Corriente Independiente de La Laguna

Julio 6


Comida para el pensamiento.

Doble personalidad.

Es como si fuéramos dos personas.  Cuando guardamos la abstinencia, nos sentimos tranquilos, confiados y capaces de manejar las exigencias cotidianas.  Cuando estamos en contacto con nuestro Poder Superior, tenemos en la mente la perspectiva mental correcta y la paz y el amor de Dios en el Corazón.

Recaer en las viejas actitudes y hábitos de aquellos días en lo que comíamos compulsivamente y en exceso nos hace sentir otra vez asustados, confundidos y desesperados.  Perdemos nuestra capacidad para actuar en forma eficiente.  Sentimos antagonía contra los que nos rodean.  Y lo peor de todo, nos desconectamos de la fuente de luz y fuerza.

Cuando recordamos que la personalidad negativa nos destruye, nos sentimos con mayor determinación para no darnos por vencidos.  La abstinencia, día con día, es nuestra seguridad.  Apoyarnos en nuestro grupo de TA, en nuestro programa de Doce Pasos y en nuestro Poder Superior es lo que nos mantiene viviendo esa bella y nueva vida de libertad.

Líbrame de mi personalidad negativa.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Tratamos de estudiar nuestro problema de tragonismo preguntándonos cuál sería la causa de nuestra extraña obsesión. Muchos de nosotros seguimos tratamientos especiales, hospitalizaciones y aún cirugías. En cada caso, el alivio era sólo temporal. Tratamos mediante absurdas excusas de convencernos de que sabíamos por qué tragábamos, pero a pesar de ello continuábamos haciéndolo. Finalmente, la comida había llegado mucho más legos. Nos habíamos convertido en tragones; hombres y mujeres que habían estado destruyéndose contra su propia voluntad.

– ¿Estoy completamente libre de mi obsesión de tragar?

Meditación del Día.

 “Pedid y recibiréis”.

No hay que permitirse nunca pensar que no se puede hacer algo útil, o que jamás se estará en condiciones de realizar una labor útil. La verdad es que se puede hacer prácticamente todo en el campo de las relaciones humanas, si se está dispuesto a pedir la concesión de fortaleza a Dios. Esta concesión puede no ser obtenida de inmediato, porque no se está enteramente preparado para recibirla. Pero con seguridad vendrá cuando se esté adecuadamente preparado para ello. A medida que se crezca espiritualmente, un sentimiento de estar plenamente provisto de la fortaleza de Dios invadirá el espíritu y se podrán realizar muchas cosas útiles.

Oración del Día.

Ruego poder pretender la concesión de fortaleza por Dios a través de mi fe en Él.

Pido que me sea concedida en proporción a mi fe.

Reflexión diaria A.A.

Identificar el temor …

“El principal activador de nuestros defectos ha sido el miedo egocéntrico . . .”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81

Cuando me siento incómodo, irritado o deprimido, busco el temor. Esta “maligna y corrosiva hebra” es la raíz de mi aflicción: Temor de fracasar; temor de las opiniones de otros; temor del daño, y muchos otros temores. Yo he encontrado un Poder Superior que no quiere que yo vivía atemorizado y, como resultado, a experiencia de A.A. en mi vida es libertad y alegría. Ya no estoy dispuesto a vivir con la multitud de defectos de carácter que caracterizaban mi vida cuando bebía. El Paso Siete es mi vehículo para la liberación de estos defectos. Rezo para que me ayude a identificar el temor escondido bajo los defectos, y luego le pido a Dios que me quite ese temor. Este método siempre funciona para mí y es uno de los grande milagros de mi vida en Alcohólicos Anónimos.

El lenguaje del adiós.

Paso Siete.

“Con humildad le pedimos a Dios que nos liberase de nuestros defectos.”

Paso Siete de Al-anón.

En los pasos Seis y Siete del programa nos disponemos a dejar ir nuestros defectos de carácter: asuntos, conductas, viejos sentimientos, penas no resultas y creencias que nos están bloqueando la alegría que nos pertenece. Luego, le pedimos a Dios que nos libere de ellos.

¿No es sencillo? No tenemos que retorcernos para hacernos cambiar.

No tenemos que forzar el cambio. Por una sola vez, no tenemos que “hacerlo nosotros mismos”. Lo único que tenemos que hacer es luchar por una actitud de disposición y de humildad. Lo único que tenemos que hacer es pedirle a Dios lo que queremos y necesitamos, y luego confiar en que hará por nosotros lo que nosotros no podemos hacer y no tenemos que hacer por nosotros mismos.

No tenemos que esperar con el aliento entrecortado cómo y cuándo cambiaremos. Este no es un programa de hágalo usted mismo. Este milagroso y eficaz programa ha logrado la recuperación y el cambio en millones de personas, nosotros también hemos cambiado al trabajar los Pasos.

Hoy, Dios mío, ayúdame a someterme a la recuperación y al proceso por medio del cual seré cambiado. Ayúdame a concentrarme en el Paso que necesito. Ayúdame a hacer mi parte, a relajarme, y a permitir que ocurra el resto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: