Corriente Independiente de La Laguna

Agosto 25


Comida para el pensamiento.

Estar disponibles

En nuestra búsqueda de seguridad, recurrimos a la comida en tiempos de dificultad. Ahora está aumentando nuestra confianza en nuestro Poder Superior en vez de en la comida. Sin embargo, no ”usamos” al Poder Superior del modo como solíamos tratar de usar la comida. No usamos a Dios; Él nos usa a nosotros.

Lo que hacemos es ponernos a disposición del Poder Superior y abrirnos a Su Luz y Su guía. Cada día rezamos porque podamos hacer Su voluntad, no la nuestra. A menudo esto significa tener un horario más flexible que el que teníamos en el pasado. Como el Poder Superior siempre es creativo y nuevo, no podemos adherirnos a nuestros antiguos hábitos y rutinas. Insistir en nuestro tiempo, en nuestro modo, en nuestro plan, es bloquear la guía de Dios.

A veces se nos llamará a dar un servicio que signifique sacrificar nuestros planes del día. Cuando el apremio provenga de nuestro interior, seguirlo estimulará nuestro crecimiento dentro del programa.

Hoy estaré a Tu disposición para que me uses.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

A menos que expongamos nuestros defectos ante otra persona, no adquirimos la suficiente humildad, valor y honradez para captar verdaderamente el programa. Tenemos que ser enteramente honrados con alguien, si esperamos vivir con felicidad en este mundo. Tenemos que ser rígidos con nosotros mismos, pero tolerantes con los demás. Tenemos que hacer a un lado nuestro orgullo y hablar sobre nuestras faltas, sacando a la luz todo doblez de carácter y toda obscura grieta del pasado. Una vez que hemos dado este paso, sin ocultar nada, podemos mirar al mundo cara a cara.
– ¿He expuesto todos mis defectos ante otra persona?

Meditación del Día.

No hay que rendirse jamás al cansancio del espíritu. En ocasiones, las preocupaciones y distracciones del mundo irrumpirán y el espíritu se debilitará. En momentos como éstos hay que proseguir y pronto el espíritu será fuerte nuevamente. El espíritu de Dios está siempre con nosotros para reconfortar y renovar. Nadie, jamás, ha buscado sinceramente en vano la ayuda de Dios. El cansancio y el agotamiento físico hacen más necesario el tiempo de reposo y de comunión con Dios. Cuando se esté abrumado por situaciones temporales fuera de nuestro control, hay que tranquilizarse y esperar a que vuelva la fortaleza del espíritu.

Oración del Día.

Ruego poder no hablar ni actuar cuando esté emocionalmente trastornado. Pido poder esperar hasta que haya pasado la tempestad.

Reflexión diaria A.A.

El don de vincularse.

Líbrame de mi propio encadenamiento para que pueda cumplir mejor con Tu voluntad.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 59

Muchas veces en mi estado alcohólico bebía para establecer un vínculo con los demás, pero sólo logré establecer la esclavitud de la soledad alcohólica.

Por medio de la manera de vivir en A.A. yo he recibido el don de vincularme – con aquellos que estaban allí antes que yo, con aquellos que están ahora y con aquellos que aún están por venir. Estoy eternamente agradecido por este generoso don de Dios.

El lenguaje del adiós.

Estemos dispuestos a reparar los daños.

El Paso Ocho está hablando de un cambio de corazón, de un cambio curativo.

Esta actitud puede ser el principio de una gran cadena de recuperación y de curación en nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos. Significa que estamos dispuestos a dejar ir nuestra dureza de corazón, uno de los más grandes obstáculos para nuestra capacidad de dar y recibir amor.

En el Paso Ocho hacemos una lista de toda la gente que hemos dañado,y nos permitimos a nosotros mismos experimentar una actitud curativa hacia ellos. Es una actitud de amor.

En este Paso, no nos arrojamos con locura y empezamos a gritar: “¡Lo siento!”. Hacemos nuestra lista, no para sentirnos culpables, sino para facilitar la curación. Antes de que realmente reparemos daños o empecemos a considerar la manera apropiada de repararlos, nos permitimos a nosotros mismos cambiar nuestra actitud. Ahí es donde comienza la curación, en nuestro interior.

Esto puede cambiar la energía. Puede cambiar la dinámica. Puede hacer comenzar el proceso, antes de que abramos la boca y digamos lo siento.

Abre la puerta del amor. Abre la puerta a la energía del amor y de la curación. Nos capacita para llenarnos de sentimientos y energía positivos.

Esa energía se puede sentir alrededor del mundo, y comienza dentro de nosotros.

¿Con cuánta frecuencia, después de haber sido las timados, deseábamos que la persona simplemente reconociera nuestro dolor y dijera, “lo siento”? ¿ Cuán tan a menudo hemos deseado que la persona simplemente nos viera, nos escuchara y volviera hacia nosotros la energía del amor? ¿Cuán frecuentemente hemos anhelado por lo menos un cambio de corazón, una pequeña dosis de reconciliación, en las relaciones manchadas por asuntos inconclusos y malos sentimientos? Muy a menudo.

Los otros también lo desean. Eso no es ningún secreto. La energía de la curación comienza con nosotros. Nuestra disposición para reparar el daño puede beneficiar o no a la otra persona; él o ella pueden o no estar dispuestos a olvidarse del asunto.

Pero nosotros nos curamos. Nos volvemos capaces de amar.

Hoy trabajaré por lograr un cambio de corazón si están presentes la dureza de corazón, la defensividad, la culpa o la amargura.

Me dispondré a dejar ir esos sentimientos y a reemplazarlos por la energía curativa del amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: