Corriente Independiente de La Laguna

Archivo para enero, 2011

El camino hacia la serenidad y la paz mental: encarando la vida


Tarde o temprano, todas las personas llegan a un punto en que la vida parece volverse demasiado grande para soportarla. La vida realmente nunca es mucho para nosotros, pero puede parecerlo. Cuando esto sucede, tenemos que volver a enfocar la vida. Hemos perdido nuestra perspectiva, pero podemos recuperarla.

Puedes haber llegado a pensar que el mundo es indescriptiblemente vasto -la tierra, veinticinco mil millas de circunferencia, y el espacio exterior, lleno de mundos desconocidos-

Pero, prácticamente, el mundo se limita a tu casa, tu tienda y tu pueblo. Aún si fueras a la India, París o Hong-Kong, tu mundo no sería más grande que el interior del avión y, no irá más allá que el aeropuerto más cercano.

Puedes haberte imaginado al mundo como un hervidero de millones y millones de personas. En realidad, tu mundo consiste de un muy pequeño número de personas – aquellos con quienes vives, aquellos con quienes trabajas y aquellos con quienes te relaciona.

¿Y el horrible y amenazante futuro? ¿Esa pesadilla sin fin de días y años sombríos? ¡Ni siquiera puedes soportar pensar en eso! Bueno, pues deja totalmente de pensar en eso. Sólo puedes vivir un segundo a la vez, justamente este minuto. Puedes pensar sólo una cosa a la vez, hacer una cosa a la vez; de hecho, sólo puedes dar un respiro a la vez para vivir: Así que deja  de vivir en un mañana que puede nunca venir y comienza a vivir un día a la vez: ¡HOY!

Planea para mañana, pero vive solo hasta esta noche. En resumen, ese gran espantapájaros que es la vida, puede ser cortada a su tamaño  real. La vida es sólo este lugar, este momento y estas personas aquí y ahora. Eso lo que puedes manejar, al menos por el día de hoy.

“¡Pero si mi vida es sólo un problema tras otro”! Por supuesto, así es la vida.

No se como  será contigo, pero a mí me tomó mucho tiempo darme cuenta que, al menos algunos de estos problemas, yo mismo los había creado. Por ejemplo, pensaba que era mi responsabilidad tratar de resolver los problemas de otras personas, arbitrar sus disputas, y enseñarles a como vivir sus vidas. Me sentía herido cuando rechazaban mis consejos no solicitados. Finalmente, aprendí que no puedes ayudar a la gente, a no ser que realmente necesiten ayuda, estén dispuestos a ser ayudados, quieran que tú les ayudes y te pidan a ti que los ayudes. Y aún así, tú solo puedes ayudarles a ayudarse a sí mismos.

A un viejo árabe, cuya tienda estaba ubicada al lado de un grupo de escandalosos musulmanes le preguntaron:

-¿No le molestan? ¡No!

-¿Qué hace con respecto a ellos? ¡Los dejo hacer escándalo!

Yo me causé mucha preocupación innecesaria tratando de “no ser egoísta”, de pensar primero en todos los demás y al final en mi y de tratar de complacer a todos. Pero no se puede complacer a todos. Puedes matarte haciendo esto y aquello para complacer a tus primos, hermanas y tías, y terminar dándote cuenta de que de un modo u otro no se afectaron. “¡complace a todo el mundo, y nadie quedará complacido!” “¡Complácete a ti mismo y al menos tú estarás complacido!”. La caridad comienza por casa y, un claro interés por uno mismo, es un don básico de la naturaleza humana. Puedes ahorrarte mucha tristeza admitiendo la inutilidad de tratar de complacer a todo el mundo o de tratar de complacer a alguien que simplemente no puede ser complacido.

Un sorprendente número de personas creen que otras pueden herir sus sentimientos. No te creerán cuando les digas que eso no es cierto, ¡que nadie puede herirlas a no ser que se dejen! Si la crítica irresponsable o irracional te causa infelicidad, al menos eso es en parte culpa tuya. Todos decimos: “No me importa lo que digan los demás,” pero lo trágico es que sí nos importa y aparentar lo contrario empeora las cosas.

¿Que hacer? Trata de poner oídos sordos a la persona que te irrita o enoja, proponte que no pondrás atención a lo que “él” o “ella ” digan y hazlo en serio. No lo creerás hasta que lo intentes. Si rehúsas por lo menos intentarlo, algún alma cínica y desconfiada (como yo, por ejemplo) puede sospechar que tal vez estás tan metido en el hábito de que te estén hiriendo los sentimientos, que te aburres haciendo lo contrario.

Demasiado para sufrimientos innecesarios.

¿Y qué pasa con los problemas reales, los que vienen a pesar de lo que hacemos, pensamos y decimos? Ese problema aterrador que no tiene solución aparente. Detengámonos un minuto y veamos lo que es realmente un problema.

Un problema es un conjunto de circunstancias que amenazan tu bienestar. Y ¿qué son circunstancias? Circunstancias son personas y cosas. Así que “resolver nuestros problemas” significa realmente hacer a las personas y cosas como nosotros queremos. A veces podemos hacerlo. En la mayoría de los casos no podemos. Entonces, ¿qué?

Hay varias cosas que podemos hacer. Podemos buscar a nuestro alrededor a alguien o a algo a quien echarle la culpa. O podemos poner ceniza en nuestro pelo, usar zapatos rotos con suelas gastadas, acentuar nuestras arrugas, y salir gritando a nuestro amigos: “Pobre, pobre de mi!” Podemos tener éxito en hacer a nuestra familia sentirse infeliz. Podemos perseguir doctores. Podemos acechar a nuestro pastor o cura, golpearnos el pecho y gritarle a Dios; “Qué he hecho para merecer esto?”

ACEPTACIÓN: Estos  diversos “remedios caseros” -echarle la culpa a todo el mundo, la autocompasión y los demás- sólo tienen un resultado: Hacen a todos, incluso a nosotros mismos, más infelices, y se suman a nuestras dificultades sin solucionarlas. ¿Debemos ¡maldecir a Dios y morir!? No.

Haz lo que hace el político: ¡Sí no puedes vencerlos, únete a ellos! Si no puedes solucionar tus problemas, aprende a vivir con ellos y a pesar de ellos.

“¡Ah, claro que sí; así de fácil!” Está muy bien decir: “Aprende a vivir con ellos” pero otra cosa es hacerlo.

¿Como se hace eso? Muy simple, mi amigo; tan simple que no lo intentarías a no ser que estuvieras desesperado. Si estás lo suficientemente desesperado, tratarás cualquier cosa. Así que intenta algo que funcione: ¡INTENTA LA ACEPTACIÓN!

La aceptación es la única fuente real de tranquilidad, serenidad y paz. También se conoce como “Abandono”, “Inclinarse ante lo inevitable”, “Unírseles”. Puede adquirirse si tienes un deseo urgente de ayudarte y estás dispuesto a pedirle a Dios que te ayude.

Para nuestra suerte, la fórmula perfecta para la aceptación, simple y práctica como un abrelatas, está a mano, esperando que la usemos así como cientos de miles lo han hecho antes que nosotros, Escrita por Reinhold Niebuhr, se conoce en todas partes como la “Oración de la Serenidad”.

Poder Superior:

Concédeme

SERENIDAD

para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

VALOR

para cambiar las que si puedo y;

SABIDURÍA

para distinguir la diferencia.

Los números de 2010


Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Wow.

Números crujientes

Imagen destacada

Un Boeing 747-400 transporta hasta 416 pasajeros. Este blog fue visto cerca de 5,100 veces en 2010. Eso son alrededor de 12 Boeings 747-400.

 

In 2010, there were 68 new posts, growing the total archive of this blog to 69 posts. Subiste 20 imágenes, ocupando un total de 530kb. Eso son alrededor de 2 imágenes por mes.

The busiest day of the year was 23 de noviembre with 295 views. The most popular post that day was Comiendo por mamá.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran mail.live.com, mail.yahoo.com, es.wordpress.com, blogmoda.com y facebook.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por tragones anonimos, tragones anonimos chihuahua, tragones anonimos torreon, tragones anonimos en torreon y tragones anonimos aguascalientes.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

Comiendo por mamá noviembre, 2010
2 comentários

2

Grupos junio, 2010

3

¡Bienvenid@! junio, 2010

4

Herramientas junio, 2010

5

Doce Pasos agosto, 2010

Mi nombre es Lety M. soy una enferma de tragonismo


Llegué al grupo por un mensaje que me pasó mi mamá, ella no tenía grupo pero me decía que una sobrina de ella había bajado muchos kilos en un anexo de Durango.

Antes de llegar al grupo yo pesaba hasta 105 kg. y en el intento de bajar de peso probé de todas las dietas que me decían, la de la luna, el plátano, agujas, pastillas, tés y la de Angélica María, que era la que estaba de moda en ese tiempo. Me sentía muy mal al hacerla, el no poder dormir en noches completas, temblor, resequedad en la boca, taquicardia y mal humor. Hacia todo para bajar de peso menos dejar de comer porque aún con todo lo que tomaba yo comía y bajaba de peso pero dejaba todo eso y volvía a subir. Sentir el sufrimiento que la ropa no te queda, las rozaduras en las piernas, el calzón que me aprieta y se revienta y que casi te destroza la piel al igual que el brassier; esas marcas que me dejaban. Hasta que llegué al grupo de Tragones Anónimos y empecé a hacer el plan de alimentación, la primera semana baje 2.800 Kg. y empecé a hacer cuentas en cuanto tiempo cuanto bajaría de peso. Al llegar al grupo contaba con 89 Kg. y en 3 meses baje 20 Kg. Así dure como unos 8 años. Yo creí que jamás iba a recuperar los kilos pues no sabia que la obesidad es una enfermedad incurable, progresiva y mortal y tardé mucho tiempo en hacer conciencia de que si yo sigo tragando, los kilos me van a seguir acompañando, pero si yo hago un plan de alimentación puedo volver a llegar a un peso, muchas veces me he querido ir del grupo, pero pienso que Tragones Anónimos ya forma parte de mi vida, que ya no podría vivir sin un grupo. He visto como a través de estar aquí, esta enfermedad es cruel, muchos compañeros que se han ido, y otros, ya no viven; todo por no estar en un grupo y esta experiencia es lo que a mi me ha servido para quedarme. Por la gracia de Dios mi vida ha cambiado, he tratado de enfrentar la vida con sus buenos y malos momentos; me dijeron que los tiempos buenos estaban por llegar y lo mas hermoso que he recibido a través de estar en el grupo es ver las manifestaciones de Dios. El estar bien de mi columna que en un tiempo estuve en cama paralizada por 3 meses sin poder caminar y no depender de medicamentos para el dolor y tantas cosas que Dios me ha dado, entre ellas el estar dentro de un grupo. Como servidora de Tesorería me fui conociendo mi defecto de avaricia y me di cuenta que si yo doy, Dios me regresa mas y el defecto se fue limando. Como servidora de anexo me dejó mucha enseñanza y orden, pero sobre todo ver mi enfermedad de obesidad a través de mis compañeros y ver como se van yendo los kilos y me voy poniendo diferente.   Y como servidora de publicidad siempre vi como mis compañeros se iban a pasar el mensaje y desde que llegué yo, quería ir con mucho miedo porque yo creía que era para lucirme porque había bajado 20 Kg. Pero al pasar el tiempo de este servicio en dos ocasiones me he dado cuenta del compromiso que tengo conmigo al invitar a alguien para que vaya al grupo y ver como mi enfermedad de defiende. Cuando llegue al grupo me dijeron que nunca se te olvide como llegaste porque el servir a otro te da vida y el compartir mis experiencias es para seguir reviviendo y este servicio me recuerda mi obesidad. Si tienes un familiar, un amigo o vecino con problemas, hazle saber que hay un lugar que es

“Tragones Anónimos”,

Grupo FUENTE DE VIDA

Av. Ocampo y González Ortega,

Tels. (871) 718-87-46 y (871) 718-16-99

Torreon, Coah.

La fuerza de un Poder Superior como cada quien lo conciba


Cierto día, me sentí con ganas de tomar debido a los problemas que tenía con mi pareja; problemas como consecuencia de la vida cotidiana y decidí buscar la ayuda de un padrino del Grupo al que asistía, pero éste había recaído y eso me bajó la moral. Mis ganas de beber aumentaron, pensé: si mi padrino había bebido, ¿yo por qué no? Y compré dos cervezas grandes que, con muchas ganas, me dispuse a tomar; pero mi hija me expresó tristemente que no tomara, porque esto me ocasionaría muchos problemas con mi pareja y descuidaría a mis hijos; yo pretexté que mi Grupo me quedaba muy lejos y, además, era muy tarde; entonces Dios se manifestó a través de mi hija y ésta me dijo: “vamos, yo te acompaño a un Grupo que está aquí cerca”; decidida, mandé llamar a mi ahijada para que cuidara a mis otros dos hijos pequeños; tomé mi cazadora y salí, guiada por mi hija, hacia ese Grupo desconocido para mí. En el camino yo quería regresarme a mi casa, sentía vergüenza de llegar a ese Grupo, no sabía cómo me iban a recibir y esto me intimidaba.

Cuando llegué, me preguntaron si era la primera vez que asistía a AA, yo comenté que no. Fue cuando conocí y aprendí que todos los Grupos están unidos por causas similares y los mismos propósitos; los mismos compañeros, aunque desconocidos están unidos por los mismos sentimientos y esperanzas de recuperarse, rehacer una vida y compartirla con la sociedad, vivir en paz con nuestros semejantes y nuestra familia; todos unidos con la fe y con las fuerzas que Dios nos da para recuperarnos.

Anónimo

OA cumple 51 años.


OA (Comedores Compulsivos Anónimos) está celebrando 51 años desde su fundación. Nos unimos con alegría al regocijo de esta Asociación y deseamos fraternalmente que lo celebren en perfecta armonía, es innegable el beneficio desplegado a lo largo de tantos años.

Aquí la historia de la fundación de esta importante organización.

Rozanne era una pequeña mujer de 29 años, con 1.45 mts. De estatura y 70 kilos de peso, que vivía en Los Ángeles, California. Llevaba 3 años de casada y tenía dos pequeñas niñas. Era una noche del mes de Nov. De 1958 cuando estaba en su casa preparándose para su rutina diaria: Ver Tele y atiborrarse de comida.

En ese momento pasaban el show de Paúl Coats, un periodista y entrevistador muy famoso a nivel nacional, quien entrevistaba a un miembro de un nuevo grupo de anónimos que se llamaba Jugadores Compulsivos Anónimos. Al escuchar de que se trataba, ella se intereso mucho en esos conceptos pues su esposo Marvin tenía un amigo que era jugador compulsivo; así que al día siguiente investigó donde eran las juntas y para allá fueron llevando al amigo. Lo que nunca se figuró fue que personalmente quedaría profundamente marcada para el resto de su vida, y que estaba a punto de comenzar una gran empresa.

En aquella primera junta se identificó mucho con aquellas personas, sintiéndose exactamente como ellos, con la única diferencia de que ella comía en lugar de apostar. Entonces supo que esto era una enfermedad la cual en un futuro se le conocería como “Comer Compulsivamente”, y que ella tenía esta enfermedad.

Y así comienza a buscar en la guía telefónica a una agrupación que había oído mencionar que ayudaba a las personas a perder peso. Pero no tuvo suerte, no encontró nada.

Exactamente un año después, en Dic. De 1959, luego de unas vacaciones fuera de Los Ángeles, ya pesaba 10 kilos de más. Los médicos y las dietas no la habían ayudado. Tampoco los años de psicoterapia. Estaba más gorda que nunca.

Frenética y desesperada regreso a aquel grupo de jugadores compulsivos y decidió quedarse con ellos. Después de esa sesión, se acercó a JIM, el fundador, y temblando le preguntó si creía que su organización pudiese ayudarla a ella una comedora compulsiva. El le contestó que no veía porque no, pues él había ido a Alcohólicos Anónimos antes de iniciar este grupo. Entonces Rozanne, que se encontraba al borde de la locura, le manifiesta su deseo de crear una organización que la ayudara a ella y a otros comedores compulsivos.

En ese momento, Jim le extiende la mano ofreciéndole su apoyo, sus consejos, su aliento, su estímulo y su ayuda incondicional, iniciando así un trabajo de titanes para desarrollar lo que hoy es OA, una organización con miles de grupos regados por los cinco continentes.

Al día siguiente principia la búsqueda de mujeres pasadas de peso, encontrando un rechazo total. ¿Como no? Si estaba tremendamente gorda. Pero esto no la desanimó y siguió buscando hasta que una vecina, Jo, le aceptó probar y juntas fueron a una reunión de Jugadores Compulsivos. Ahí estaba Berenice, la esposa de un jugador compulsivo la cual también aceptó, y de esta manera da comienzo la primera reunión de tres compañeras con un problema en común. Era el martes 19 de Enero de 1960.

Un comedor compulsivo hablando con otro comedor compulsivo. Esta es la esencia espiritual de los grupos de 12 pasos y ya estaba presente entre ellas. Compartiendo sus problemas se identificaron, buscando una solución para el problema común: el comer Compulsivamente. Expresaban sus sentimientos, sus frustraciones, sus problemas, sus resentimientos, envidias, enfados y baja auto estima. ¡Que alivio! Saberse comprendidas y confiadas de que en ese lugar se darían mutuamente la compasión, la fuerza, la Fe y la Esperanza que necesitaban para vencer su enfermedad. Ellas realmente tenían una triste vida con esta forma excesiva de comer. Tenían una compulsión que les producía sentimientos de despecho, tristeza y desesperación. Nadie en el mundo las comprendía; pero entre ellas sí se comprendían y así entablaron una reunión semanal y se comenzaron a comunicar telefónicamente casi a diario.

Conforme pasaba el tiempo mas gente llegaba, pero no muchos se quedaban. Sin embargo, luego de 10 meses eran ya 7 mujeres las que se juntaban compartiendo y enfrentándose a su problema con gran Esperanza y confianza.

Pues bien, para dar a conocer esta recién nacida organización, decidieron solicitar corno en su momento lo hicieron los jugadores anónimos, una entrevista televisiva con Paúl Coats en su show. En Noviembre de 1960 les ofrecieron esta oportunidad. La respuesta del público fue increíblemente abrumadora. Recibieron 500 cartas en los siguientes dos meses. Después de esto, CCA empezó a expandirse y a crecer. Muchos grupos nacían y florecían en diferentes partes del país. CCA estaba encaminado. Así pues, la fundadora se enfrasca en la tremenda tarea de organizar esta Hermandad:

  • Adaptar Pasos, Tradiciones y Conceptos. *Escribir literatura propia e imprimirla.
  • Crear un logotipo
  • Iniciar un boletín informativo que luego se convertiría en la revista mensual LIFELINE.
  • Decidir y solucionar diversas controversias
  • Crear un Consejo de Administración
  • Abrir una Oficina Nacional de Servicio que luego se volvió Mundial.
  • Reclutar trabajadoras voluntarias y emplear profesionales para estructurar la organización. (Como crear documentos, exentar impuestos, y atender todas las disposiciones legales).
  • Estos Documentos se crearon para tener una base sobre la cual trabajar y operar.
  • Organizar Conferencias de Servicio y Convenciones Nacionales y Mundiales.

Trabajo intensivo


…trabajo intensivo con otros alcohólicos . . . Funciona cuando fallan otras actividades.

ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS. p. 83

“La vida tendrá un nuevo significado”, como dice el Libro Grande (p. 83). Esta promesa me ha ayudado a evitar el egoísmo y la autoconmiseración. Ver a otros desarrollarse en este maravilloso programa y verlos mejorar la calidad de sus vidas es una recompensa inapreciable por mi esfuerzo para ayudar a otros. El autoexamen es otra recompensa más para la recuperación continua, así como lo son la serenidad, la paz y el contentamiento. La energía derivada de ver a otros en el sendero del éxito, de compartir con ellos la alegría del viaje, da un nuevo sentido a mi vida.

Nuestras herramientas


  • Mantengámoslo sencillo.
  • Tómalo con calma.
  • Vive y deja vivir.
  • Un día a la vez.
  • Primero lo primero.
  • Únete a los triunfadores.
  • Sigue viniendo.
  • Escucha.
  • Pídele a tu Poder Superior la ayuda para mantenerte sobrio hoy, y dale las gracias al final del día.
  • Lee la Literatura de TA.
  • Guarda un momento de quietud en la mañana y en la noche.
  • Evita los cuatro “demasiados”: no permitas sentirte demasiado Hambriento, ni demasiado Enojado, ni demasiado Cansado, ni demasiado Solo.
  • Practica, no analices.
  • Todos juntos podemos hacer, lo que yo no puedo solo.
  • En la mañana, decide que clase de día vas a tener.
  • Empieza el día cada vez que lo necesites.
  • Substituye un pensamiento negativo por uno positivo.
  • Toma una actitud de agradecimiento.
  • Trata a la gente como quieras que te traten.
  • Solo por la gracia de Dios.
  • Elabora planes, no resultados (Haz planes pero no planees los resultados)
  • Mantén bajas tus expectativas y alta tu aceptación.
  • Entrégaselo a tu Poder Superior.
  • Mi Poder Superior existe ahora, si elijo vivir en el pasado o en el futuro entonces estaré actuando solo.
  • Ya no tengo porque estar solo.
  • Si quieres conservarlo tienes que pasarlo.
  • Actúa como hablas.
  • Dedica el mismo tiempo a escuchar que a hablar.
  • Ten cuidado como vives, tu puedes ser el único ejemplar del Libro Grande que alguien tenga a la vista.
  • Acción es la palabra mágica.
  • Tu respuesta está en tu interior.
  • Hay que derrotarse para poder triunfar.
  • Las coincidencias son milagros en los cuales Dios prefiere permanecer anónimo.
  • No te tomes muy en serio.
  • Todo está sujeto a cambio.
  • Locura es hacer la misma cosa una y otra vez, esperando resultados diferentes.
  • No te comas el primer bocado compulsivo.
  • Niégate a volver a sentir.
  • Acción en vez de reacción.
  • Aceptación es ver las cosas como son en realidad, sin aprobar o desaprobar.
  • Realiza actos de amor.
  • No soy perfecto.
  • El valor no es la ausencia del miedo; es la voluntad de actuar a pesar del miedo.
  • Las actitudes son contagiosas, ¿Vale la pena que la mía se contagie?
  • Mi labor consiste en mejorar el tiempo presente.

La comida no es amor


Con la cabeza, sabemos que la comida no es lo mismo que el amor. Cuando este hecho se hunde en nuestras emociones, traducido en acción, nos libera de nuestra obsesión por la comida. Para poder alcanzar ese punto de desarrollo emocional, necesitamos abstenernos físicamente de la compulsión de comer. Mientras tengamos una adicción física a los azúcares y harinas refinados y a las comidas que nos llevan al atracón, no tendremos la perspectiva necesaria para alejarnos del apego emocional que tenemos hacia este tipo de alimentos.

 

Para los bebés y los niños es fácil confundir el amor con la comida. A medida que crecen aprenden a discriminar entre ambos. Si somos comedores compulsivos, necesitamos el programa TA y un despertar espiritual para que se aclare nuestra confusión. Nos falta mucho por crecer emocional y espirítualmente.

 

Si nuestras necesidades tempranas de amor no fueron satisfechas, ninguna cantidad de comida las podrá compensar. Es al dar amor que somos capaces de llenar nuestro vacío interior, y es por medio de nuestro Poder Superior que se nos cura y se nos capacita para amar.

 

Que recordemos de corazón que la comida no es amor

 

 

 

Atendió IMSS a personas que abusaron en las cenas de Navidad y Año Nuevo


Y sí dieron sus atracones atendió IMSS a personas que abusaron en las cenas de Navidad y Año Nuevo

Pasadas las fiestas de Navidad y Fin de Año, derechohabientes del Seguro Social acuden a causa de los excesos cometidos durante los pasados festejos; sobretodo pacientes con diabetes e hipertensión.

Por ello, la Institución insistió, especialmente con las personas que cursan enfermedades crónicas, en que sean estrictos en llevar a cabo las recomendaciones médicas, tanto en mantener la medicación como la dieta a que están sujetos conforme a su problema de salud, no solo durante épocas especiales, sino durante todo el año.

Derechohabientes con problemas de gastritis, reflujo, dolores de cabeza prolongados, colesterol y triglicéridos disparados, azúcar eleva da o presión alta, conforman hasta el 80 por ciento de los pacientes que consultan a los médicos familiares en estos primeros días del año 2011 y cuyos malestares obedecen a que en los días previos en alguna forma abusaron de la ingesta de ciertos alimentos ricos en carnes rojas, grasos, carbohidratos y azúcares y de bebidas con alcohol.

Entre el 30 y 35 por ciento de esos pacientes que ahora acuden a consulta son enfermos crónicos de diabetes, hipertensión, de corazón, de cáncer que incluso, durante el abuso de ciertos alimentos y bebidas estuvieron en riesgo de terminar en hospital por descompensarse y en casos graves hasta con peligro de sufrir accidentes cardiovasculares como algún infarto al miocardio o cerebral.

Las personas que sufren sobrepeso y obesidad tienen una solución en los grupos de Autoayuda

Se sube hasta tres kilos por la cena de Navidad, advierte IMSS

Tamales, pavo, bacalao, buñuelos, platillos que se disfrutan en las fiestas decembrinas hacen que los mexicanos suban en promedio tres kilos, por lo que especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan solamente tomar una porción de la cena de Navidad, que es lo que cabe en la palma de la mano.

Lo anterior lo dio a conocer la nutrióloga Rosa María Andrade García, encargada de Nutrición de la Unidad Metabólica de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), quien dijo que se aumentan más de tres kilos de peso durante las fiestas decembrinas, con el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad.

Sugerencias

La mejor recomendación es que antes de llegar a las reuniones navideñas se consuma una ensalada de verduras, a fin de no llegar con el estómago vacío y que al momento de cenar se coma con moderación.

Tomar un vaso de agua antes de iniciar con la comida sólida, ya que ello favorece una mejor digestión y una pronta satisfacción.

Explicó que el Seguro Social realiza de forma permanente acciones para prevenir y controlar el sobrepeso u obesidad, a través de pláticas que lleva a cabo en las Unidades de Medicina Familiar (UMF), en las que se abordan temas de nutrición, hipertensión y diabetes mellitus, estos últimos casos muchas veces son complicaciones del mal comer.

Comentó que los excesos de comida y de bebidas embriagantes durante esta época navideña no sólo incrementan el riesgo de subir de peso, sino también las complicaciones que esto conlleva, como son la elevación de glucosa, colesterol, triglicéridos y ácido úrico.

Resaltó que estas alteraciones son más peligrosas en las personas que ya padecen de sobrepeso y obesidad y que hoy representan el 70 por ciento de los mexicanos; por ello la importancia de no abusar de estos típicos platillos.

La nutrióloga Rosa María Andrade García aconsejó para no aumentar kilos en esta temporada masticar más de 30 veces el bocado, ello también permite una mejor digestión, buena distribución de nutrientes y una pronta satisfacción, “entre más mastiquemos nos vamos a sentir más satisfechos”.

Precisó que en esta época el ambiente festivo propicia un abuso de alimentos ricos en calorías, por lo que la mejor forma de quemarlas será aprovechando estas reuniones familiares para bailar o romper la piñata, de tal manera que se mueva el cuerpo.

Un consejo más, agregó, es tomar en ayunas al menos un vaso de agua tibia, esto ayudará a mantener más saludable a la flora intestinal y una óptima distribución de los alimentos y sus nutrientes en el organismo.

 

 

Una decisión clave


Estoy celebrando ahora mis nueve años de abstinencia. Para alguien que no puede seguir una dieta más de tres días, esto es un milagro. Un milagro que se ha hecho posible, gracias a CCA. Hace nueve años llevaba ya cuatro en CCA y no había logrado más de unos pocos días seguidos de abstinencia. Miraba a aquellos que llevaban años abstinentes y pensaba que no tenían el mismo trastorno que yo.

En aquellos cuatro años no pude avanzar mucho en los pasos porque no tenía una sólida práctica del primer paso en la cual basar mi recuperación. Guiado por el miedo y la desesperación, aprendí a usar  las herramientas de recuperación. Superé mi miedo a hacer llamadas telefónicas, sobre todo a aquellos que llevaban más tiempo abstinentes. Presté el servicio de preparar las sillas y distribuir la literatura en la reunión. Me reunía en mi casa con pequeños grupos de compañeros que se estaban recuperando de la recaída, escribía, meditaba y leía la literatura del programa.

Desde la niñez, el miedo siempre me ha anulado y me ha aislado. Sólo por la agonía de la compulsión por la comida me atrevía a acudir a otros para obtener ayuda. Después de cuatro años en CCA tenía la suficiente esperanza como para rendirme completamente. Había admitido mi impotencia antes, pero nunca que mi vida era ingobernable. Después de una semana de abstinencia, escribí un inventario del cuarto paso y se lo leí a un amigo con seis años de abstinencia.

Titubeé mucho, pero si quería tener lo que este amigo tenía (abstinencia duradera, claridad de pensamiento, respeto a sí mismo y recuperación), tenía que comprometerme a la abstinencia al cien por cien. Pero, ¿qué había de eso de comer cómo y cuándo quería? Tenía dos opciones: disciplina y recuperación o libertad y enfermedad. Mi Poder Superior intervino, opté por la abstinencia. Pero, ¿cómo? Después de cuatro años intentándolo y fallando, ¿Qué podía intentar ahora diferente? ¿Cómo podía estar seguro de que nunca volvería, sólo por hoy, a dar un bocado compulsivo? Muchas veces leí el folleto de CCA, Antes de que Tomes el Primer Bocado Compulsivo y estaba totalmente de acuerdo con él. Una y otra vez intenté y fracasé. ¿por  qué? Por que no sabía que era ese primer bocado compulsivo el que debía evitar. Sólo algunas veces lograba evitar el atracón, pero la mayor parte del tiempo sucumbía.

Así que tomé la determinación de identificar cuándo estaba enfrentándome a un primer bocado compulsivo y telefonear antes de tomarlo. Nueve años de abstinencia iniciaron con una sola comida. Ahora no estoy más lejos ni más cerca que antes de la compulsión por la comida. Sólo estoy a un bocado de distancia.

Nueve años de practicar, comprometerme y trabajar los pasos me han alejado de ese primer bocado. Dejé mi comida en manos de mi padrino. Durante varios años, no podía evitar los alimentos que me provocaban compulsión, porque eran casi todos, pero logré eliminar los peores. Pude entonces trabajar plenamente los pasos confiando en que el dolor, el miedo, la ira y el placer no me volverían a llevar a la comida. He conseguido ser honesto respecto a lo que como. Podía entonces aprender a ser honesto con todo lo demás.

Todo ha cambiado en unos pocos años. Ahora como todo tipo de comida sin ansiedad ni compulsión, y no planeo ya mis comidas ni se las confío a nadie salvo cuando estoy muy estresado y veo que lo necesito. Pero una cosa no ha cambiado: esté comiendo en casa, en un picnic, en un buffet, restaurante o en casa de un amigo, siempre estudio qué sería en ese caso un primer bocado compulsivo, y me comprometo a telefonear antes de tomarlo.

Mi vida es ahora maravillosa. Estoy comprometido para casarme, voy a volver a estudiar, las promesas se han convertido en una realidad para mi. Todo comenzó con mi abstinencia y mi compromiso de reconocer el primer bocado compulsivo y llamar antes, hace nueve años.

Glorieta, New México

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: