Corriente Independiente de La Laguna

Confianza en Nosotros Mismos


La primera vez que afrontamos la necesidad de admitir la derrota, la mayoría de nosotros se rebeló. Nos habíamos acercado a A.A. esperando que se nos enseñara la confianza en nosotros mismos. Pero se nos dijo que, en lo que concierne al alcohol, esa confianza no sólo era inapropiada, sino que constituía una desventaja. Nuestros padrinos declararon que éramos víctimas de una obsesión mental tan sutilmente poderosa que ninguna fuerza de voluntad humana podría abatirla. No podía pensarse en una victoria personal sobre esta compulsión, mediante la mera fuerza de voluntad.

* * * * *

Cuando tratamos de hacer que nuestra voluntad se conforme con la voluntad de Dios, empezamos a utilizarla correctamente. Para todos nosotros, ésta ha sido una revelación maravillosa. Todos nuestros problemas se han derivado del mal uso de nuestra fuerza de voluntad. Con ella hemos tratado de apabullarlos, en vez de buscar ponerla de acuerdo a los designios que Dios tiene para nosotros. El propósito de los Doce Pasos de A.A. es hacer este acuerdo cada vez más posible.

1. DOCE Y DOCE, Pág. 24

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: