Corriente Independiente de La Laguna

Febrero 3


Comida para el pensamiento.

La comida no es el único problema

Entre más tiempo permanecemos en TA, más nos damos cuenta de que la comida no es nuestro único problema, sino la vida misma. Nuestro problema con la comida es un problema viviente. En la medida en que guardamos abstinencia de comer en forma compulsiva cambia nuestro estilo de mi vida.

Muchos de nosotros hemos vivido demasiado tiempo para nosotros mismos y solos. Es nuestro egocentrismo la causa de nuestra ruina. No hemos aceptado ninguna autoridad superior a nuestro berrinche e impulsividad, y nos hemos sentido enojados y deprimidos cuando la gente y las circunstancias no estaban de acuerdo con nuestras preferencias. La comida era una zona donde ejercíamos nuestra omnipotencia, y el apetito era nuestro dios.

Cuando estamos dispuestos a reconocer nuestra dependencia hacia un Poder superior a nosotros y nos comprometemos con la abstinencia de comer compulsivamente se pone en orden nuestra vida. Cuando comemos bien, vivimos bien.

Ordena mi vida para que pueda comer para servirte.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Al “tragar” escapábamos del fastidio durante un rato. Casi olvidábamos nuestros disgustos. Pero cuando salíamos de la “tragadera”, nuestros disgustos eran doblemente peores. La comida únicamente los había agravado y nos molestaban más. En T.A., cuando ha terminado la junta, seguimos allí demorando la partida. Cuando “tragamos”, hemos tenido una sensación temporal de importancia. La comida nos arrulla y nos hace pensar que somos grandiosos. Contamos grandes cuentos para sentirnos superiores. En T.A. no necesitamos de esa clase de auto-importancia. Tenemos auténtica auto-evaluación, sinceridad y humildad.

– ¿He hallado algo mucho mejor y más satisfactorio que la bebida?

Meditación del Día.

Creo que mi fe y el poder de Dios pueden hacer posible toda buena relación humana. No existe límite para lo que esas dos cosas pueden hacer en este terreno. Simplemente creyendo todo puede suceder. San Pablo dijo: “A través de Dios puedo hacer todo, ya que Él me fortalece”. Todos los muros que lo separan de los demás seres humanos pueden caer mediante su fe y el poder de Dios. Ambos son esenciales. Todos los hombres pueden ser conmovidos por ellos.

Oración del Día.

Ruego poder fortalecer mi fe día tras día. Pido poder confiar más cada día en el poder de Dios.

Reflexión diaria A.A.

Llenar el vacio

Solamente necesitábamos hacernos una breve pregunta: “¿Creo ahora, o estoy dispuesto a creer siquiera, que hay un Poder superior a mí mismo?”. Tan pronto como una persona pueda decir que cree o que está dispuesta a creer, podemos asegurarte enfáticamente que ya va por buen camino.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 44

A mí siempre me fascinó el estudio de los principios científicos. Dios y la espiritualidad eran ejercicios académicos sin ningún significado. Era un hombre de ciencia moderno, el conocimiento era mi Poder Superior. Dado el correcto conjunto de ecuaciones, la vida era solamente otro problema que resolver. Sin embargo, mi ser interior se estaba muriendo por la solución propuesta por mi ser exterior a los problemas de la vid ay la solución siempre fue el alcohol. A pesar de mi inteligencia, el alcohol se convirtió en mi Poder Superior. Por el amor incondicional que emanaba de la gente y reuniones de A.A. me fue posible descartar al alcohol como mi Poder Superior. El vacío inmenso se llenó. Ya no me sentía solo y apartado de la vida. Había encontrado el amor de Dios. Hay solamente una ecuación que realmente me importa ahora: Dios está en A.A.

El lenguaje del adiós.

Rechazo a la vergüenza

La vergüenza puede ser una fuerza poderosa en nuestra vida. Es la marca de fábrica de las familias disfuncionales.

El legítimo, auténtico sentimiento de culpa es sentir o pensar que lo que hicimos no estuvo bien. Nos indica que necesitamos cambiar o alterar nuestra conducta, o que necesitamos reparar un daño.

La vergüenza es la agobiante sensación negativa de que no está bien ser lo que somos. La vergüenza es una situación en la que no hay forma de ganar. Podemos cambiar nuestros comportamientos, pero no podemos cambiar lo que somos. La vergüenza nos puede hundir en conductas contraproducentes y, a veces, autodestructivas.

¿Cuáles son las cosas que nos hacen sentir vergüenza?

Podemos sentirnos avergonzados cuando tenemos un problema o cuando el que lo tiene es alguien a quien amamos. Podemos sentir vergüenza por haber cometido errores o por haber tenido éxito. Podemos sentirnos avergonzados por ciertos sentimientos o pensamientos. Podemos sentirnos avergonzados cuando nos divertimos, cuando nos sentimos bien, o cuando somos suficientemente vulnerables para mostrarnos a los demás.

Algunos de nosotros nos sentimos avergonzados por el simple hecho de ser.

La vergüenza es un hechizo que otros nos echan encima para controlarnos, para que sigamos desempeñando nuestro papel en sus sistemas disfuncionales. Es un hechizo que muchos de nosotros hemos aprendido a echarnos encima solos.

Aprender a rechazar la vergüenza puede cambiar tu calidad de vida.

Está bien que seamos lo que somos. Somos suficientemente buenos. Nuestros sentimientos están bien. Está bien nuestro pasado. Está bien tener problemas, cometer errores y batallar para encontrar nuestro camino. Está bien ser humanos y apreciar nuestra humanidad.

Aceptarnos a nosotros mismos es el primer paso hacia la recuperación. Dejar ir la vergüenza acerca de quienes somos es el siguiente paso importante.

Hoy vigilaré las señales que me indican que he caído en la trampa de la vergüenza. Si me hundo en la vergüenza, saldré aceptándome a mí Mismo y afirmando que está bien ser como soy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: