Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para julio, 2013

Julio 24


Comida para el pensamiento.

Vivir es un privilegio

Cuando comíamos en exceso, ¿con qué frecuencia nos arrastrábamos fuera de la cama preguntándonos cómo haríamos para vivir un día más? La mayoría pensábamos que la vida nos trataba injustamente y, por lo tanto, culpábamos de nuestra desdicha a los que nos rodeaban.  Quizá pensábamos que existía un Poder Superior a nosotros mismos, pero éramos incapaces de aplicar esta creencia de modo que influyera en algún cambio en nuestra manera de vivir.  Lo único que logramos al tratar de gobernar nuestra propia vida fue que cada vez nos hundiéramos más en la desesperación.

El programa de TA nos enseña cómo poner nuestra vida y nuestra voluntad al cuidado de Dios.  Dejamos de tratar de “hacerlo solos” y escuchamos Su dirección.  Por la gracia de nuestro Poder Superior nos abstenemos de comer en forma compulsiva “por el día de hoy”, y caminamos por un nuevo sendero de humildad y obediencia.

Poco a poco, nos recuperamos en cuerpo y mente, y ya no nos sentimos atropellados por un cruel destino.  Aceptamos cada día como un regalo de Dios y lo vivimos lo mejor que somos capaces.

Gracias por el privilegio de vivir y abstenerme hoy.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

TA. es como un dique que retiene el océano de comida. Si tragamos un bocado compulsivo, es como hacer un pequeño agujero en el dique y una vez que el agujero se ha hecho, todo el océano de comida puede verterse sobre nosotros. Practicando los principios de TA mantenemos el dique fuerte y en reparación. Buscamos toda fragilidad o grieta en ese dique y hacemos las reparaciones necesarias antes de que ocurra algún daño. Fuera del dique se halla todo el océano de comida, esperando engullirnos de nuevo si nos desesperamos.

¿Mantengo el dique en perfectas condiciones?”.

Meditación del Día.

Hay que mantenerse tan próximo como se pueda del Poder Superior. Hay que trata de pensar, de actuar y de vivir como si siempre se estuviera en presencia de Dios. El mantenerse cerca de un Poder Superior a uno mismo es la solución a la mayoría de los problemas de la tierra. Hay que tratar de practicar la presencia de Dios en las cosas que se piensen y hagan. Este es el secreto de la fuerza personal. Esto es lo que tiene influencia en las vidas de los demás para su bien. Hay que morar en el Señor y disfrutar de su amor. Hay que mantenerse cerca del Divino Espíritu del universo. Hay que tener a Dios en los pensamientos.

Oración del Día.

Ruego poder mantenerme cerca del Pensamiento de Dios. Pido poder vivir con Él en mi corazón y en mi pensamiento.

Reflexión diaria A.A.

Ayudar a otros

Nuestras mismas vidas, como exbebedores problema que somos, dependen de nuestra constante preocupación por otros y de la manera en que podamos satisfacer sus necesidades.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 18

Mi problema era el egocentrismo. Toda mi vida la gente había estado haciendo cosas por mí y yo, no sólo lo esperaba, sino que era malagradecido y estaba resentido porque no hacían más. ¿Por qué debía ayudar a otros cuando eran ellos los que debían ayudarme a mí? Si otros tenían dificultades, ¿no se lo merecían? Yo estaba lleno de autocompasión, de ira y de resentimiento. Entonces llegué a darme cuenta de que ayudando a otros, sin esperar recompensa, podría superar esta obsesión egoísta, y también que si yo comprendía la humildad, conocería la paz y la serenidad. Ya no necesito beber.

El lenguaje del adiós.

Negación

La negación es una herramienta poderosa. Nunca subestimes su capacidad para nublar tu visión.

Estate consciente de que, por muchas razones, nos hemos vuelto expertos en utilizar esta herramienta para hacer la realidad más tolerable. Hemos aprendido bien a detener el dolor causado por la realidad, no cambiando nuestras circunstancias, sino pretendiendo que son diferentes.

No seas demasiado duro contigo mismo. Mientras una parte de ti estaba ocupada creando una realidad de fantasía, la otra se puso a trabajar para aceptar la verdad.

Ahora es tiempo ya de encontrar valor. De encarar la verdad. De dejarla introducirse suavemente en nosotros.

Cuando podamos hacerlo, se nos llevará hacia delante.

Dios mío, dame el valor y la fuerza para verme claramente.

Anuncios

Julio 23


Comida para el pensamiento.

La comida: sirviente o amo

La comida solía ser nuestro amo.  La obsesión mental por ella y el  antojo de querer comer más controlaban nuestra vida.  A medida que nos recuperamos, empezamos a ver cuán esclavos éramos de la comida y de nuestro apetito.  Sabemos que, no importa por cuánto tiempo nos abstengamos de la compulsión de comer y nos recuperemos de nuestra enfermedad, siempre seremos impotentes ante la comida.  La idea de que algún día seremos capaces de comer en forma espontánea es la ilusión más falsa y peligrosa que podamos albergar.

Al abstenernos de comer en exceso cada día de nuestra vida, hacemos de la comida nuestro sirviente, no nuestro amo.  Comemos lo necesario para alimentar nuestro cuerpo, pero no nos permitimos comer para consolarnos, porque estamos aburridos, por cualquiera otra razón de tipo emocional.  Independientemente de lo que necesitemos para permanecer  en abstinencia, eso es lo que estamos dispuestos a hacer cada día.

El hecho de no olvidar  que siempre estamos a un bocado del atracón nos asegura que la comida seguirá siendo nuestro sirviente.

Hoy y todos los días, que te sirva a Ti y no a la comida.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Debemos recordar que todos los T.A. tenemos una estructura de vidrio. No debemos colocar a ningún miembro de T.A. sobre un pedestal y señalarlo como “TA  perfecto”. No es bueno para la persona ser colocada sobre un pedestal, y si él es prudente, no lo deseará. Si simbolizamos a algún miembro de T.A. como nuestro ideal y tiene una recaída, estamos en peligro de caer con él. Sin excepción, todos estamos a un bocado de distancia de un atracón, sin importar el tiempo que hayamos estado en T.A. Nadie está completamente seguro. T.A. en sí debe ser nuestro ideal y no algún miembro en lo particular.

¿Estoy poniendo mi confianza en los principios de T.A. y no en algún miembro del grupo?

Meditación del Día.

La paz interior que viene de la confianza en Dios realmente sobrepasa toda comprensión. Esa paz ningún hombre puede arrancarla. Ninguna persona tiene el poder de perturbar esa paz interior. Pero hay que tener cuidado de no caer en las preocupaciones y distracciones del mundo. Hay que tratar de evitar que penetren los temores y el desaliento. Hay que rehusar a abrir la puerta a las distracciones que perturben la paz interior. Hay que hacer un asunto de honor el no permitir hoy que perturbe la paz interior, la tranquilidad del alma.

Oración del Día.

Ruego poder no permitir a los que ocupan de mí perjudicar mi paz de pensamiento. Pido poder conservar una profunda calma interior durante el día.

Reflexión diaria A.A.

Le pido a Dios que decida.

“Te ruego que elimines de mí cada uno de los defectos de carácter que me impiden ser útil a Ti y a mis semejantes”.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71

 

Después de haber admitido mi impotencia y tomado la decisión de poner mi vida y mi voluntad al cuidado de Dios, como yo lo concibo, no soy yo quien tiene que decidir cuáles defectos deben ser eliminados, ni el orden en que deben serlo, ni el plazo de tiempo en el que tienen que ser eliminados. Le pido a Dios que decida cuáles defectos me impiden ser útil a El y a otros, y luego le pido humildemente que me los elimine.

El lenguaje del adiós.

Forzar a que suceda algo.

Deja de tratar que suceda algo.

Dejar de hacer, tanto si esto te está desgastando o con ello no estás logrando los resultados deseados. Deja de pensar tanto en ello. Deja de preocuparte por ello. Deja de estar tratando de forzar, de manipular, de obligar o de hacer que suceda.

Hacer que sucedan las cosas es controlar. Podemos tomar una acción positiva para ayudar a que sucedan las cosas. Podemos hacer nuestra parte. Pero muchos de nosotros hacemos más que nuestra parte.

Sobrepasamos los límites de cuidar y hacer nuestra parte y nos embarcamos en una conducta controladora, coercitiva, de cuidar excesivamente a los demás.

Controlar es auto derrotista. No funciona. Al ofrecernos demasiado para hacer que suceda algo, de hecho podemos estar impidiendo que ocurra.

Haz tu parte relajadamente, con armonía, en paz. Luego, déjalo ir.

Simplemente déjalo ir. Oblígate a dejarlo ir si es necesario. “Actúa como si”. Pon tanta energía en dejarlo ir como la has puesto en tratar de controlar. Obtendrás mucho mejores resultados

Puede que no suceda. Puede ser que ocurra de la manera como nosotros queríamos y esperábamos. Pero nuestra conducta controladora tampoco hubiera logrado que sucediera.

Aprende a dejar que las cosas sucedan, porque así ocurrirá, de todas maneras. Y mientras esperamos a ver qué sucede, estaremos más felices y también lo estarán quienes nos rodean.

Hoy dejaré de forzar a que sucedan las cosas. En vez de ello, permitiré que las cosas ocurran de manera natural. Si me sorprendo tratando de forzar eventos o de controlar a la gente, me detendré y descubriré una manera de desapegarme.

Julio 22


Comida para el pensamiento.

El poder de la abstinencia

Abstenernos de tragar nos da una nueva fortaleza.  Cuando nos volvemos honestos y decididos en esta área de nuestra vida, nuestra resolución y claridad también fluyen hacia otras áreas.  El nuevo orden y disciplina se reflejan en todo lo que hacemos.

Establecemos que la abstinencia es lo más importante en nuestra vida.  A medida que nuestro cuerpo y nuestra mente se liberan de la pereza y apatía causadas por el exceso de comida, nos volvemos más eficientes y funcionamos en forma más efectiva.  Hay un nuevo orden en nuestras prioridades y valores.  En vez de sentirnos desgarrados por deseos en conflicto, tenemos la estabilidad emocional para decidir cuáles proyectos y actividades tienen más valor.  En vez de que nos paralicen el miedo y la depresión, tenemos la motivación y la energía para decidir lo que se necesita hacer.

Aceptar la abstinencia de por vida, como la voluntad de nuestro Poder Superior, nos permite apartar la comida del centro de nuestra vida.

Gracias por el poder de la abstinencia.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Una de las cosas más hermosas en T.A. es la diversidad de sus miembros. Llegamos por todos los caminos y de todas partes. Todos los tipos y clases de personas están representados en un grupo de T.A. Aún siendo diferentes unos de otros en ciertas formas, cada uno podemos hacer una diferente contribución al todo. Algunos de nosotros somos débiles en un aspecto, pero fuertes en otro. T.A. puede utilizar los puntos fuertes de todos sus miembros y puede ignorar sus debilidades. T.A. es fuerte, no sólo porque todos tenemos el mismo problema, sino también porque existen las diversas capacidades de sus miembros. Cada uno puede aportar su parte.

¿Reconozco los puntos positivos de mis compañeros?

Meditación del Día.

“Y mayores cosas que ésta haréis”. Cada individuo tiene la capacidad de hacer buenas obras mediante el poder del espíritu de Dios. Esta es la maravilla del mundo, el milagro de la tierra, que el poder de Dios sale para bendecir a la raza humana a través de tantas personas que son movidas por Su Gracia. No necesitamos ser retenidos por la duda, la desconfianza y el temor. Un futuro maravilloso puede existir ante toda persona que confíe en el poder de Dios, un futuro de poder ilimitado para realizar buenas obras.

Oración del Día.

Ruego no estar limitado por la duda. Pido tener confianza en poder ser efectivo para el bien.

Reflexión diaria A.A.

Lo bueno y lo malo

“Creador mío, estoy dispuesto a que tomes todo lo que soy, bueno y malo”.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 71

La alegría de la vida está en dar. Ser liberado de mis defectos, para poder ser servicial más libremente, permite que crezca en mí la humildad. Mis defectos pueden ser humildemente puestos bajo el amoroso cuidado de Dios y ser eliminados. La esencia del Paso Siete es la humildad y qué mejor manera de buscarla que dar todo lo que soy – bueno y malo – a Dios, para que El pueda liberarme de lo malo y devolverme lo bueno.

El lenguaje del adiós.

Aprende a confiar de nuevo.

Muchos de nosotros tenemos asuntos relacionados con la confianza.

Algunos de nosotros hemos tratado largo tiempo de confiar en gente que no es digna de confianza. Una y otra vez hemos creído en mentiras y promesas que nunca se cumplieron. Algunos de nosotros tratamos de confiar en imposibles; por ejemplo, confiar en que un alcohólico practicante no iba a volver a beber.

Algunos de nosotros confiamos inadecuadamente en nuestro Poder Superior. Confiamos en Dios para que consiguiera que otra gente hiciera lo que nosotros queríamos, y luego nos sentimos traicionados cuando eso no ocurrió..

A algunos de nosotros se nos enseño que no se podía confiar en la vida, que teníamos que controlar y manipular nuestro paso por ella.

A la mayoría de nosotros se nos enseñó, inapropiadamente, que no podíamos confiar en nosotros mismos.

En la recuperación, nos estamos curando de nuestros asuntos relacionados con la confianza. Estamos aprendiendo a confiar de nuevo. La primera lección en cuanto a la confianza es ésta: podemos aprender a confiar en nosotros mismos. Se puede confiar en nosotros.

Si otros nos han enseñando que no podemos confiar en nosotros mismos, estaban mintiendo. Las adicciones y los sistemas disfuncionales hacen mentir a la gente.

Podemos aprender a confiar apropiadamente en nuestro Poder Superior, no para que la gente haga lo que queremos que haga, sino para que nos ayude a cuidar de nosotros mismos y a traer a nosotros las mejores circunstancias posibles, y en el mejor momento posible, a nuestra vida.

Podemos confiar en el proceso, de la vida y la recuperación. No tenemos que controlar, obsesionarnos o volvernos hiper vigilantes

Quizá no siempre comprendamos a dónde estamos yendo, o que se está obrando en nosotros, pero podemos confiar en que está ocurriendo algo bueno.

Cuando aprendamos a hacer esto, estaremos listos para aprender aconfiar en otras personas. Cuando confiemos en nuestro Poder Superior y confiemos en nosotros mismos, sabremos en quién confiar y por qué confiamos en esa persona.

Quizá siempre lo hicimos. Simplemente no nos escuchamos lo suficiente a nosotros confiamos en lo que habíamos escuchado.

Hoy afirmaré que puedo aprender a confiar adecuadamente. Puedo confiar en mí mismo, en mi Poder Superior y en la recuperación.

También puedo aprender a confiar adecuadamente en los demás.

Julio 21


Comida para el pensamiento.

Seguir las reglas

Cuando tragabamos en forma compulsiva, pensábamos que nosotros podíamos fijar nuestras propias reglas.  Creíamos que teníamos derecho a comer lo que quisiéramos cuando se nos antojara.  El resultado fue el caos.  Descubrimos que vivir de acuerdo con nuestra propia voluntad no funcionó.

El compromiso para con el programa TA implica estar dispuesto a aceptar una serie de reglas que uno no inventó.  Seguir los lineamientos de la abstinencia es lo que nos permite controlar nuestra enfermedad.  Cuando ignoramos la disciplina que les ha funcionado a los demás e insistimos en hacer las cosas a nuestro modo, disminuyen nuestras probabilidades de recuperación.

Las reglas de la abstinencia “tres comidas medidas al día, nada entre comidas, evitar los alimentos que nos inducen al atracón, tener un plan alimentario definido”- son los medios para lograr la libertad.  Rebelarse en su contra es demorar o impedir nuestra liberación de la manera compulsiva de comer.

Señor, te pido honestidad para seguir las reglas.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Si sentimos la necesidad de decir algo para encauzar a otro miembro de A.A. por el buen camino, debemos decírselo a él con comprensión y benevolencia, y no con una actitud crítica. Debemos poner todas las cartas sobre la mesa. El programa de  TA  es maravilloso; pero tenemos que seguirlo realmente. Tenemos que marchar de acuerdo todos, o todos nos hundimos. Disfrutamos del privilegio de estar asociados con TA, y tenemos derecho a todos sus beneficios. Pero la murmuración y la crítica no son tolerancia, y la tolerancia es un principio de TA absolutamente necesario para la unidad del grupo.

¿Soy yo tolerante con mis compañeros?

Meditación del Día.

“La fe puede mover montañas”. Esta expresión significa que la fe puede cambiar cualquier situación en el terreno de las relaciones personales. Si se confía en El, Dios muestra la forma para “mover montañas”. Si se es lo bastante humilde para saber lo poco que se puede hacer por sí mismo para cambiar la situación, si se tiene fe suficiente para pedir a Dios que conceda la fuerza que se necesita, y si se es lo bastante agradecido por la gracia que El otorga, se pueden “mover montañas”. Las situaciones mejorarán ante nuestros propios ojos.

Oración del Día.

Ruego, poder tener suficiente fe para hacerme realmente efectivo. Pido poder aprender a depender menos de mí mismo y más de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Un don inapreciable

“Para esta etapa, según toda probabilidad, hemos alcanzado hasta cierto punto la liberación de nuestras desventajas más arrolladoras. Disfrutamos de momentos en los cuales hay algo parecido a la verdadera tranquilidad de espíritu. Para aquellos de nosotros que hasta ahora sólo hemos conocido la excitación, depresión o ansiedad (en otras palabras, todos nosotros), esta paz recién encontrada resulta un don inapreciable.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 79

Estoy aprendiendo a “desprenderme” y “dejarlo en manos de Dios”, a tener una mente abierta y un corazón dispuesto a recibir la gracia de Dios en todos mis asuntos; de esta manera puedo experimentar la paz y libertad que vienen como resultado de la entrega. Se ha demostrado que un acto de entrega, que se origina en la desesperación y en la derrota, puede convertirse en un continuo acto de fe, y que la fe significa libertad y victoria.

El lenguaje del adiós.

Basta con ser.

No siempre tenemos claro qué estamos experimentando, o por qué.

En medio de la pena, de la transición, de la transformación, del aprendizaje, de la curación, o de la disciplina, es difícil tener una perspectiva.

Eso es porque aún no hemos aprendido la lección. Estamos en medio de ella. El don de la claridad aún no ha llegado.

Nuestra necesidad de control se puede manifestar como una necesidad de saber exactamente qué está sucediendo.

No siempre podemos saberlo. A veces necesitamos dejarnos ser y confiar en que la claridad vendrá después, en retrospectiva.

Si estamos confundidos, así es como se supone que debemos estar. La confusión es temporal. Luego veremos. La lección, el propósito, se revelará, a su tiempo, a su propio tiempo.

Todo tendrá perfecto sentido, después.

Hoy dejaré de esforzarme en saber lo que no sé, en ver lo que no puedo ver, en entender lo que aún no entiendo.

Confiaré en que es suficiente ser, y dejaré ir mi necesidad de averiguar las cosas.

Julio 20


Volveremos hacia la luz

Las plantas, al ir creciendo, automáticamente se vuelven hacia la luz.  La gente puede escoger entre la luz y las tinieblas.  El programa TA está a nuestra disposición, pero a nosotros nos toca la decisión si lo seguimos o no.  Nuestro Poder Superior también está a nuestra disposición  si elegimos hacer Su voluntad.

Antes de que encontráramos a TA, nos revolvíamos en las tinieblas de nuestra manera compulsiva de comer.  Ahora que vemos rayos de luz, necesitamos volvernos hacia la dirección de donde proviene la luz.  Trabajar el programa requiere tiempo y esfuerzo para cambiar las rutinas.  La luz está aquí, pero necesitamos alejarnos de las tinieblas y abrirnos a ella.

A medida que nos examinamos a nosotros mismos a la luz que proviene de nuestro Poder Superior a través de TA, empezamos a ver más claramente en dónde debemos hacer cambios y cómo podemos encontrar salud y paz.

Danos la gracia para volvernos a Tu luz.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Tenemos que ser leales al grupo y cada miembro de él. Jamás tenemos que acusar a un miembro a sus espaldas, ni tampoco en su cara. Es asunto de él decirnos si algo marcha mal.

Aún más, tenemos que tratar de no pensar mal acerca de ningún miembro, porque si lo hacemos, estamos dañando consciente o inconscientemente a esa persona. Tenemos que ser leales entre nosotros para que T.A. opere con éxito en nosotros. Mientras nos encontremos en esa lancha salvavidas, tratando de salvarnos nosotros y entre nosotros del tragonismo, tenemos que ayudarnos verdadera y sinceramente los unos a los otros.

¿Soy un miembro leal de mi grupo?

Meditación del Día.

Hay que seguir la orientación de Dios lo mejor que se pueda y dejarle a Él los resultados. Hay que hacer esto obediente y fielmente, sin preguntarse si al dejar la realización de la orientación en manos de Dios los resultados serán buenos. Hay que creer que la orientación que Dios presta ha sido practicada por Dios para producir los resultados requeridos de acuerdo con cada caso y circunstancia. Por eso hay que seguir la orientación de Dios de acuerdo con la propia conciencia. Dios sabe sobre la vida individual y el carácter de cada quien, así como sobre las capacidades y debilidades de todos.

Oración del Día.

Ruego poder vivir de acuerdo con los dictados de conciencia. Pido poder dejar a Dios los resultados.

Reflexión diaria A.A.

Liberados de defectos

“Pero ahora las palabras, “Por mí mismo nada soy, el Padre hace las obras”, empezaron a adquirir un significado brillante y esperanzador.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80

Cuando pongo el Séptimo Paso en acción debo recordar exactamente lo que dice. No dice “Humildemente le pedimos que nos ayudara o que nos diera la fortaleza o el valor para librarnos de nuestros defectos”.  El Paso dice simplemente que Dios me librará de mis defectos.

El único trabajo que tengo que hacer es “pedir humildemente”, lo que, para mí, significa pedir con el conocimiento de que yo por mí mismo soy nada, el Padre dentro de mí “hace las obras”.

 

El lenguaje del adiós.

Deja ir la resistencia.

No tengas tanta prisa por seguir adelante.

Relájate. Respira hondo. Sé. Permanece en armonía hoy.

Guarda una actitud abierta. Hay belleza a nuestro alrededor y en nuestro interior hoy. Hay un propósito y un significado en el día de hoy.

El día de hoy tiene importancia, no tanto por lo que nos suceda, sino por cómo respondamos.

Deja que transcurra el día de hoy. Aprendemos nuestras lecciones, resolvemos cosas, cambiamos de una manera sencilla: viviendo plenamente nuestra vida hoy.

No te preocupes por los sentimientos, problemas o regalos del mañana. No te preocupes si podremos confiar en nosotros mismos, en la vida o en nuestro Poder Superior mañana.

Todo lo que necesitemos hoy nos será dado. Esa es una promesa, de Dios, del Universo.

Siente los sentimientos de hoy. Soluciona los problemas de hoy.

Disfruta los regalos de hoy. Confía en ti mismo hoy, en la vida y en tu Poder Superior.

Adquiere el arte de vivir plenamente el hoy. De absorber las lecciones, la curación, la belleza, el amor de que disponemos hoy

No tengas tanta prisa por seguir adelante. No hay prisa. No podemos escapar; tan sólo posponemos. Deja ir los sentimientos; respira en paz y en curación.

No tengas tanta prisa por seguir adelante.

Hoy, no correré de mí mismo, de mis circunstancias o de mis sentimientos. Estaré abierto a mí mismo, a los otros, a mi Poder Superior y a la vida.

Confiaré en que al enfrentar el hoy al máximo de mi capacidad, adquiriré las destrezas que necesite para encarar el mañana.

Julio 19


Comida para el pensamiento.

Lo correcto da poder.

Cuando seguimos correctamente nuestro programa, tenemos una sensación interna de estar haciendo lo correcto, que nos hace fuertes y nos da confianza a nosotros mismos.  Estamos controlando la comida, en vez de que ésta nos controle a nosotros.  Estamos dispuestos a que nuestro Poder Superior enderece nuestras confusas vidas.

La acción es necesaria.  Necesitamos “caminar el camino”.  Ninguna cantidad de autoconocimiento nos brindará un progreso concreto a menos que estemos dispuestos a seguir los pasos correctos que señala el programa de TA.  Necesitamos seguirlo de cerca con la ayuda de padrinos que nos pueden guiar en nuestra abstinencia  y en nuestro programa.

La manera compulsiva de comer nos debilitó física, emocional y espiritualmente.  A medida que guardamos abstinencia, ganamos fuerza en esos tres niveles.

Gracias por la fortaleza que resulta de hacer lo correcto.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

La murmuración o la crítica acerca de las personas no tienen lugar en un la sala de juntas de TA. Todo hombre en TA es un hermano y toda mujer es una hermana, en tanto que él o ella sean miembros de TA. No debemos murmurar acerca de las relaciones de cualquier hombre o mujer del grupo. Y si decimos de un miembro compañero: “Creo que él está tragándose a escondidas”, es lo peor que podemos hacerle a esa persona. Si un hombre o mujer no está viviendo los principios de T.A. o tiene una recaída, es cosa de él o de ella el levantarse en una reunión y decirlo. Si no lo hacen, solamente se están dañando a sí mismos.

¿Hablo acerca de otros miembros a sus espaldas?

Meditación del Día.

Para Dios, el milagro de un cambio en la vida de una persona es solamente un acontecimiento natural operado por fuerzas espirituales. No existe milagro demasiado maravilloso en las personas para ser un suceso diario. Pero los milagros acontecen solamente a aquellos que son totalmente dirigidos y fortalecidos por Dios. Los cambios maravillosos en las naturalezas de las personas suceden muy sencillamente, y, sin embargo, no dependen de ninguna otra cosa que no sea la gracia de Dios. Pero estos milagros han sido preparados durante días y meses de una aspiración a algo mejor. Están siendo acompañados por un deseo real de vencerse a sí mismo y entregar a Dios la propia vida.

Oración del Día.

Ruego poder esperar milagros en las vidas de las personas. Pido poder ser utilizado para ayudar a cambiar a la gente.

Reflexión diaria A.A.

Falso orgullo

“Muchos de nosotros que nos habíamos considerado religiosos despertamos a la limitación de esta actitud. Al no aceptar poner a Dios en primer lugar, nosotros mismos nos habíamos privado de Su ayuda.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80

 

Muchas falsas concepciones operan en el falso orgullo. La necesidad de dirección para vivir una vida decente se satisface con la esperanza experimentada en la Comunidad de A.A. Aquellos que han seguido el camino por años – un día a la vez – dicen que la vida centrada en Dios tiene posibilidades ilimitadas para el desarrollo personal. Al ser esto así, los veteranos en A.A. transmiten mucha esperanza.

Doy gracias a mi Poder Superior por hacerme saber que El obra por medio de otra gente, y la agradezco por nuestros servidores de confianza en la Comunidad quienes ayudan a los nuevos miembros a rechazar sus falsos ideales y adoptar aquellos que los guían hacia una vida de compasión y de confianza. Los veteranos de A.A. animan a los recién llegados a “despertarse” – para que puedan “llegar a creer”. Le pido a mi Poder Superior que me ayude a vencer mi falta de creencia.

El lenguaje del adiós.

Probémoslo a nosotros mismos.

“Me pasé un año tratando de probarle a mi esposo cuánto me estaba lastimando que él bebiera. Cuando empecé a recuperarme, me di cuenta que era yo la que debía darme cuanta de cuánto me estaba lastimando que él bebiera.”

Anónimo.

“Me pasé meses tratando de probarle a un hombre cuán responsable y sana era yo. Luego me di cuenta de lo que estaba haciendo. El no tenía que darse cuenta de cuán responsable y sana era yo. Yo era laque tenía que darme cuenta.”

Anónimo.

Tratar de probar lo buenos que somos, tratar de probar que somos suficientemente buenos, tratar de demostrarle a alguien cuánto nos ha herido, tratar de demostrarle a alguien que somos comprensivos, son signos de advertencia de que podemos estar dentro de nuestras conductas autoderrotistas.

Pueden ser una indicación de que estamos tratando de controlar a alguien. Pueden ser una indicación de que no estamos creyendo lo buenos que somos, que somos suficientemente buenos, o de que alguien nos está lastimando.

Pueden ser una advertencia de que hemos permitido quedarnos enganchados en un sistema disfuncional.

Pueden indicar que estamos atorados en esa densa niebla de la negación, que estamos haciendo algo que no nos conviene.

Tratar excesivamente de demostrarle algo a alguien puede significar que aún no nos hemos demostrado ese algo a nosotros mismos. Una vez que nos lo hayamos demostrado a nosotros mismos, una vez que lo hayamos comprendido, sabremos qué hacer.

La cuestión no es que otros nos entiendan y nos tomen en serio. La cuestión no es que los demás crean que somos buenos o que somos suficientemente buenos. La cuestión no es que otros vean y crean lo responsables o adorables o competentes que somos. La cuestión no es que los demás se den cuenta o no cuán hondamente estamos sintiendo un sentimiento en particular. Somos nosotros los que necesitamos verla luz.

Hoy, Dios mío, ayúdame a dejar ir mi necesidad de controlar los resultados de los eventos influyendo sobre las creencias de los demás.

Me concentraré en aceptarme a mí mismo, en vez de en tratar de probar algo acerca de mí mismo. Si me sorprendo en la trampa codependiente de tratar de enfatizar algo cerca de mí ante otra persona, me preguntaré si necesito convencerme a mí mismo acerca de ese punto.

Julio 18


Comida para el pensamiento.

No brinques

Cuando hemos logrado mantener la abstinencia durante un período significativo,  es como si hubiéramos subido lentamente muchos pisos de escaleras hasta llegar a la punta de un rascacielos. Decirnos a nosotros mismos que haremos una excepción y romperemos la abstinencia una sola vez es como decir que saltaremos de la ventana del último piso del rascacielos y que únicamente caeremos al piso siguiente.

La naturaleza de nuestra enfermedad es tal, que un pequeño bocado compulsivo inevitablemente nos llevará al desastre.  Quizá podemos posponer el atracón un día, una semana o aún más tiempo, pero una vez que hayamos perdido el control, nos colocaremos en un patrón que es una espiral descendente.

Lo único que necesitamos para permanecer en el último piso del rascacielos es guardar nuestra abstinencia.  Es un pequeño precio a pagar por tan magnífica vista.

Protégeme de un brinco fatal.

 

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Dos cosas pueden arruinar la unidad del grupo: el chismorreo y la crítica. Para evitar estas cosas decisivas, tenemos que darnos cuenta que todos estamos embarcados en la misma lancha.

Somos como un grupo de personas en una lancha salvavidas después de haberse hundido el barco. Si hemos de ser salvados, tenemos que marchar de acuerdo. Es cuestión de vida o muerte para nosotros. El chismorreo y la crítica son formas seguras para la destrucción de cualquier grupo de T.A. Todos estamos en T.A. para mantenernos abstinentes y para ayudar a cada uno de los demás a conservarse así. Y ni el chismorreo ni la crítica ayuda a nadie a permanecer abstinente.

¿Soy con frecuencia culpable de la murmuración y la crítica?

Meditación del Día.

Debemos tratar de estar agradecidos por todas las bendiciones que hemos recibido y que no merecemos. La gratitud a Dios por todas sus bendiciones nos hacen humildes. Hay que recordar lo poco que podemos hacer por nosotros mismos y ahora confiamos en la gracia de Dios para ayudarnos a nosotros mismos y a los demás. La gente no se preocupa mucho por aquellos que son vanidosos y sienten ser mejores que los demás, ni por aquellos que murmuran y critican. Pero la gente se impresiona ante la verdadera humildad. Por eso debemos tratar de practicar la humildad en todo momento. La gratitud a Dios y la verdadera humildad son lo que nos hace eficaces.

Oración del Día.

Ruego porque que pueda marchar humildemente con Dios. Pido poder confiar en su gracia para sostenerme.

Reflexión diaria A.A.

Agradecido por lo que tengo.

“Durante el proceso de aprender más acerca de la humildad, el más profundo resultado de todos fue el cambio de nuestra actitud ante Dios.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 80

Hoy en día mis oraciones consisten mayormente en decirle gracias a mi Poder Superior por mi sobriedad y por la maravilla de la generosidad de Dios, pero también tengo que pedir ayuda y fortaleza para cumplir con Su voluntad para conmigo. Ya no tengo que pedir a Dios que a cada momento me rescate de situaciones en las que caigo por no hacer Su voluntad. Ahora parece que mi gratitud está directamente ligada a la humildad. Mientras yo tenga la humildad para sentirme agradecido por lo que tengo, Dios continúa dándome lo que necesito.

El lenguaje del adiós.

Tiempo para enojarse.

Ya es tiempo de que te enojes, sí, de que te enojes mucho.

La ira puede ser una emoción tan potente, atemorizante.

También puede ser un sentimiento que nos guíe hacia importantes decisiones, a veces decisiones difíciles de tomar. Puede ser señal de los problemas de otras personas, de nuestros problemas, o simplemente de problemas que debemos enfrentar.

Negamos nuestra ira por una serie de razones. No nos damos permiso para permitir que aflore en nuestra conciencia, al principio.

Entiende que la ira no desaparece; se asienta en capas bajo la superficie, esperando a que estemos listos, a que nos sintamos seguros y que estemos lo suficientemente fuertes para lidiar con ella.

Lo que solemos hacer en vez de encarar nuestra ira y lo que ésta nos está diciendo acerca del cuidado de uno mismo, es sentirnos dolidos, victimados, atrapados, culpables e inseguros acerca de cómo cuidar de nosotros mismos. Podemos aislarnos, negar, dar pretextos y esconder la cabeza en la arena, por un tiempo.

Podemos castigar, desquitarnos, levantarnos y preguntarnos.

Podemos perdonar repetidamente a la otra persona por conductas que nos lastiman. Podemos temer que alguien se aleje si enfrentamos la ira que sentimos hacia él o ella. Podemos temer que tengamos que alejarnos nosotros si nos enfrentamos a nuestra ira.

Podemos simplemente tener miedo de nuestra ira y de la potencia de ésta. Podemos no saber que tenemos derecho, una responsabilidad incluso –para con nosotros mismos- de permitirnos sentir nuestra ira y aprender de ella.

Dios mío, ayuda a que afloren mis sentimientos de ira ocultos o reprimidos. Ayúdame a tener el valor para encararlos. Ayúdame a comprender cómo debo cuidar de mí mismo con la gente hacia la cual siento ira.

Ayúdame a dejar de decirme a mí mismo que algo anda mal conmigo cuando la gente me víctima y me siento enojado por la victimización.

Puedo confiar en que mis sentimientos son señal de que existen problemas que necesitan mi atención.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: