Corriente Independiente de La Laguna

Septiembre 4


Comida para el pensamiento.

¿Demasiado flaco?

Luego de haber logrado bajar de peso, son frecuentes los comentarios acerca de lo mucho que hemos adelgazado. A menudo, las personas que los hacen no están muy delgadas que digamos. Ostensiblemente, sus comentarios surgen de una preocupación por nuestra salud, pero lo más probable es que se deban a la envidia. Otra razón podría ser que a ellas en lo personal les da miedo bajar de peso.

También sucede que una persona delgada a veces se siente amenazada cuando nosotros, que antes éramos gordos, bajamos a un peso normal.

Cualquiera que sea la razón, no es responsabilidad de nadie decirnos cuánto debemos o no pesar. Nosotros somos los únicos responsables de nuestro cuerpo.

Cuando ponemos nuestra vida y nuestra voluntad al cuidado de nuestro Poder Superior, también incluimos nuestra mente. El Dios que nos ha creado nos mostrará cómo quiere que luzca nuestro cuerpo. No necesitan preocuparnos ni influir sobre nosotros los comentarios de aquellos que tal vez de corazón no quieren lo mejor para nosotros.

Confío en que Tú cuidarás de mi cuerpo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Debemos cuidarnos de no demostrar, como una sociedad, ni intolerancia ni odio hacia la comida. La experiencia ha demostrado que esa actitud no ayuda a nadie. No somos fanáticos ni intolerantes respecto a las personas que pueden comer normalmente. Todos los prospectos sienten un alivio cuando sabe que no somos un movimiento de temperancia. El comer moderadamente está bien; pero nosotros los tragones no podemos hacerlo. Y a ningún tragón le gusta que le hablen del comida aquellas personas que odian la comida. Seremos muy poco útiles si nuestra actitud es amarga u hostil.

– ¿Soy yo tolerante con los que pueden comer normalmente?

Meditación del Día.

No se deje afectar por pequeños disgustos. Nunca responda a los trastornos emocionales con trastornos emocionales. Trate de conservarse sereno en todas las circunstancias. Trate de no tomar la revancha. Pida que la gracia de Dios lo serene cuando sienta deseos de desquitarse. Busque a Dios para que le conceda la fuerza interior para deshacerse de esos resentimientos que lo hunden. Si lleva usted el peso de los disgustos, perderá la paz interior y el espíritu de Dios quedará cerrado. Trate de conservar su paz interna.

Oración del Día.

Ruego hacer aquellas cosas que traen la paz. Pido que pueda tener una misión de conciliación.

Reflexión diaria A.A.

Reconstrucción

“Sí, hay por delante un largo período de reconstrucción. . .”

Alcohólicos Anónimos, P. 77

La reconstrucción de mi vida es la meta primordial de mi recuperación mientras evito tomar el primer trago, un día a la vez. La tarea se cumple con más éxito trabajando los Pasos de nuestra Comunidad. La vida espiritual no es una teoría; da resultados, pero yo tengo que vivirla. El Paso Dos me inició en mi viaje para desarrollar una vida espiritual; el Paso Nueve me hace posible progresar hacia la fase final de los Pasos iniciales que me enseñaron a vivir una vida espiritual. Sin la dirección y la fortaleza de un Poder Superior, sería imposible progresar por las varias etapas de reconstrucción. Yo me doy cuenta de que Dios trabaja para mí y a través mío. La prueba me viene cuando me doy cuenta de que Dios hizo por mí lo que yo no podía hacer por mí mismo, quitándome esa corrosiva obsesión por comer. Diariamente tengo que seguir buscando la orientación de Dios. El me concede un indulto diario y me dará el poder que necesito para la reconstrucción.

El lenguaje del adiós.

Encontremos una dirección.

“Yo solía pasar tanto tiempo reaccionando y respondiendo a todos los demás, que mi vida no tenía una dirección. La vida de otras personas, sus problemas y deseos disponían el curso de mi vida. Una vez que me di cuenta de que estaba bien que pensara en lo que quería y lo identificara, empezaron a tener lugar en mi vida cosas notables.”

Anónimo

Cada uno de nosotros tiene una vida que vivir, una vida que tiene un propósito y un significado. Podemos ayudarle a nuestro Poder Superior a que dé dirección y propósito a nuestra vida fijando metas.

Podemos fijar metas anual, mensual o diariamente en tiempos de crisis. Las metas crean una dirección y un ritmo; las metas nos ayudan a tener una vida gobernable dirigida de acuerdo con el curso que hemos elegido para nosotros mismos.

Podemos ayudarnos a dar dirección a nuestras vidas fijando metas.

Hoy prestaré atención a fijar para mi vida un curso de acción, en vez de dejar que me arrastre cualquier viento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: