Corriente Independiente de La Laguna

Febrero 5


Comida para el pensamiento.

Atracones

La mayoría de nosotros atravesamos por etapas en nuestras vidas en la cuales nada nos parece interesante, donde el entusiasmo y la motivación parecen habernos abandonado. Nos sentimos embotados, aburridos y deprimidos. Ya sea que este atorón dure una tarde, un mes o un año, el comedor compulsivo tiende a recurrir a la comida para escapar de esta situación. Para nosotros, la comida ha sido fascinante, y a menudo el comer ha sido la actividad más placentera que hayamos podido imaginar.

Como la mayoría bien sabemos, comer no es una solución permanente para el aburrimiento. La comida puede levantarnos el ánimo por un momento, pero invariablemente comemos demasiado y acabamos sintiéndonos mucho peor que cuando comenzamos. El aburrimiento es mejor que el atracón. La comida no motiva ni genera entusiasmo. Comer en exceso produce el efecto contrario.

Unirse a TA no nos asegura que nunca más experimentaremos aburrimiento o estaremos “de malas”. Lo que  nos brinda es un programa de acción al cual podemos recurrir cuando estamos en uno de esos atracones. Asistir a reuniones de TA, hacer llamadas telefónicas, estudiar la literatura del grupo y trabajar los Pasos son acciones concretas que podemos tomar.

Hemos probado con la comida y hemos descubierto que eventualmente empeora las cosas. Ahora probemos el programa de TA.

Dame gracia para actuar.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Una de las cosas que aprendemos en TA. es a tener una visión en perspectiva de la comida, en vez de una visión inmediata. Cuando comíamos compulsivamente, pensábamos más en el agrado o alivio que un bocado nos proporcionaba, que en las consecuencias que sobrevendrían por dar ese bocado. La comida parece ser buena desde un punto de vista inmediato. Cuando la contemplamos en el escaparate de una tienda, vemos a la comida revestido de sus mejores ropajes, con etiquetas y adornos de fantasía, y nos parece fascinador. Pero, ¿He aprendido que lo que hay dentro de esas vitrinas no es sino veneno puro para mí?.

Meditación del Día.

Creo que la vida es una escuela en la que tengo que aprender las cosas espirituales. Tengo que confiar en Dios, y Él me enseñará. Tengo que escuchar a Dios y Él me hablará a través de mi pensamiento. Tengo que comulgar con Él, a pesar de toda oposición y todo obstáculo. Habrá días en los que no escucharé su palabra en mi mente, y en que no habrá comunión íntima de corazón a corazón; pero si persevero y hago un hábito de vida el disciplinarme en las cosas espirituales, Dios se me revelará en muchas formas.

Oración del Día.

Ruego poder ir regularmente a la escuela de las cosas del espíritu. Pido poder crecer espiritualmente, practicando estas cosas.

Reflexión diaria A.A.

Gloriosa liberación

“En el mismo instante en que dejé de discutir, empecé a ver y a sentir. En ese punto, el Paso Dos empezó gradual y suavemente a infiltrarse en mi vida. No sabría decirte en qué día o en qué momento empecé a creer en un Poder Superior a mí mismo, pero puedo afirmarte que ahora sí tengo esa creencia. Lo único que tuve que hacer para adquirirla, fue dejar de pelear y tratar de practicar el resto del programa con el mayor entusiasmo que pude.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 29

Después de haberme entregado durante años a la “desenfrenada obstinación”, el Segundo Paso fue para mí una gloriosa liberación de estar a solas. Ahora no encuentro en mi camino nada demasiado penoso, o que no se pueda superar. Siempre hay alguien aquí para compartir conmigo las cargas de la vida. El Segundo Paso llegó a ser una forma de reforzar mi relación con Dios, y ahora me doy cuenta de que mi locura y mi ego estaban curiosamente vinculados. Para quitarme de aquélla, tengo que entregar éste a uno mucho más ancho de hombros que yo.

El lenguaje del adiós.

Responsabilidad económica

Somos económicamente responsables de nosotros mismos. Qué sentimiento tan atemorizante, tan de adulto, es ése para muchos de nosotros, asumir la responsabilidad del dinero y de nuestros asuntos económicos. Para muchos de nosotros, ceder a otros la responsabilidad de nuestros asuntos de dinero ha sido parte de nuestro “toma y daca” codependiente de nuestras relaciones.

Algo de nuestra dependencia emocional hacia los demás, de esa estrecha liga que nos ata a los otros, no por amor, sino por necesidad y desesperación, se relaciona directamente con la dependencia económica. Nuestros miedos y nuestra renuencia a asumir la responsabilidad por nuestros asuntos económicos puede ser una barrera para la libertad buscada en la recuperación.

La responsabilidad económica es una actitud. El dinero sale para pagar necesidades y lujos. El dinero debe entrar para poder salir. ¿Cuánto necesita entrar para igualar la cantidad que sale?

Impuestos… planes de ahorro…. hábitos de gastar adecuados que demuestren una actitud de responsabilidad económica… Parte de estar vivos significa aprender a manejar el dinero. Incluso aunque tengamos un sano contrato con alguien que nos permita depender de su dinero, seguimos teniendo la necesidad de entender cómo funciona el dinero. Seguimos teniendo la necesidad de adoptar una actitud de responsabilidad económica. Incluso aunque en el contrato esa persona cubra nuestras necesidades económicas, necesitamos entender cómo funciona el dinero que ganamos y que gastamos en nuestra vida.

La autoestima se incrementará cuando incrementamos nuestro sentido de que somos económicamente responsables de nosotros mismos. Podemos empezar en donde estamos, y con lo que tenemos hoy.

Dios mío, ayúdame a estar dispuesto as dejar mis miedos y mi renuencia a enfrentar la parte necesaria del manejo responsable del dinero en mi vida. Enséñame las lecciones que debo aprender acerca del dinero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: