Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para septiembre, 2013

Soy Irma L. y soy una enferma de tragonismo


Llegué al grupo en el año de 1988, en ese tiempo la difusión del mensaje no se hacia como hoy . . . El mensaje me llegó por medio de una amiga que me comentó que una amistad en común había bajado mucho de peso en TA. El mensaje me llegó en un momento de crisis depresiva y de tragonismo, tres meses antes de llegar subí 16 kilos, aunado al exceso que ya traía.

El grupo donde yo inicié mi militancia se llamaba “VOLVER A VIVIR“, muy significativo para mi vida. En 5 meses llegué a mi peso meta, gracias a DIOS, por necesidad cambie de grupo donde milité 3 meses. Dios me permitió participar en la apertura del grupo donde actualmente lo hago: “FUENTE DE VIDA” y eso es el grupo para mi. Desde el inicio del grupo, se me regaló el servicio de nutrición y siento que eso me ha ayudado a conservar el peso, solo por hoy, aunado al plan de alimentación.

Anuncios

Septiembre 30


Comida para el pensamiento.

Perspectiva

Cuando nuestra visión estaba nublada por el egocentrismo, nuestra perspectiva era estrecha y subjetiva. Catalogábamos a la gente y a los eventos sólo en cuanto a cómo fomentaran o frustraran nuestras preocupaciones egoístas. El mundo era un lugar temible, ya que pensábamos que nuestro bienestar dependía por completo de nuestros propios esfuerzos.

Llegar a creer en un Poder Superior nos da una perspectiva nueva, más amplia. Conocemos la seguridad que da el confiar en los valores eternos y en los principios morales. Cuando rezamos pidiendo únicamente conocer la voluntad de Dios para nosotros y la fortaleza para cumplirla, nos vemos a nosotros mismos sirviendo, más que sobreviviendo. Desde nuestro punto de vista, actos particulares pueden ser exitosos o no, pero podemos proseguir con confianza sabiendo que nuestro pasado, presente y futuro está en Sus manos.

La nueva perspectiva que adquirimos cuando seguimos el programa de TA nos capacita para aceptar tanto las derrotas como los éxitos, las irritaciones tanto como las satisfacciones. Todas las experiencias enriquecen nuestro crecimiento y desarrollo.

Crea en nosotros una nueva perspectiva.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En TA no hay directores, con excepción de los compañeros que voluntariamente aceptan responsabilidades, como son el trabajo de llevar adelante a TA, coordinar juntas, servir en los comités, hablar en otros grupos, hacer pasos 12, extender el mensaje de TA entre los tragones que haya en la comunidad. Todas estas son cosas que se hacen voluntariamente. Si no me ofrezco como voluntario para hacer algo concreto por TA, el movimiento será proporcionalmente menos efectivo. Debo ejecutar la parte que me corresponda en esta tarea. TA depende de todos sus miembros para que se conserve con vida, y para que siga creciendo.

– ¿Estoy cumpliendo con mi parte en TA?

Meditación del Día.

Cuando se le pide fortaleza a Dios para enfrentarse con las responsabilidades, su contacto curativo hace que el fluido divino penetre en nuestro ser. Cuando en los momentos de debilidad se implora a Dios, su contacto trae la renovación del valor y el poder para enfrentarse a cada situación y salir victorioso. Cuando se siente desmayar o vacilar en el camino, o llega un sentimiento de inferioridad, hay que confiar en el espíritu de Dios para apoyarnos en nuestro camino. Entonces, hay que levantarse y seguir adelante con confianza.

Oración del Día.

Ruego permanecer receptivo al contacto curativo de Dios. Pido no desmayar en el camino, y renovar mi valor a través de la oración.

Reflexión diaria A.A.

El CÍRCULO y el triángulo

El círculo significa toda la comunidad de A.A. y el triángulo, los Tres Legados de Recuperación Unidad y Servicio. Dentro de este maravilloso nuevo mundo, hemos encontrado la liberación de nuestra obsesión fatal.

A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 151

Al comienzo de mi vida en A.A. empecé a participar en los servicios y encontré que la explicación del logotipo de nuestra sociedad es muy apropiada. Primero un círculo de amor y servicio con un triángulo bien equilibrado en su interior, la base del cual representa nuestra Recuperación por los Doce Pasos. Los otros dos lados representan la Unidad y el

Servicio, respectivamente. Los tres lados del triángulo son iguales. Según me desarrollaba en A.A., muy pronto me identifiqué con este símbolo. Yo soy el círculo, y los lados del triángulo representan tres aspectos de mi personalidad: físico, cordura emocional y espiritualidad, esta última la base del símbolo. Juntos, los tres aspectos de mi personalidad se traducen en una vida sobria y feliz.

El lenguaje del adiós.

Una víctima no.

No eres una víctima.

¡Cuán inculcada puede estar nuestra autoimagen como víctima! ¡Cuán habituados estamos a sentirnos desgraciados e impotentes! La victimización puede ser un velo gris que nos rodea, atrayendo aquello que nos victimará y haciendo que generemos los sentimientos de victimización.

¡La victimización puede ser tan habitual que incluso podemos sentirnos victimados por las cosas buenas que nos suceden!

¿Tienes un coche nuevo? Si, suspiramos, pero no corre tanto como yo esperaba, y después de todo, costó tanto.

¡Tienes una familia tan bonita! Si, suspiramos, pero hay problemas.

Y hemos tenido épocas tan difíciles.

¡Bueno, ciertamente tu carrera va bien! Ah, suspiramos, pero hay que pagar tal precio por el éxito. Todo ese papeleo adicional.

He aprendido que si disponemos nuestra mente para ello, tenemos una increíble, casi aterradora capacidad para descubrir la desgracia en cualquier situación, aun en la más maravillosa de las circunstancias.

Con los hombros caídos, la cabeza gacha, vamos por la vida llevándonos sofocones.

Acaba ya con eso. Quítate el velo gris de la desesperación, de la negatividad y de la victimización. Arrójalo; deja que se lo lleve el viento.

No somos víctimas. Podemos haber sido victimados. Podemos haber permitido que se nos haya victimado. Podemos haber buscado, creado o recreado situaciones que nos victimaron. Pero no somos víctimas.

Somos libres de pararnos al calor de la autorresponsabilidad.

¡Fija un límite! ¡Maneja la ira! ¡Dile a alguien no, o para eso! ¡Salte de una relación! ¡Pide lo que necesites! Elige y responsabilízate de ello. Explora opciones. ¡Date a ti mismo lo que necesitas! Quédate erguido, con la cabeza en alto, y reclama tu poder. ¡Reclama tu responsabilidad hacia ti mismo! Y aprende a disfrutar de lo bueno.

 

Hoy me rehusaré a pensar, hablar, expresarme o actuar como víctima. En vez de ello, alegremente reclamaré la responsabilidad que tengo conmigo mismo y  me concentraré en lo que es bueno y correcto en mi vida.

Septiembre 29


Comida para el pensamiento.

La satisfacción del trabajo

Usar el talento y la capacidad que Dios nos ha dado para llevar a cabo el trabajo que Él nos asigna brinda honda satisfacción. Muchos de nosotros solíamos comer pan en cantidades que no necesitábamos. Ahora que comemos menos, descubrimos que obtenemos satisfacción de trabajar más.

El trabajo es una oportunidad de dar a los demás los dones con que se nos ha premiado. Es un compartir que requiere de esfuerzo y disciplina. Si no trabajamos al máximo de nuestra capacidad, merma nuestra satisfacción. En la medida en que damos a los demás nuestros dones, recibimos más.

Guardar la abstinencia mejora la calidad de nuestro trabajo e incrementa nuestro esfuerzo. En vez de hacer sólo lo necesario para irla pasando, se nos reta a dar lo mejor que tenemos. Abstenernos de la compulsión de comer nos puede dar el valor y la confianza necesarios para cambiar de trabajo cuando sea necesario.

Cuando tenemos inquietud emocional, volcarnos en una tarea que nos absorba física o mentalmente puede tener un efecto curativo. Más que una maldición, el trabajo puede ser una bendición, en particular cuando nos damos cuenta de que en último término estamos trabajando con y para nuestro Poder Superior.

Damos gracias por la satisfacción que brinda el trabajo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Habiendo llegado hasta aquí, hagamos una pausa y preguntémonos algunas cosas. Debemos examinarnos a nosotros mismos periódicamente. ¿Qué tan buen TA soy? ¿Estoy asistiendo con regularidad a las juntas? ¿Estoy poniendo mi parte para la existencia de TA? Cuando hay que hacer algo, ¿ofrezco mi colaboración espontánea? ¿Hablo en las juntas aunque me sienta nervioso? ¿Acepto las oportunidades que hay de hacer pasos 12? ¿Doy espontáneamente mi tiempo y mi dinero? ¿Estoy tratando de difundir el mensaje de TA por dondequiera que voy? ¿Es mi conducta diaria una demostración de los principios de TA?.

– ¿Soy un buen TA?

Meditación del Día.

¿Cómo obtener la fortaleza para ser efectivos y aceptar la responsabilidad? Pidiéndole al Poder Superior que nos dé esa fortaleza que necesitamos cada día. Ha sido comprobado en un sinnúmero de casos que, por cada día que vivamos, se nos dará la fuerza necesaria para poder enfrentarnos a cada desafío que nos llegue durante el día, con la seguridad de que Dios nos dará la fortaleza que pedimos. Por cada tarea que se nos dé, también se nos proporciona toda la fuerza necesaria para la realización de ella. No es necesario detenernos.

Oración del Día.

Ruego poder aceptar cada tarea como un reto. Yo sé que no puedo fracasar totalmente si Dios está conmigo.

Reflexión diaria A.A.

Exactamente Iguales

El contacto frecuente con recién llegados y entre unos y otros es el punto luminoso de nuestras vidas.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 83

Un hombre llegó borracho a una reunión, interrumpió a los participantes, se puso de pie y se quitó la camisa; tambaleante y bullicioso iba y venía por café, exigió que le dejaran hablar y finalmente insultó al secretario del grupo y se fue. A mí me agradó que estuviera allí – vi una vez más lo que había sido yo. Y vi también lo que todavía soy y lo que podría ser. No tengo que estar borracho para querer ser la excepción y el centro de atención. Frecuentemente me he sentido abusado y he respondido alusivamente cuando sencillamente se me estaba tratando como un ser humano común y corriente. cuanto más insistía aquel hombre que era diferente, más me daba cuenta de que él y yo éramos exactamente iguales.

El lenguaje del adiós.

La importancia del dinero.

No podemos darnos el lujo de permitir que nuestro interés principal en la vida sea el dinero. Eso no nos llevará a la abundancia que estamos buscando. Por lo general, ni siquiera nos llevará a la estabilidad económica.

El dinero es importante. Merecemos que se nos pague lo que valemos.

Se nos pagará lo que valemos cuando creamos que lo merecemos. Pero a menudo fracasan nuestros planes cuando nuestra consideración principal es el dinero.

¿Qué es lo que realmente queremos hacer? ¿Qué nos sentimos conducidos a hacer? ¿Qué nos están diciendo nuestros instintos? ¿Qué nos sentimos guiados a hacer? ¿Qué nos emociona hacer? Busca una manera de hacer eso, sin preocuparte por el dinero.

Considera los aspectos económicos. Fija límites acerca de lo que necesitas que te paguen. Sé razonable. Espera empezar desde abajo y trabaja para subir. Pero si te sientes conducido hacia un trabajo, ve por él.

¿Hay algo que realmente no queramos hacer, algo que va contra nuestra fibra, pero que estamos tratando de obligarnos a hacer “por dinero”? por lo general, ésa es una conducta que hace salir el tiro por la culata. No funciona. Nos hacemos desgraciados a nosotros mismos, y lo del dinero por lo general tampoco sale bien.

He aprendido que cuando me soy fiel a mí misma acerca del trabajo y de lo que necesito estar haciendo, el dinero viene solo. A veces no es tanto como yo quiero; a veces soy gratamente sorprendida, y es más. Pero estoy contenta y tengo lo suficiente.

El dinero es una consideración, pero no puede ser nuestra consideración primordial si estamos buscando seguridad espiritual y paz interior.

 

Hoy tomaré en cuenta el dinero, pero no permitiré que se convierta en mi principal consideración. Dios mío, ayúdame a serme fiel a mí mismo y a confiar en que fluirá el dinero.

Oración de San Francisco


Señor: hazme un instrumento de Tu paz – que donde haya odio, siembre amor – donde haya injuria, perdón – donde haya duda, fe – donde haya desesperación, esperanza – donde haya sombras, luz – donde haya tristeza, alegría. ¡Oh! ¡Divino Maestro! concédeme que no busque ser consolado, sino consolar – que no busque ser comprendido, sino comprender – que no busque ser amado, sino amar – porque para encontrarse, hay que olvidarse de sí mismo – perdonando, es como Tú nos perdonas – y muriendo en Ti, nazco para la vida eterna. Amén.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 106

No importa en qué parte de mi desarrollo espiritual me encuentre, la oración de San Francisco me ayuda a mejorar mi contacto consciente con el Dios de mi entendimiento. Creo que una de las grandes ventajas de mi fe en dios está en que yo no lo comprenda a El o a Ella o a Ello. Puede ser que mi relación con mi Poder superior sea tan fructífera que yo no tengo que comprenderlo. Sólo estoy seguro de que si practico el Undécimo Paso regularmente, lo mejor que pueda, continuaré mejorando mi contacto consciente, que conoceré su voluntad para conmigo y que tendré la fortaleza para cumplirla.

Herramientas para identificar patrones de comportamiento


PATRONES DE NEGACIÓN.

  • Tengo dificultad para identificar lo que siento.
  • Minimizo, modifico o niego lo que siento realmente.
  • Me percibo como una persona totalmente desinteresada y dedicada al bienestar de los demás.

PATRONES DE BAJA AUTOESTIMA:

  • Tengo dificultad para tomar decisiones.
  • Juzgo duramente todo lo que pienso, digo o hago, como algo que no es “lo suficientemente bueno”.
  • Me siento avergonzado al recibir reconocimiento, elogios o regalos.
  • No le pido a los demás que satisfagan mis necesidades o deseos.
  • Valoro más la aprobación que me dan los demás por mi comportamiento, ideas y sentimientos que la que me doy yo mismo.
  • No me percibo como una persona valiosa o digna de recibir amor.

PATRONES DE CONFORMIDAD:

  • Actúo en contra de mis valores e integridad para evitar el enojo o el rechazo de otras personas.
  • Soy extremadamente sensible a los sentimientos de los demás y los incorporo como propios.
  • Soy sumamente leal y permanezco en situaciones dañinas demasiado tiempo.
  • Le doy más valor a las opiniones y los sentimientos de los demás que a los míos y frecuentemente temo expresar mis opiniones y sentimientos cuando difieren de los de los demás.
  • Dejo a un lado mis propios intereses y pasatiempos para hacer lo que otros desean hacer.
  • Acepto una relación sexual como un substituto del amor.

PATRONES DE CONTROL:

  • Creo que la mayoría de la gente no es capaz de cuidarse a sí misma.
  • Trato de convencer a los demás de lo que deben pensar o sentir.
  • Me resiento cuando los demás no me dejan ayudarlos.
  • Ofrezco consejos y orientación a los demás, sin que se me pida.
  • Me desvivo por hacer regalos y favores a quienes quiero.
  • Utilizo el sexo para ganar aprobación y aceptación.
  • Tengo que sentir que “me necesitan” a fin de tener una relación con los demás.

Septiembre 28


Comida para el pensamiento.

Mi propio cuerpo

Mi cuerpo es el lugar donde vivo. Su tamaño y su forma es un asunto entre mi Poder Superior y yo. Nadie más es responsable de él. En el pasado, pude haber permitido que otras personas influyeran en lo que yo comía y en mí, pero ahora asumo plena responsabilidad.

Otras personas podrán pensar que estoy demasiado gordo o demasiado flaco, pero ése es problema suyo, no mío. Estoy aprendiendo lo que necesita mi cuerpo para funcionar al máximo de su eficiencia. Estoy aprendiendo a evitar los alimentos que no puedo manejar bien. Lo que como y cuánto como depende de mis propias preferencias y de los requerimientos de mi metabolismo.

Mi cuerpo es un regalo que me ha dado mi Poder Superior. Conservarlo en las mejores condiciones posibles es mi manera de responder a ese regalo de Dios. Nadie más puede decirme cómo conservar mi cuerpo, ya que nadie más vive en él ni recibe señales internas. Si interpreto honestamente las señales de mi cuerpo, guardaré la abstinencia y me conservaré sano.

Gracias por mi cuerpo.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Durante los dos últimos meses hemos venido estudiando pasajes y pasos del Libro Grande “Alcohólicos Anónimos”. Ahora bien, ¿por qué no leer el libro nuevamente? Es esencial que el programa de TA llegue a ser parte de nosotros mismos. Debemos conocer a fondo su esencia. Nunca llegaremos a estudiar demasiado el libro grande. Mientras más lo leamos y lo estudiemos, estaremos mejor dotados para pensar, actuar y vivir el programa de TA No podemos saber demasiado acerca de él. Lo más probables es que nunca lleguemos a saber lo suficiente. Pero podemos incorporar lo que mas podamos del programa a nosotros mismos.

– ¿Qué tan a fondo he conocido el Libro Grande?

Meditación del Día.

Tenemos que aceptar las dificultades y las disciplinas de la vida para poder compartir plenamente la vida con nuestros semejantes. Muchas de la cosas que tenemos que aceptar no deben tomarse como experiencias necesarios para nosotros en lo personal, sino que para que podemos compartir los sufrimientos y problemas de la humanidad. Necesitamos tener compasión. Debemos compartir muchas experiencias de la vida para comprender a los demás. A menos que hayamos pasado por las mismas experiencias, no podremos comprender a otra persona lo suficientemente para estar en capacidad de ayudarla.

Oración del Día.

Ruego poder aceptar todo lo que me suceda como parte de la vida. Pido que pueda utilizar estas experiencias para ayudar a mis semejantes.

Reflexión diaria A.A.

Amor Sin Condiciones

La experiencia práctica demuestra que no hay nada que asegure tanto la inmunidad a la bebida como el trabajo intensivo con otros alcohólicos.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, P. 83

El apadrinamiento me tenía reservadas dos sorpresas. Primero, que mis ahijados se preocuparan por mí. Lo que yo había creído que era gratitud era más bien amor. Querían que yo fuera feliz, que me desarrollara y permaneciera sobrio. El hecho de saber cómo se sentían más de una vez evitó que yo bebiera. Segundo, descubrí que yo podía amar a alguien responsablemente, con un respetuoso y auténtico interés por el desarrollo de esa persona. Antes de eso creía que mi capacidad para interesarme sinceramente por el bienestar de otra persona se había atrofiado por la falta de uso. Saber que yo puedo amar, sin avaricia ni inquietud, ha sido uno de los más preciados regalos que me ha dado el programa. La gratitud por este regalo me ha mantenido sobrio muchas veces.

El lenguaje del adiós.

Plegaria.

He aquí algunas de mis plegarias favoritas:

Ayúdame Por favor.

Abstente.

Enséñame.

Guíame.

Cámbiame.

¿Estás ahí?

¿Por qué hiciste eso?

Ah, Gracias.

 

Hoy le diré a Dios lo que quiero decirle y escucharé la respuesta de Dios. Recordaré que puedo confiar en Él.

Septiembre 27


Comida para el pensamiento.

Admitimos

Tres de los Doce Pasos tienen que ver con el admitir. Admitimos que somos impotentes ante la comida y que no podemos gobernar nuestras propias vidas; admitimos nuestros errores ante Dios, ante nosotros mismos y ante otra persona; proseguimos haciendo un inventario y admitimos cuando nos equivocamos.

De la honesta admisión de nuestras debilidades sacamos fuerzas. Somos capaces de vernos a nosotros mismos en forma realista y con claridad. Cuando somos lo suficientemente humildes para admitir nuestras equivocaciones, nos deshacemos de la falsa fachada que habíamos tratado de conservar. Esto nos libera para ser como somos, sin fingimientos.

Cuando admitimos nuestras fallas, nos purificamos. Ya no tenemos que tratar de ocultar y disfrazar nuestras debilidades y nuestros errores. En vez de pretender que somos perfectos, podemos ser humanos y sentirnos satisfechos de nuestro progreso.

Admito que soy impotente, y estoy agradecido de Tu Poder en mi vida.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Pensamiento del Día.

Continuemos con la expresión “despertar espiritual”. Lo que con frecuencia se logra en algunos meses, raramente se podría lograr por medio de la autodisciplina. Con pocas excepciones nuestros miembros encuentran que han descubierto recursos interiores insospechados que ahora identifican como su propio concepto de un Poder Superior a ellos mismos. La mayoría de nosotros pensamos en esta conciencia de un Poder Superior a nosotros mismos como en la esencia del despertar espiritual. Algunos de nosotros le decimos conciencia de Dios. De cualquier modo, la voluntad, la sinceridad y el tener una mente receptiva son las cosas esenciales para la recuperación.

– ¿He descubierto ese recurso interior que puede cambiar mi vida?

Meditación del Día.

El poder de Dios crece en nuestras vidas conforme crece nuestra capacidad de comprender su gracia. El poder de la gracia de Dios está solamente limitado por la cantidad de comprensión y de voluntad de cada individuo. El poder milagroso de Dios está solamente limitado en cada alma por la falta de visión espiritual. Dios respeta el libre albedrío, el derecho de que cada persona acepte o rechace su poder milagroso. Sólo el sincero deseo del alma le da a Él la oportunidad para colmarla.

Oración del Día.

Ruego no limitar el poder de Dios por mi falta de visión. Pido poder conservar una mente receptiva a su influencia.

Reflexión diaria A.A.

Sin Reservas

Rebosante de gratitud, el corazón tiene que latir con un amor . . .

COMO LO VE BILL, p. 37

Si mientras practico el servicio a otros, mis éxitos ocasionan la grandiosidad, yo tengo que reflexionar sobre lo que me condujo hasta este punto. Lo que se me ha dado alegremente y con amor, debe seguirse pasando sin reservas y sin expectaciones. Porque a medida que crezco, veo que, por mucho que sea lo que dé con amor, yo recibo mucho más en espíritu.

El lenguaje del adiós.

Retrocesos temporales.

A veces, después de empezar la recuperación, las cosas parecen empeorar en nuestra vida por un tiempo. Nuestras finanzas, nuestras relaciones o nuestra salud pueden parecer deteriorarse.

Esto es temporal; ésta es una parte normal de la recuperación y de la curación. Puede ser que las cosas sean así durante un tiempo, pero no demasiado.

Sigue trabajando en la recuperación, y la tendencia se revertirá.

En poco tiempo, las cosas, y nosotros, estaremos mejor que estábamos antes. Esta vez, la base será sólida.

 

Dios mío, ayúdame a confiar en Ti y en la recuperación, aunque tenga retrocesos. Ayúdame a recordar que los problemas son temporales y que cuando se solucionen, estaré en un terreno más firme.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: