Corriente Independiente de La Laguna

4 de julio


Días festivos

Las vacaciones llegan y se van.  Nuestra alternativa sigue siendo la misma: abstenernos o comer en exceso.

Las vacaciones por lo general se asocian con una sobreabundancia de comida especial.  Los que tienen la fortuna de no ser comedores compulsivos pueden entregarse a la comida un día o dos.  Sin embargo, nosotros no podemos.  En nuestro caso, entregarnos un día a comer significa el principio de una caída hacia la pérdida de control y la consiguiente desesperación.  ¿Qué clase de celebración es ésta si vamos a terminar cayendo en la trampa de la compulsión de comer?

Todos los días podemos celebrar nuestra libertad guardando la abstinencia.  Cuando lleguen las vacaciones, las disfrutaremos más absteniéndonos que lo que las disfrutábamos cuando le dábamos rienda suelta a la comida.  Nos hemos liberado de los remordimientos y de los sentimientos de culpa, así como del pánico que nos asalta cuando perdemos el control.  Tenemos libertad para pensar acerca del más profundo significado del día festivo, cualquiera que sea la celebración, lo que tiene más sentido que comer o beber.

Cuando la abstinencia  sigue siendo la parte más importante de nuestra vida, sin importar qué día sea, entonces cada día se convierte en una celebración, por lo que los días de fiesta se vuelven una bendición en vez de ser un desastre.

Señor, que celebre éste y todos los días con mi abstinencia.

Pensamiento del Día.

En Alcohólicos Anónimos no existe la idea del beneficio individual; ninguna codicia ni lucro; ninguna cuota de afiliación; ninguna obligación. Únicamente las contribuciones voluntarias de nuestro dinero y de nosotros mismos. Todo lo que esperamos es la sobriedad y la recuperación, de modo que podamos vivir vidas normales y respetables y ser reconocidos por los demás como hombres y mujeres dispuestos a hacer por otros lo que ha sido hecho por nosotros. Realizamos estas cosas mediante la ayuda recíproca, siguiendo los doce pasos y por la gracia de Dios.- “¿Estoy dispuesto a trabajar por A.A. sin provecho material para mí?”.

Meditación del Día.

Lo que algunas veces es llamado conversión por la religión, con frecuencia solamente es el descubrimiento de Dios como un amigo en momentos de necesidad. Lo que a veces es llamado religión, a menudo es únicamente el conocimiento espiritual de la ayuda y fortaleza del poder de Dios en nuestras vidas. Lo que a veces es llamado perfección, es frecuentemente tan sólo la invitación de Dios para ser nuestro amigo. Cuando Dios llega a ser nuestro amigo, llegamos a ser amigos para los demás. Experimentamos la verdadera amistad humana y por esta experiencia podemos imaginar qué clase de gran amigo puede ser Dios. Creemos que Él es un amigo infatigable, altruista, victorioso, hacedor de milagros. Podemos elevarnos hasta el Gran Amigo y, figuradamente, tomar su mano entre las nuestras.

Oración del Día.

Ruego poder pensar en Dios como un gran amigo en momentos de necesidad. Pido poder acompañar a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: