Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 11


Comida para el pensamiento.

El compartir

Dentro de nuestra camaradería compartimos nuestros problemas y nuestras alegrías, nuestros fracasos y éxitos. Se nos aceptará y se nos comprenderá, porque estamos con gente como uno. Por fuera podremos parecer muy diferentes, pero por dentro nos parecemos de forma sorprendente.

Alguien ha dicho: Únicamente puedo conocer esa parte de mí mismo que he tenido el valor de confiarles a ustedes.

A medida que nos vamos revelando a los demás, ellos hacen las veces de espejos para que nosotros podamos vernos y entender quiénes somos.

Todos tenemos miedos ocultos y sentimientos de culpa enterrados. Antes de unirnos a TA, no teníamos a dónde ir con estas emociones negativas, de modo que nos volvíamos a la comida innecesaria. En vez de encarar de manera racional nuestras preocupaciones y heridas, comíamos. Hasta cuando estábamos felices, nos parecía más fácil comer que expresar nuestra alegría a otra persona.

El compartir nuestros pensamientos, sentimientos y experiencias con otras personas nos muestra quiénes somos y nos ayuda a aceptarnos a nosotros mismos. Aquellos con quienes compartimos todo esto también se benefician.

Dame valor y confianza para que pueda compartir.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Teniendo unos momentos de serenidad cada mañana para depender de la ayuda de Dios durante el día, especialmente si nos sentimos tentados a comer ese primer bocado. Y cada noche podemos honradamente dar gracias a Él por la fuerza que nos ha concedido. Así, nuestra fe se fortalece con esos momentos tranquilos de oración. Escuchando a otros miembros, trabajando con otros tragones, con los momentos de callada meditación, nuestra fe en Dios llega a ser gradualmente fuerte.

– “¿He entregado a Dios enteramente y sin reservas mi problema de tragar?”.

Meditación del Día.

Parece que cuando Dios desea expresar a los hombres cómo es Él, presenta una hermosa descripción. Hay que pensar en una personalidad, como la expresión de Dios, que tenga atributos de carácter tan conformes como humanamente se pueda, a los atributos infinitos de Dios. Cuando la belleza del carácter de un hombre queda impresa en nosotros, deja una imagen que, a su vez se refleja a través de nuestras propias acciones. Por eso hay que buscar la belleza de carácter en aquellos que nos rodean.

Oración del Día.

Ruego poder contemplar almas grandes, hasta que su belleza de carácter llegue a formar parte de mi alma. Pido poder reflejar este carácter en mi propia vida.

Reflexión diaria A.A.

Dirección buena y ordenada

“Cuando tratamos de hacer que nuestra voluntad se adecue a la voluntad de Dios, es cuando empezamos a utilizarla correctamente. Para todos nosotros, esta ha sido una revelación maravillosa. Todos nuestros problemas se han derivado del mal uso de nuestra fuerza de voluntad. Con ella hemos tratado de apabullarlos, en vez de ponerla de acuerdo a los designios que Dios tiene para nosotros.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 43

No tengo que hacer más que mirar hacia mi vida pasada para ver a dónde me ha conducido mi obstinación. Simplemente no sé qué es lo mejor para mí y creo que mi Poder Superior lo sabe. Dios no me ha fallado nunca, pero muy a menudo me he fallado a mí mismo. Valerme de mi obstinación en cualquier situación tiene normalmente el mismo resultado que tratar de forzar la pieza que no corresponde del rompecabezas – el agotamiento y la frustración.

El Tercer Paso abre la puerta al resto del programa. Cuando pido a Dios que me guíe, yo sé que, sea cual sea el resultado, será el mejor posible, que las cosas son exactamente como deben ser, incluso si no son lo que yo deseo o espero. Dios hace por mí lo que yo no puedo hacer por mí mismo, si Le dejo que lo haga.

El lenguaje del adiós.

Deja ir la confusión

A veces, nuestro camino no está claro

Nuestras metas se nublan, se confunden. No estamos seguros de cuál debe ser nuestro siguiente paso, de cómo será, de qué dirección estamos tomando.

Es el momento de detenernos, de pedir una guía y de descansar. Es tiempo de dejar ir el miedo. Espera. Siente la confusión y el caos, y luego déjalos ir. El camino se descubrirá solo. Se revelará el siguiente paso. No es necesario que lo sepamos ahora mismo. Lo sabremos a su tiempo. Confía en ello. Deja ir la confusión y confía.

Hoy esperaré si el camino no está claro. Confiaré en que del caos saldrá la claridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: