distinto hoy a como lo hubieras hecho hace un año? ¿Buscaste a alguien y te permitiste ser vulnerable? Puedes felicitarte por ello.

¿Tuviste un mal día pero lidiaste con él en forma eficaz? ¿Practicaste la gratitud o la aceptación? ¿Tomaste un riesgo, te adueñaste de tu poder o fijaste un límite? ¿Te hiciste responsable de ti mismo de una forma que no la hubieras hecho antes? ¿Te diste tiempo para la plegaría y la meditación? ¿Confiaste en Dios? ¿Dejaste que alguien hiciera algo por ti? Aún en nuestros peores días, podemos encontrar una cosa que hayamos hecho bien. Podemos encontrar algo que nos haga sentir esperanzados

Podemos encontrar algo que anticipar. Podemos concentrarnos realistamente en las visiones de lo que puede ser.

Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de permanecer inmerso en la negatividad.

Puedo cambiar en mí mismo y en mi miedo la energía negativa en energía positiva. También me esforzaré por encontrar una cualidad que me guste en alguien más que sea importante para mí, y correré el riesgo de decírselo a él o a ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: