Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 16


Comida para el pensamiento.

Tiempos difíciles.

Necesitamos la abstinencia especialmente cuando debemos hacer cosas difíciles. Sabemos por experiencia que guardarla es la única manera de sentirnos bien y de lidiar efectivamente con las situaciones.

Antes, recurríamos a la comida para darnos fuerzas y apuntalarnos durante los tiempos difíciles. Invariablemente comíamos demasiado y éramos mucho menos capaces de manejar la situación complicada. La comida se volvía entonces un escape, y a veces terminábamos no haciendo nada por resolver un problema, ya que habíamos comido hasta el olvido.

Ahora sabemos que, en vez de darnos fuerzas, comer de más nos incapacita. No importa qué tan difícil sea el problema que encaramos, sabemos que ingerir comida innecesaria eventualmente lo empeorará.

Hemos llegado a creer que, pase lo que pase, nuestro Poder Superior nos dará la fuerza que necesitamos si confiamos en Él.

Señor, que confíe yo en Ti, en vez de en la comida.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Antes de decidir dejar de tragar, la mayoría de nosotros tenemos que estrellarnos contra una pared. Vemos que estamos aporreados, que tenemos que dejar de hacerlo pero no sabemos qué camino seguir en busca de ayuda. Parece no haber salida de aquella pared. TA. nos abre la puerta que conduce a la sobriedad. Animándonos a admitir honestamente que somos tragones  y a darnos cuenta que no podemos comer normalmente y mostrándonos el camino a seguir para hallar ayuda. TA. nos abre la puerta en aquel muro.

¿He atravesado aquella puerta hacia la sobriedad?

Meditación del Día.

Tengo que tener sinceridad de propósito para realizar mi parte en la labor de Dios. No tengo que dejar interferir las distracciones materiales con mi labor de mejoramiento de las relaciones personales. Es fácil llegar a distraerse con las cosas materiales, lo que orilla a perder la sinceridad de propósito. No tengo tiempo para preocuparme acerca de los múltiples problemas del mundo. Tengo que concentrarme especialmente sobre lo que mejor puedo hacer.

Oración del Día.

Ruego poder no distraerme con las cosas materiales. Pido poder concentrarme en hacer lo que pueda realizar.

Reflexión diaria A.A.

Como nosotros lo concebimos

“Mi amigo sugirió lo que entonces parecía una idea original . . . “¿Por qué no escoges tu propio concepto de Dios?”. Esto me llegó muy hondo; derritió la montaña de hielo intelectual a cuya sombra había vivido y tiritado muchos años. Por fin me daba la luz del sol. Sólo se trataba de estar dispuesto a creer en un Poder superior a mí mismo. Nada más se necesitaba de mí para empezar.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 11

Yo recuerdo las veces que miraba al cielo, y reflexionaba sobre quién dio comienzo a todo esto, y cómo. Cuando llegué a A.A., para lograr una sobriedad estable, tenía que adquirir una comprensión de alguna descripción de la dimensión espiritual. Después de leer una variedad de teorías, incluyendo la científica de una gran explosión, opté por lo sencillo suponiendo que el Dios de mi entendimiento fue el Gran Poder que hizo posible la explosión. Con la inmensidad del universo bajo Su dominio. El podría, sin duda, guiar mi pensamiento y mis acciones si yo estaba preparado a aceptar Su orientación. Pero no podía esperar ayuda si le volvía la espalda y me iba por mi propio camino. Llegué a estar dispuesto a creer y he tenido 26 años de sobriedad estable y satisfactoria.

El lenguaje del adiós.

Energía positiva

Es fácil observar a nuestro alrededor y darnos cuenta de lo que está mal.

Observar qué está bien  requiere de práctica.

Muchos de nosotros hemos vivido rodeados de negatividad durante años. Nos hemos vuelto expertos en señalar qué está mal en los demás, en nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestro día, en nuestras relaciones, con nosotros mismos, con nuestra conducta, con nuestra recuperación.

Queremos ser realistas, y nuestra meta es identificar la realidad y aceptarla. Sin embargo, a menudo no podemos evitar practicar la negatividad. El propósito de la negatividad suele ser la aniquilación.

El pensamiento negativo acrecienta el problema. Nos aleja de la armonía. La energía negativa sabotea y destruye. Tiene una poderosa vida propia.

Y también la tiene la energía positiva. Cada día, podemos preguntarnos qué está bien, qué es bueno, acerca de otras personas, de nuestra vida, de nuestro trabajo, de nuestro día, de nuestras relaciones, de nosotros mismos, de nuestra conducta, de nuestra recuperación.

La energía positiva cura, es conducto del amor y transforma. Escoge la energía positiva!

Hoy, Dios mío, ayúdame a dejar ir la negatividad. Transforma mis creencias y mi pensamiento, desde su núcleo, de negativo a positivo.

Ponme en armonía con el bien.

Anuncios

Comentarios en: "Marzo 16" (2)

  1. Mirella Collazo dijo:

    estoy un poco triste, porque he subido de peso la comida me ha ganado; voy a cumplir para que no me domine la comida con el favor de Dios y de ustedes, los quiero mucho

    • Hoy recordé tu comentario al leer esto en la reflexión del día:

      En el pasado, confiábamos en nuestras propias fuerzas para ir adonde queríamos ir. Nos daba miedo, ya que en el fondo sabíamos cuán débiles y poco confiables eran nuestras fuerzas.
      Cuando entregamos nuestras vidas, ya no tuvimos que ir solos. Hicimos contacto con el depósito de fortaleza sin límite que nos da nuestro Poder Superior, y cuando funcionamos bajo Su guía, nos sentimos confiados. Lo que nosotros solos no podemos, logramos hacerlo cuando admitimos nuestra debilidad y pedimos ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: