Corriente Independiente de La Laguna

Febrero 2


Comida para el pensamiento.

Cómo dar gracias

Soy un tragón que siente gratitud, y que se está absteniendo por el día de hoy. Doy gracias por mi vida, por la oportunidad para crecer y solucionar problemas, y para amar y disfrutar lo que es bello. Doy gracias por los conocimientos que he adquirido, producto de la lucha y de la desesperación.

Doy gracias por TA. Sin el grupo, aún estaría yo aislado en un vano intento por controlar a mi modo, yo solo, mi manera de comer. Doy gracias por la serenidad y el gozo que aumentan diariamente a medida que voy siguiendo el programa de TA. Doy gracias por el amor y el apoyo que recibo de mis compañeros.

En forma especial, doy gracias por la abstinencia. Al elegir y aceptar este don, entro en un nuevo mundo de libertad. Ya no estoy a merced de la compulsión. Doy gracias por el trabajo, la diversión y el amor que me permite seguir con mi abstinencia.

Acepta mi agradecimiento

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Antes de quedar embrutecidos por “tragar”, obteníamos una satisfacción con las primeros bocados. Durante un rato el mundo parecía más resplandeciente. Pero, ¿qué hay acerca del desplome? ¿De la terrible depresión que nos llega después? En T.A. obtenemos un goce real; no una falsa sensación de alegría, sino un auténtico sentimiento de satisfacción de nosotros mismos y de auto-respeto y un sentimiento de fraternidad hacia el mundo. Con la “comida” obtenemos una especie de placer. Durante un tiempo breve pensábamos que éramos felices; más es solamente una ilusión. La cruda del día siguiente es lo opuesto al placer.

– ¿Estoy logrando en T.A. felicidad real, serenidad y paz?

Meditación del Día.

Practicaré el amor porque la falta de amor cerrará el camino. Trataré de ver el bien en todas las persona, tanto en las que me agradan como en las que me enfadan y me llevan la contra. Todos somos hijos de Dios. Trataré de ofrecer amor, ya que de otra forma ¿cómo puedo vivir en la Oración de Dios, donde no cabe nada no amoroso? Trataré de convivir con todos los seres, porque cuanto más amor entregue, más amor tendré.

Oración del Día.

Ruego poder hacer todo lo posible para amar a mis semejantes, a pesar de los muchos defectos que yo les vea. Pido que, así como yo amo, así sea amado.

Reflexión diaria A.A.

Rescatado por la rendición.

“La característica del llamado alcohólico típico es un sentimiento egocéntrico narcisista, dominado por sensaciones de omnipotencia, que intenta mantener a toda costa su integridad interior . . . Interiormente el alcohólico no acepta ser controlado por el hombre o por Dios. El, el alcohólico, es y debe ser el dueño de su propio destino. Luchará hasta el final por preservar esa posición.”

A.A. LLEGA A SU MAYORÍA DE EDAD, p. 306

El gran misterio es: “¿Por qué algunos de nosotros morimos de muerte alcohólica, luchando por conservar la ‘independencia‘ de nuestro ego, mientras otros parecen lograr la sobriedad en A.A. sin ningún esfuerzo?”.

La ayuda de un Poder Superior, el regalo de la sobriedad, me llegó cuando un inexplicable deseo de dejar de beber coincidió con mi disposición de aceptar sugerencias de hombres y mujeres de A.A. Yo tuve que rendirme porque sólo podía ser rescatado pidiendo la ayuda de Dios y de mis compañeros.

El lenguaje del adiós.

Confiemos en nuestro Poder Superior

“Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.”

Paso Tres de Al-Anón

Se habla mucho acerca de un Poder Superior, Dios, tal y como nosotros lo concebimos. Sentimos gran alegría cuando empezamos a entenderlo a Él.

La  espiritualidad y el crecimiento espiritual son la base del cambio. Recuperarse de la codependencia no es una tarea de “hágalo usted mismo”.

¿Es Dios un capataz implacable? ¿Un mago de duro corazón que nos avergüenza con trucos sacados de la manga? ¿Está sordo Dios? ¿Es descuidado? ¿ Nos abandona a nuestra suerte? ¿Rencoroso? No.

Un Dios amoroso, un Dios a quien le importamos. Ése es el Dios de nuestra recuperación. No más dolor que el que es necesario para nuestra curación y purificación. Tanta bondad y alegría como nos quepan en el corazón, en cuanto nuestro corazón se haya curado, esté abierto y listo para recibir. Dios: que nos aprueba, que nos acepta, que nos perdona al instante. Dios ha planeado darnos algunos regalitos para iluminar nuestro día, y a veces, sorpresas grandes, encantadoras, en el momento perfecto, perfectas para nosotros.

Maestro Artista, Dios tejerá juntas todas nuestras alegrías, tristezas y experiencias para crear un retrato de nuestra vida con profundidad, belleza, sensibilidad, color, humor y sentimiento.

Dios, tal como nosotros lo concebimos: un Dios amoroso. El Dios de nuestra recuperación.

Hoy me abriré al cuidado de un Dios amoroso. Luego, dejaré que Dios me muestre Su amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: