Corriente Independiente de La Laguna

Julio 10


Comida para el pensamiento.

Una enfermedad progresiva.

 De acuerdo con la experiencia de los tragones en recuperación, esta enfermedad es progresiva.  No se cura, por el contrario va agravándose.  Si rompiéramos la abstinencia, descubriríamos que tenemos todavía menos control que antes sobre nuestra manera de comer.

La abstinencia continuada es nuestro único medio de salud y de cordura.  Recordamos muy bien la miseria y la desesperación que sentíamos cuando comíamos en exceso y no queremos volver a sentirnos así.  Abstenernos de un bocadito compulsivo es un precio muy bajo que tenemos que pagar a cambio de la salud y la cordura.

Cuando nos descubrimos con pensamientos que en el pasado precedían a la pérdida de control, necesitamos reconocer que el mayor peligro está en la recaída.  El programa de TA nos ha salvado de la destrucción de la compulsión a comer, pero nuestra enfermedad sigue viva.  Nuestro programa debe ser lo primordial en nuestra mente si es que vamos a seguir recuperándonos.

No me permitas olvidarme de mi enfermedad.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

En TA no entramos en discusiones teológicas; pero al transmitir el mensaje tratamos de explicar el sencillo modo de la vida espiritual. Cómo, la fe en un Poder Superior puede ayudar a vencer la soledad, el temor y la ansiedad. Cómo puede ayudar a convivir con las demás personas. Cómo puede hacer posible el elevarse sobre el dolor, la lástima y el desaliento. Cómo puede ayudar a vencer los deseos por las cosas destructivas.

 ¿He alcanzado yo una fe sencilla y efectiva?

Meditación del Día.

Hay que esperar milagros manifestados en los cambios de la vida de las personas. No hay que retenerse por la incredulidad. Las personas pueden ser transformadas y, con frecuencia, están preparadas y esperando tener este cambio. No hay que creer jamás que la naturaleza humana no pueda ser cambiada. Todos los días vemos personas transformadas. ¿Tenemos fe para hacer posibles esos cambios? En las vidas de las personas suceden milagros modernos diariamente. Todos los milagros tienen lugar en el reino de las personalidades. La naturaleza humana puede transformarse y siempre está siendo cambiada. Pero hay que tener suficiente fe para poder ser conductos de la voluntad de Dios para las vidas de otros.

Oración del Día.

Ruego poder tener la fe de esperar milagros. Pido porque pueda ser utilizado por Dios para ayudar a cambiar las vidas de otros.

Reflexión diaria A.A.

Hacia la paz y la serenidad

“Cuando les hemos dado una mirada cabal a esos defectos, los hemos discutido con otra persona, y hemos llegado a estar dispuestos para que sean eliminados, nuestro parecer acerca de la humildad empieza a tener un significado más amplio.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 79

Cuando se presentan situaciones que destruyen mi serenidad, frecuentemente el dolor me motiva a pedirle a Dios claridad para ver mi papel en la situación. Admitiendo mi impotencia, humildemente le pido aceptación. Me esfuerzo por ver cómo mis defectos de carácter han contribuido a la situación. ¿Podría haber sido más paciente? ¿Era intolerante? ¿Insistí en salirme con la mía? ¿Tenía miedo?

Según se van revelando mis defectos, pongo a un lado mi independencia y humildemente le pido a Dios que me libre de mis defectos de carácter. Puede que la situación no cambie, pero cuando practico la humildad, disfruto de paz y serenidad que son los beneficios naturales de poner mi confianza en un Poder Superior a mí mismo.

El lenguaje del adiós.

Termina relaciones.

Se necesita valor y honestidad para terminar una relación, con amigos, con el ser amado, o una relación de trabajo.

A veces, parecería más fácil dejar que la relación se muera por falta de atención que arriesgarse a darla por terminada. A veces, parecería más fácil dejar que la otra persona asuma la responsabilidad de terminar con la relación.

Podemos sentirnos tentados a tomar una actitud pasiva. En vez de decir cómo nos sentimos, lo que queremos o no queremos, lo que tenemos la intención de hacer, podemos empezar a sabotear la relación, con la esperanza de forzar a la otra persona a que haga el trabajo difícil.

Estas son formar de terminar una relación, pero no son las más limpias ni las más fáciles.

Mientras caminamos por este sendero del cuidado de uno mismo, aprendemos que cuando es tiempo de terminar una relación, la manera más fácil es hacerlo con honestidad y siendo directos. No estamos siendo amorosos, gentiles ni amables al evitar la verdad, si sabemos la verdad.

No estamos cuidando los sentimientos de la otra persona al sabotear la relación en vez de aceptar el fin o el cambio de la misma, y de hacer algo al respecto. Estamos prolongando e incrementando el dolor y la incomodidad, para la otra persona y para nosotros mismos.

Si no sabemos, si estamos indecisos, es más amoroso y honesto decirlo.

Si sabemos que es tiempo de terminar una relación, digámoslo.

Los finales nunca son fáciles, pero los finales no se hacen más fáciles con el sabotaje, con ser indirectos y con mentir acerca de lo que queremos y necesitamos hacer.

Di lo que necesites decir, con honestidad y con amor, cuando sea el momento. Si estamos confiando en nosotros mismos y escuchándonos, sabremos qué decir y cuándo decirlo.

Hoy recordaré que la honestidad y el ser directo incrementará mi autoestima. Dios mío, ayúdame a dejar ir mi miedo de adueñarme del poder que tengo para cuidar de mí mismo en todas mis relaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: