Corriente Independiente de La Laguna

7 de julio


Reflexión diaria A.A.

… Y desprenderse de el.

“. . . primordialmente el miedo de perder algo que ya poseíamos o fallar en conseguir algo que exigíamos. Al vivir sobre una base de exigencias insatisfechas, nos manteníamos en un estado de continua perturbación y frustración. Por consiguiente, no tendríamos paz a menos que pudiésemos encontrar los medios de reducir esas exigencias. La diferencia entre una exigencia y una sencilla petición resulta obvia para cualquiera”.

DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 81

Para mí, la paz es posible solamente cuando renuncio a mis expectativas. Cuando estoy atrapado en pensamientos respecto a lo que yo quiero y lo que debo recibir, estoy en un estado de temor o de anticipación inquieta y esto no conduce a la sobriedad emocional. Yo debo rendirme – una y otra vez – a la realidad de mi dependencia de Dios, porque entonces encuentro la paz, la gratitud y la seguridad espiritual.

Comida para el pensamiento.

La vida es oportunidad

Cada mañana, al despertarnos, le damos gracias a nuestro Poder Superior por otro días más de abstinencia.  Cada hora que se nos da es una oportunidad para crecer interiormente y para aprender y servir.  Podemos creer que Dios tiene un plan para cada día que nos da y que Él lo revelará paso a paso mientras estemos atentos para escuchar Su guía.

Si estamos empeñados en llevar a cabo nuestras propias ideas y proyectos, podemos no oír la guía que viene de Dios.  Necesitamos permanecer abiertos y flexibles para que Él pueda usarnos como quiera.

Considerar el tiempo y las tareas que tenemos como oportunidades para servir nos salva de la ansiedad y preocupación centradas en uno mismo.  No tenemos que ser compulsivos acerca de nuestro trabajo y actividades.  Dios sabe cuál es nuestra capacidad y no nos dará más de lo que podamos manejar.  Él está siempre listo para dirigir nuestros esfuerzos cuando recurrimos a Él.

 –      Gracias por la oportunidad de vivir y de servir hoy.

24 horas al día.

Pensamiento del Día.

Habíamos llegado a ser personas espiritual, emocional y físicamente sin esperanza. El poder que nos controlaba era superior a nosotros, era la comida. Muchos tragones han dicho: “Yo no había llegado tan lejos; yo no había perdido mi trabajo por causa de la comida; yo conservaba todavía mi familia; yo me las arreglaba para no ir a parar a al hospital. Es cierto que algunas veces comía demasiado y sospecho y que me portaba como un asno cuando lo hacía; pero todavía pensaba que podría controlar mi tragazón. Realmente, no creo que yo era un tragón”.

– ¿He cambiado totalmente mi manera de pensar?

 Meditación del Día.

 

Por doloroso que sea el presente, algún día se verá la razón para que así sea. Se verá que no era sólo una prueba, sino que la preparación para el trabajo de por vida que se ha de realizar. Hay que tener fe en que las oraciones y aspiraciones se contestarán y realizarán algún día. Serán contestadas en una forma que quizá parezca dolorosa, pero que es el único camino recto. El egoísmo y el orgullo nos hacen desear cosas que con frecuencia no son buenas para nosotros. Necesitan ser eliminados de nuestro ser. Tenemos que librarnos de los obstáculos que nos estén reteniendo, antes que podamos esperar que nuestras oraciones sean contestadas.

 

Oración del Día.

Ruego porque pueda estar dispuesto a pasar por un período de prueba. Pido poder confiar en Dios para el logro del éxito.

El lenguaje del adiós.

Saca todo.

“Permítete tener una buena sesión de quejas.”

Woman, sex, and addiction (La mujer, el sexo y la adicción) Dra. Charlotte Davis Kasl.

 

Sácalo. Prosigue. Sácalo todo. Una vez que iniciamos la recuperación, podemos sentir que no está bien quejarnos y lamentarnos. Podemos decirnos a nosotros mismos que si realmente estuviéramos trabajando un buen programa, no tendríamos necesidad de quejarnos.

¿Qué significa eso? ¿Qué no tengamos sentimientos? ¿Qué no nos sintamos abrumados? ¿Qué no necesitamos echar fuera el vapor o trabajar en partes de la vida que no son tan agradables, no son tan perfectas o no son tan bonitas? Podemos permitirnos dejar salir nuestros sentimientos, correr riesgos y ser vulnerables con los demás. No tenemos que guardar la compostura todo el tiempo. Eso suena más a codependencia que la recuperación.

Sacarlo todo no significa que necesitemos ser víctimas. No significa que necesitemos gozar de nuestra aflicción, encontrando un estatus en nuestro martirio. No significa que no vayamos a fijar límites. No significa que no vayamos a cuidar de nosotros mismos.

A veces, echarlo todo fuera es una parte esencial de cuidar de nosotros mismos. Llegamos a un punto de sometimiento para que podamos seguir adelante.

La auto revelación no significa únicamente que reportemos con tranquilidad nuestros sentimientos. Significa que ocasionalmente tomemos el riesgo de compartir nuestro lado humano, el lado donde están los miedos, la tristeza, el dolor, la rabia, la ira irracional, el hastío o la falta de fe.

Podemos permitirnos mostrar nuestra humanidad. En el proceso, les damos permiso a los demás de ser humanos también. La gente ” que está junta” tiene sus momentos de no- tanta- unión. A veces, desmoronándonos –sacándolo todo- es como nos volvemos a unir.

–      Hoy dejaré que salga todo si necesito un alivio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: