Corriente Independiente de La Laguna

Diciembre 29


Comida para el pensamiento.

Trabajar en forma compulsiva

No queremos cambiar la compulsión por la comida por la compulsión por el trabajo. Éste es, también, un intento de escapar a la realidad. Trabajar en forma compulsiva es algo particularmente peligroso para nosotros, ya que cuando nos permitimos cansarnos en exceso, corremos el riesgo de romper nuestra abstinencia.

Trabajar de manera compulsiva implica que tenemos miedo de que lo que hacemos no es completamente bueno. Cuando no estamos seguros de nuestra propia valía es cuando tenemos que probar continuamente cuánto podemos lograr. El trabajo compulsivo es también una manera de evitar entablar relaciones significativas con familiares y amigos. Si tememos a la intimidad y a exponernos, a veces tratamos de escondernos bajo una fachada de exceso de ocupaciones.

Cuando Dios controla nuestra voluntad y nuestra vida, trabajamos de acuerdo con Su dirección. Tenemos fe en que lo que hagamos será aceptable y suficiente. Al creer que Dios cuida de nosotros, no nos fiamos únicamente de nuestras propias capacidades. Trabajar para un Poder Superior significa trabajar con serenidad y confianza, sabiendo que Él dirige y sostiene nuestros esfuerzos.

Enséñame a trabajar productivamente para Ti.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Al participar de los privilegios del movimiento, compartiré las responsabilidades y me comprometeré a cumplir con la parte que me corresponde de la carga con alegría y no de mala gana. Estoy profundamente agradecido por los privilegios de que gozo al ser miembro de este gran movimiento. Tengo una obligación que no eludiré. Con gusto cumpliré con mi parte de las cargas. Debido al gusto que me dará el hacerlo, dejarán de ser carga para convertirse en oportunidades.

– ¿Aceptaré todas las oportunidades con gusto?

Meditación del Día.

El trabajo y la oración son dos fuerzas que gradualmente están mejorando al mundo. Debemos trabajar para la superación de nosotros mismos y la de nuestros semejantes. La fe sin hechos es letra muerta. Pero todo el trabajo con la gente debe basarse en la oración. Si decimos una pequeña oración antes de hablar o de tratar de ayudar, nos servirá para ser más efectivos. La oración es la fuerza que está detrás del trabajo. La oración está basada en la fe que se tenga de que Dios está trabajando con nosotros y a través de nosotros. Podemos creer que nada es imposible en las relaciones humanas, si dependemos de la ayuda de Dios.

Oración del Día.

Ruego que mi vida esté equilibrada entre el trabajo y la oración. Pido que no trabaje sin la oración ni que ore sin trabajar.

Reflexión diaria A.A.

La alegría de vivir.

“. . . por lo tanto la alegría de vivir es el tema del Paso Doce de A.A.”

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 131

A.A. es un programa alegre. Aun así, de vez en cuando me resisto a dar los pasos necesarios para progresar y me encuentro rehusando tomar las medidas que podrían brindarme la alegría que tanto deseo. No me resistiría si aquellas acciones no tocaran algún aspecto vulnerable de mi vida, una parte que necesita esperanza y satisfacción. Repetidas experiencias de alegría tienen a suavizar las duras aristas exteriores de mi ego. Ahí reside el poder de la alegría para ayudar a todos los miembros de A.A.

El lenguaje del adiós

Vayamos hacia adelante.

“Aprender el arte de la aceptación causa muchísima pena.”

Ya no seas codependiente.

A veces, como parte del cuidar de nosotros mismos, llega el momento de terminar ciertas relaciones. A veces, llega el momento de cambiar los parámetros de una relación en particular. Esto es cierto en el amor, con las amistades, con la familia y en el trabajo

Las rupturas y los cambios en las relaciones no son fáciles. Pero a menudo, son necesarios.

A veces nos aferramos a relaciones que están muertas, por miedo a estar solos o para posponer el inevitable proceso de pena que acompaña a las rupturas. A veces necesitamos aferrarnos un tiempo, para prepararnos, para ponernos suficientemente fuertes y preparados para manejar el cambio.

Si eso es lo que estamos haciendo, podemos ser suaves con nosotros mismos. Es mejor esperar hasta el momento en que actuar nos parezca sólido, claro y consistente. Sabremos cuando hacerlo. Lo sabremos. Podemos confiar en nosotros mismos.

Saber que una relación está cambiando o que está a punto de terminar es una situación incomoda, especialmente cuando aún no es tiempo de actuar pero sabemos que se acerca el momento. Puede ser embarazoso e incómodo, a medida que se cierra la lección. Podemos volvernos impacientes por cerrarla, pero aún no nos sentimos con fuerza para hacerlo. Eso está bien. El momento todavía no es el correcto. Algo importante aún está sucediendo. Cuando sea el momento preciso, podemos confiar en que ocurrirá. Recibiremos la fuerza y la capacidad para hacer lo que necesitamos hacer.

Terminar relaciones o cambiar los límites de una relación en particular no es fácil. Requiere valor y fe. Requiere de una disposición de parte nuestra para cuidar de nosotros mismos, a veces para quedarnos solos una temporada

Deja ir el miedo. Entiende que el cambio es una parte importante de la recuperación. Amate lo suficiente para que hagas lo que necesites hacer para cuidar de ti mismo, y encuentra la suficiente confianza para creer que volverás a amar de nuevo.

Nunca estamos volviendo a empezar. En la recuperación estamos yendo hacia delante en una progresión de lecciones perfectamente planeada. Nos encontramos con cierta gente –en el amor, en la familia, con los amigos, en el trabajo- cuando necesitamos estar con ella. Cuando hayamos dominado la lección, seguiremos adelante. Nos encontraremos en un nuevo lugar, aprendiendo nuevas lecciones, con gente nueva.

No, las lecciones no son dolorosas. Llegaremos a ese lugar donde podremos aprender, no a partir del dolor, sino de la alegría y el amor. Nuestras necesidades serán satisfechas.

Hoy aceptaré el lugar donde me encuentro en mis relaciones, aunque ese lugar sea difícil e incómodo. Si estoy en medio de una ruptura, la enfrentaré y aceptaré mi pena. Dios mío, ayúdame a confiar en que el sendero en que me encuentro ha sido perfecta y amorosamente planeado para mí. Ayúdame a creer que mis relaciones me están enseñando lecciones importantes. Ayúdame a aceptar y a tener gratitud por las relaciones a medias, por las que terminan y por los nuevos comienzos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: