Corriente Independiente de La Laguna

Enero 4


Comida para el pensamiento.

Tres comidas al día

Para la mayoría de nosotros, abstenernos de comer en forma compulsiva significa hacer tres comidas al día, sin ingerir nada entre ellas. Antes de unirnos a T.A., a menudo hacíamos una larga comida, que se prolongaba durante todo el día. Por medio de este programa desarrollamos la disciplina de comer de acuerdo con nuestras necesidades en vez de hacerlo de acuerdo con nuestros antojos autodestructivos.

A menos que un doctor nos haya dicho lo contrario, no necesitamos más de tres comidas al día. A medida que practiquemos este patrón, reentrenaremos a nuestro enorme apetito y aprenderemos a funcionar en el mundo real. Podemos comer con nuestras familias en vez de “picar” y darnos atracones en secreto.

Planeamos nuestras tres comidas diarias, las escribimos y se las reportamos a nuestro padrino. Luego, en vez de “picar” aquí y allá y de estar pensando todo el día en comida, nos podremos olvidar de comer excepto cuando sea hora de hacer una comida planeada, con medida. Conforme vamos desarrollando hábitos alimentarios más disciplinados, descubrimos que otras áreas de nuestra vida también se van volviendo más ordenadas y productivas. Liberados del yugo de nuestra obstinación e impulsividad, nos guía la mano firme de nuestro Poder Superior.

Me siento agradecido por el orden y la cordura que T.A. ha traído a mi vida.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

¿He admitido que soy un tragón? ¿Me ha tragado mi orgullo y he admitido que soy diferente de los “comedores” normales? ¿He aceptado el hecho de que tengo que pasar el resto de mi vida sin comer compulsivamente? ¿Me queda alguna reserva, alguna idea en el fondo de mi pensamiento que algún día estaré en condiciones de “tragar” sin peligro? ¿Soy absolutamente honrado conmigo mismo y con las demás personas? ¿He hecho un inventario de mí mismo y he admitido los errores que he cometido? ¿He procedido bien con mis amigos?.

¿He tratado de reparar la forma en que lo he tratado?

Meditación del Día.

Creeré que, fundamentalmente, todo está bien. Me sucederán cosas buenas. Creo que Dios se preocupa por mí y tendrá cuidado de mí. No trataré de hacer planes para el futuro. Sé que el camino se abrirá paso a paso. Dejaré a Dios la carga del mañana, porque Él es el Divino Portador de la carga. Él solamente espera de mí que sobrelleve mi parte de un día.

Oración del Día.

Ruego que no trate de cargar sobre mis hombros el peso del universo. Pido que pueda sentirme satisfecho con desempeñar mi parte cada día.

Reflexión Diaria A.A.

Empieza donde estas.

“Creemos que el abstenernos de beber no es más que el principio. Una demostración más importante de nuestros principios nos espera en nuestros respectivos hogares, ocupaciones y asuntos.”

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS, p. 18

Generalmente me resulta fácil ser agradable con la gente en el ambiente de A.A. Mientras trabajo por mantenerme sobrio, estoy celebrando con mis compañeros en A.A. nuestra liberación común del infierno de la bebida. Frecuentemente no es tan difícil difundir buenas noticias entre mis viejos y nuevos amigos en el programa.

Sin embargo, en el hogar o en el trabajo, eso puede ser otro cantar. En las situaciones que se me presentan en esas dos áreas de mi vida, las pequeñas desilusiones de la vida diaria son más evidentes y puede ser muy difícil sonreír o llegar con una palabra bondadosa o un oído atento. Fuera de las salas de A.A. es donde me enfrento con la prueba real de la eficacia de mi paseo por los Doce Pasos de A.A.

El lenguaje del Adiós

Desliguémonos de los asuntos familiares

Podemos pintar una raya sana, un límite saludable, entre nosotros y nuestra familia nuclear, es decir, nos podemos desligar de sus asuntos.

Es posible que algún familiar nuestro sea adicto al alcohol o a alguna otra droga y que aún no esté en recuperación de su adicción.

También puede ser que tengamos familiares con rasgos codependientes no resueltos. Esos parientes pueden ser adictos a la desgracia, al dolor, al sufrimiento, al martirio y a la victimización. Otros familiares también pueden presentar aspectos de abuso o de familia de origen no resueltos. Podemos tener parientes adictos al trabajo, a la comida o al sexo.

En nuestra familia puede haber una estrecha comunicación o, por el contrario, ser una familia disfuncional en la cual los miembros tienen escaso contacto. Podemos ser como nuestra familia. Podemos amar a nuestra familia.

Sin embargo hay que recordar que somos seres humanos individuales con derechos y asuntos personales. Uno de nuestros principales derechos es el de empezar a sentirnos mejor y entrar en recuperación, independientemente de que nuestros parientes elijan hacer lo mismo o no.

No tenemos que sentirnos culpables por descubrir la felicidad y una vida que funciona. No tenemos que hacer nuestros los asuntos de la familia para demostrarle nuestra lealtad y nuestro amor.

A menudo, cuando empezamos a cuidar de nosotros mismos, nuestros parientes responden con intentos abiertos y encubiertos para hacernos caer dentro del viejo sistema y los antiguos roles. No tenemos por qué hacerlo. Sus intentos por hacernos sucumbir son asunto de ellos. El hecho de que cuidemos de nosotros mismos y nos curemos no quiere decir que no los amemos. Lo que quiere decir es que estamos solucionando nuestros problemas.

No tenemos que juzgarlos porque tengan asuntos sin resolver, ni tenemos por qué permitirles que nos hagan lo que quieran simplemente porque son nuestros parientes. Ahora somos libres, libres para cuidar de nosotros mismos con todos y con nuestros familiares. Nuestra libertad comienza cuando dejemos de negar sus problemas y, en forma adecuada pero asertiva, se los devolvemos para, de esa forma, solucionar nuestros propios problemas.

Hoy me apartaré de mis parientes. Soy un ser humano individual, aunque pertenezca a una unidad llamada familia. Tengo derecho a solucionar mis propios problemas y a crecer; mis familiares tienen derecho a sus propios problemas y el derecho a elegir cuándo y dónde solucionarlos. Puedo aprender a desprenderme con amor de mis parientes y de sus problemas. Estoy dispuesto a sortear cualquier sentimiento para lograrlo.

Anuncios

Comentarios en: "Enero 4" (2)

  1. Les agradezco tanto lo que mandan a diario!! Tengo miedo de no poderme controlar pero cuando los leo retomo fuerzas. Dios nos bendiga a todos.

    • ¿Conoces a mas compañeros que pueden interesarse por recibir este mensaje? Comparte tu experiencia y coméntales que pueden suscribirse!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: