Corriente Independiente de La Laguna

Marzo 1


Comida para el pensamiento.

Problema de los demás

A veces nos desgastamos tratando de resolver los problemas de otras personas. ¿No es ésta, tal vez, otra forma de egocentrismo? De alguna manera pensamos que debemos tener todas las respuestas y ser capaces de encontrarle solución a cada uno de los problemas, especialmente si quien los tiene es alguien cercano a nosotros.

Podemos mostrarnos comprensivos y brindar apoyo y ayuda a una persona, pero no podemos desempeñar en su vida el papel de Dios. Hasta nuestros hijos deben aprender de sus errores, así como nosotros seguimos aprendiendo de los nuestros. Si confío en que mi Poder Superior me dirige y me guía, entonces Él seguramente también guiará a mis familiares y amigos.

Lo mejor que puedo hacer por cualquier persona es mantener mi propia cordura y abstinencia. Si me como un problema  “ya sea mío, tuyo o nuestro” entonces soy menos capaz de lidiar con él.

Hay ocasiones en que parece no haber ninguna solución cuando una circunstancia desafortunada o trágica debe aceptarse y vivirse de la mejor manera posible. Quizá no podamos cambiar las circunstancias, pero podemos estar seguros de que Dios nos dará fuerzas para lidiar con ellas.

Dame la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Cuando me encuentro pensando en “tragar” me digo: No atraigas nuevamente ese problema. Se lo has entregado a Dios y nada puedes hacer acerca de ello. Así me olvido del primer bocado. Una de las partes más importantes del programa de T.A. es entregar nuestro problema a Dios sincera y totalmente y jamás volver a hacernos cargo del problema. Si dejamos que Dios se haga cargo de él y lo tenga en sus manos para siempre y luego cooperamos con Él, permaneceremos abstinentes.

-¿He determinado no volver a hacerme cargo del problema de tragar?

Meditación del Día.

Es necesario el esfuerzo constante si he de progresar espiritualmente y desarrollar mi vida espiritual. Debo observar con constancia las normas espirituales con perseverancia, amorosamente, con tolerancia y esperanza. Observándolas, toda una montaña de dificultades será derribada, las esperanzas de pobreza de espíritu se harán suaves y todos los que me conocen sabrán que Dios es el Señor de todos mis caminos. Estar unido al espíritu de Dios es hallar la vida, la salud y la fortaleza.

Oración del Día.

Ruego porque el espíritu de Dios pueda ser todo para mi alma. Pido que el espíritu de Dios pueda crecer dentro de mí.

Reflexión diaria A.A.

Funciona.

Funciona, realmente funciona.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 82

Cuando logré mi sobriedad al principio tenía fe únicamente en el programa de Alcohólicos Anónimos. La desesperación y el temor me mantenían sobrio (ayudado quizás por un padrino cariñoso y duro). La fe en un Poder Superior me llegó mucho más tarde. Al comienzo esta fe venía lentamente, después de que yo empezaba a escuchar a los otros compartir en las reuniones acerca de sus experiencias – experiencias a las que nunca me había enfrentado sobrio, pero con las cuales ellos se estaban enfrentando reforzados por un Poder Superior. De este compartimiento surgía la esperanza de que yo también pudiera “conseguir” un Poder Superior y que lo haría. Con el tiempo llegué a saber que un Poder Superior – una fe que funciona sean cuales sean las circunstancias – es posible.

Hoy esta fe, más la honestidad, la liberalidad de mente y la buena disposición para trabajar en los Pasos, me da la serenidad que busco. Funciona – realmente funciona.

El lenguaje del adiós.

Deja ir la ira.

En la recuperación, a menudo discutimos objetívame acerca de la ira. Sí, razonamos, ésta es una emoción que todos tendemos a experimentar. Sí, la meta en la recuperación es liberarse del resentimiento y de la ira. Sí, está bien sentir enojo, estamos de acuerdo. Bueno, quién sabe…

La ira es una emoción poderosa y a veces atemorizante. También es beneficiosa si no le permitimos que se endurezca hasta convertirse en resentimiento o utilizarla como un mazo demoledor para castigar a la gente o para abusar de ella.

La ira es una señal de advertencia. Señala los problemas. A veces, señala problemas que necesitamos resolver. A veces, señala límites que necesitamos fijar. A veces, es el estallido final de energía antes de que nos entre la aceptación o el dejar ir. Y, en ocasiones, la ira simplemente es. No necesita justificarse.

Por lo general no se puede confiar en un pulcro envoltorio. Y no es necesario que ésta nos asfixie a nosotros o a nuestra energía.

No tenemos que sentirnos culpables cada vez que experimentemos ira. No tenemos que sentirnos culpables.

Inhala profundamente. Podemos, sin vergüenza, sentir todos nuestros sentimientos, incluyendo la ira, y seguir asumiendo la responsabilidad de nuestra conducta.

Hoy sentiré y liberaré cualquier sentimiento de ira que tenga. Puedo hacerlo de manera adecuada y segura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: